viernes, 30 de marzo de 2012

Hoy se estrena en Zamora "Prefiero el paraíso"


Zamora, 30/03/12. Hoy se estrena en Zamora la película “Prefiero el paraíso”, que narra la vida de San Felipe Neri. Producida por los responsables de otro conocido largometraje sobre San Juan Bosco, llega a los cines españoles después de haber reunido a más de 6 millones de su estreno en televisión en Italia (donde se emitió como miniserie en la RAI).

La proyectará Multicines Zamora, en el pase diario de las 17,30 horas. Una buena ocasión para volver a ver, en Semana Santa, cine religioso actual. Para más información, consultar la cartelera de Multicines (Avda. Víctor Gallego 20; tlf. 980 510 298).

Prefiero el paraíso

Reseña de Luis Santamaría del Río publicada en la hoja diocesana Iglesia en Zamora nº 140 (1/04/12).

Hace unos días hemos oído por todos lados que la Constitución de 1812, la ya bicentenaria “Pepa” (que, por cierto, empezaba su texto invocando a Dios), fue promulgada en la iglesia del Oratorio de San Felipe Neri en Cádiz. Mucha gente no tendrá ni idea de que esto alude a la congregación fundada por ese santo. A Filippo Neri (1515-1595) lo llamaron el segundo apóstol de Roma, y también el santo de la alegría, o el juglar de Dios. Y ahora llega a los cines españoles una buena película sobre él.

Aunque es más conocido por su frase “Sed buenos si podéis”, el director italiano Giacomo Campiotti ha escogido para titular este largometraje una expresión que pone en boca del santo cuando el Papa le ofrece ser cardenal, y que canta una y otra vez con los niños callejeros de Roma:“¡prefiero el paraíso!”. La película que podemos ver a partir del 30 de marzo es la adaptación de la exitosa miniserie que coprodujeron la RAIy Lux Vide, con una magistral actuación del actor y cantante Gigi Proietti, muy popular en Italia.

He tenido ocasión de ver la película –larga, de 130 minutos de duración– antes de su doblaje al castellano, y puedo afirmar que refleja de forma entrañable, cercana y muy humana al apóstol de la alegría. Un cura que llega, sucio del camino, a la Ciudad Eterna porque quiere irse a las misiones con los jesuitas, pero que descubre su misión entre los más pequeños de la urbe, que viven abandonados y explotados. Entre muchas dificultades, contará siempre con la ayuda de Dios.

Parece que en los últimos tiempos resurge el cine religioso, y el público vuelve a tener interés en producciones como ésta. En nuestra ciudad tenemos la suerte de tenerla, por unos días, en Multicines Zamora. Consulten la hora en la cartelera, y no se la pierdan.



Para saber más:

jueves, 29 de marzo de 2012

Queremos ver a Jesús


DAVID VILLALÓN

Domingo V de Cuaresma – Ciclo B

“Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Jn 12,32)

Nos encontramos en el último domingo antes de comenzar la Semana Mayor de la fe cristiana. Hoy resuena en el Evangelio un grito, un deseo que muchos de nosotros también, en algún momento de nuestra vida, habremos expresado: «Queremos ver a Jesús». Se lo manifiestan unos griegos, gentiles, paganos, no judíos, al apóstol Felipe. ¿Qué expresan con este deseo? Alguien me podría contestar: «Está claro: conocer a Jesús». Pero conocer es más que simplemente ver. Ellos eran griegos, personas ajenas al pueblo judío, como nosotros hoy. Podría parecer que Jesús no tenía nada que ver con ellos, que no les decía nada, que no significaba nada porque no es más que un judío que está en Jerusalén para celebrar una fiesta religiosa propia. Pero la vida y el mensaje de Cristo les ha impactado y por eso intentan concertar un encuentro con Él, a través de Felipe. No les convence lo que otros le han dicho sobre Jesús, desean escucharlo por sí mismos, acercarse ellos personalmente, encontrarse con Él cara a cara.

Aquellos griegos lograron cumplir su deseo, se aproximaron a Jesús, guiados por quienes sabían dónde estaba Cristo —los apóstoles Felipe y Andrés— y lo vieron, pero, sobre todo, lo escucharon. «Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí», les dijo el Señor. ¿Elevado sobre la tierra? ¿Levitando, flotando, volando? Desde luego que no. Eso no atraería a nadie. Elevado en una cruz sobre la tierra, como prueba de su inmenso amor por nosotros, como prueba definitiva del amor de Dios por cada uno de nosotros. Eso sí atrae, eso sí impacta, eso sí consigue conmocionar a quien sabe apreciar las verdaderas dimensiones de esta imagen del hijo de Dios torturado hasta la muerte en una cruz por nosotros, por nuestros pecados, para nuestra salvación.

«Queremos ver a Jesús». Ahí lo tenéis: suspendido en la cruz, clavado en ella, muriendo ejecutado porque te ama y te salva. Elevado sobre la tierra para que sea visible a todos los que quieran contemplarlo. Es Dios hecho hombre para entrar en lo más profundo, en lo más oscuro, en lo más horrible de la humanidad y rescatarnos, sacarnos de ahí, llevarnos con Él hasta la realidad eterna de su gloria. «El príncipe de este mundo va a ser echado fuera». ¿Quién? ¿El emperador de Roma? No, no es Tiberio, se refiere al diablo. Para sacarnos de su influencia, para liberarnos de sus redes Cristo entrega su vida y Dios Padre lo resucita. Él ha vencido, Él ha salido victorioso. Nosotros somos libres de verdad. ¿Seremos capaces de ver al auténtico Jesús? Podemos, mejor incluso que aquellos griegos, pero ¿queremos ver a Jesús?

La educación… mejor con V de valor


RICARDO CASAS LORENZO

Muchas familias deciden estos días a qué colegio confiarán la formación de sus retoños. Una decisión aparentemente fácil que tiene consecuencias mayores. Cuando elegimos colegio para nuestros hijos no podemos obviar que el lugar en el que ellos se eduquen los próximos años va a dejar una huella para el resto de sus días.

Puede que a la hora de elegir nos rindamos a la modernidad de unas instalaciones o a la dotación de recursos. Lo transcendente en los ambientes educativos no es la cantidad de instrumentos de aprendizaje, ni siquiera la limpieza de las estancias y tampoco la cercanía al domicilio. Cuando hablamos de educación lo primordial de un centro es su Proyecto.

Los centros educativos de nuestra provincia gozan de buena salud, de hecho los informes que emiten las instituciones europeas (PISA) dan una nota alta al rendimiento en nuestra comunidad. Sin embargo esos mismos estudios sólo evalúan los resultados académicos.

¿Qué ocurre con los resultados de la educación en las personas? Existe una tendencia acentuada en los años precedentes que ha pretendido reducir el aprendizaje de los alumnos a lo puramente utilitarista para el día de mañana. Como consecuencia, el olvido del resto de dimensiones del ser humano, esenciales para su desarrollo personal y social. Hoy la sociedad echa de menos valores humanos válidos para crecer y construir un entorno más humano, con propuestas alternativas al estilo de vida convencional.

En nuestra provincia contamos con doce colegios concertados de carácter religioso en los que además de las enseñanzas regladas por la administración educativa, nos encontraremos con un modelo educativo definido, caracterizado por cuatro elementos esenciales: la preparación académica de los alumnos, la incesante labor en la educación en valores, el cuidado de la dimensión religiosa y el compromiso social con el entorno. Quien los conoce desde dentro sabe que la preparación académica va íntimamente ligada a una honda preocupación por formar personas íntegras asentadas en valores éticos y religiosos válidos en el siglo XXI, porque además de formar magníficos científicos, hemos de construir buenas personas que edifiquen la sociedad de mañana sobre las bases del humanismo, no desde el mercantilismo. No deberíamos olvidar que la mayor inversión que una familia hace en su vida no es otra que la educación de sus hijos, ese será su mejor legado.

viernes, 23 de marzo de 2012

El obispo de Zamora acompañará al Papa en su visita a Cuba


Gregorio Martínez Sacristán será uno de los pocos obispos españoles que acudirán a Cuba con motivo de la visita del Papa a la isla del 26 al 28 de marzo.

Zamora, 23/03/12. El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, estará en Cuba durante la visita apostólica que hará el papa Benedicto XVI del 26 al 28 de marzo, por primera vez en su pontificado. El prelado zamorano, invitado por la Secretaría General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, saldrá de España el sábado 24 y regresará el viernes 30 de marzo.

La razón de esta invitación es que monseñor Martínez Sacristán acudió diez veces a la isla caribeña como profesor, y después director (lo fue de 1988 a 1995), del Instituto Internacional de Teología a Distancia (IITD), cuando era sacerdote diocesano de Madrid. En esos diez años permaneció en Cuba alrededor de un mes en cada visita, impartiendo cursos de formación a diversos sectores de la Iglesia cubana, sobre todo a sacerdotes y religiosas. De hecho, varios de los obispos actuales han sido alumnos suyos.

Junto al obispo de Zamora viajará también el prelado abulense, Jesús García Burillo, que también viajó varias veces a Cuba como profesor del IITD. Residirán en La Habana, donde concelebrarán en la Misa que Benedicto XVI presidirá en la Plaza de la Revolución el 28 de marzo. Está pendiente de confirmarse su presencia en los actos que tengan lugar fuera de la capital, dependiendo de la organización y el transporte.

- Web oficial cubana de la visita: http://benedictocuba.cubaminrex.cu/

- Web del Vaticano:

Reportaje televisivo sobre el Seminario San Atilano


Reportaje sobre el Seminario Menor San Atilano, de la Diócesis de Zamora (España), emitido por la emisora local de TVCyL (La 8) el 16/03/12.

lunes, 19 de marzo de 2012

El 80% de los escolares zamoranos ha escogido Religión


En la Diócesis de Zamora 13.661 alumnos de los centros escolares se han matriculado para este curso de la asignatura de Religión Católica, lo que constituye casi el 80% de la población estudiantil, diez puntos por encima de la media nacional.

Zamora, 19/03/12. La Delegación Diocesana de Enseñanza hace públicas hoy las cifras de la matriculación en la asignatura de Religión Católica en la Diócesis de Zamora a partir de los datos estadísticos facilitados por los centros educativos públicos y concertados. De los 17.168 alumnos censados durante el curso escolar 2011/12, están matriculados en Religión 13.661, lo que constituye un 79,57%.

Estas cifras hacen que la Diócesis de Zamora se encuentre diez puntos por encima de la media nacional, ya que las estadísticas hechas públicas recientemente por la Conferencia Episcopal Española hablan de un 70,2% de alumnos, cuando en Zamora el porcentaje es prácticamente de un 80%. En total, casi 4.700.000 escolares cursan la asignatura de Religión en todo el país.

Si en la escuela concertada la práctica totalidad del alumnado cursa Religión, en la enseñanza pública los porcentajes son los siguientes: el 87% en Educación Infantil, el 82,67% en Educación Primaria, el 54,27% en Educación Secundaria Obligatoria y el 40% en Bachillerato. Los centros públicos tienen obligación de ofertar la asignatura confesional de Religión, pero la matriculación de los alumnos es voluntaria.

La Delegación Diocesana de Enseñanza valora muy positivamente estas cifras y considera que “la opción por la enseñanza de Religión en la escuela sigue siendo el complemento esencial para alcanzar la educación integral de los alumnos en las enseñanzas Primaria y Secundaria”.

Según el delegado diocesano, Juan Carlos López, “los profesores de Religión de la Diócesis de Zamora son conscientes de que su asignatura ofrece un plus formativo fundamental y desde hace años están inmersos en un programa de formación y reciclaje que pasa por actualizar conocimientos y recursos pedagógicos para alcanzar la excelencia educativa de sus alumnos”.

Además, explica, “los resultados porcentuales de los alumnos de religión en Zamora, muy por encima de la media nacional, son fruto de una fuerte tradición religiosa, pero también del empeño y del saber hacer que los docentes aplican en el día a día en las aulas. Ser alumno de Religión en el siglo XXI no es una opción sencilla, pero reporta beneficios culturales y personales que las familias siguen valorando muy positivamente y que se traducen en una confianza mayoritaria hacia el aprendizaje de los contenidos de la fe católica en la escuela”.

En este momento el profesorado de Religión de Zamora tiene como objetivo para el curso 2012/13 rentabilizar todos los recursos que ofrece la provincia tanto desde el punto de vista patrimonial como desde el punto de vista de la religiosidad popular para, así, añadir a los contenidos generales de la asignatura otros más locales que ayuden a conocer la cultura y tradición propias.

- Díptico promocional de la ERE para el curso 2012/13:

- Mensaje de los obispos españoles sobre la ERE y estadística nacional:

La serpiente y la Cruz


SANTIAGO MARTÍN CAÑIZARES

Domingo IV de Cuaresma – Ciclo B

“Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único” (Jn 3,16)

Cuando llegan fechas de romería, o la misma Semana Santa que ya tenemos a las puertas, siempre me hago la misma pregunta. ¿Dónde encontrar una palabra constructiva para aquellas personas que sobre todo están apegadas a una imagen? ¿Qué decirles sobre lo que representa su piedad hacia esas imágenes? Algunos me insinúan que no son más que un trozo de madera, pero me resisto a pensar así. Descubro en el evangelio de hoy una tradición judía, que quizá me ayude en este punto.

Jesús menciona el episodio en el que Moisés elevó aquella serpiente en el desierto. Y hace la comparación de que de esa misma forma Él será elevado. Aquella tradición está recogida en el libro de los Números. Cuenta cómo Moisés intercede por el pueblo ante Dios por el ataque de una plaga de serpientes. Moisés, instruido por Dios, colocó una serpiente de bronce en lo alto de un mástil y todo aquel que la miraba, aunque hubiera sido atacado por uno de esos reptiles, viviría.

Cuanto menos, parece curiosa la solución, y más cuando es conocida la inclinación del pueblo de Israel a abandonar a Dios por otros ídolos. La tentación estaba servida: un mástil con una serpiente que trae la salvación a quienes miran hacia ella. No es muy diferente de la fe, verdadera, profunda y sencilla de muchos hombres y mujeres de nuestro alrededor, que pueden tener la tentación de encerrar la grandeza de Dios en una imagen, y más cuando puestos sus ojos en ella oran por sus necesidades y hallan que son escuchadas.

Sea como fuere, parece que el pueblo al recordar aquel antiguo episodio en el libro de la Sabiduría, reconoce tras el signo de la serpiente de bronce el poder de Dios: «tenían un signo de salvación para recordar tus mandamientos, y el que lo miraba se curaba, no por lo que contemplaba, sino por ti, el Salvador». De esta misma forma el crucificado que se eleva en las devociones populares y en las liturgias es signo de aquel otro del Calvario. El mismo, que comparándose con la serpiente, no sólo nos trae una salvación mundana de las enfermedades, sino que nos trae una vida nueva. Porque tanto amó Dios al mundo que ya no colocó una serpiente de bronce como signo de su misericordia, sino que envió a su propio Hijo.

Pasión por el Evangelio


JOSÉ ÁLVAREZ ESTEBAN

Escribo con el punto de mira alzado, sobrepasando incluso la jornada del domingo que, por ser de Cuaresma, está llamada a prevalecer. Pero es que un escalón más arriba, a veinticuatro horas vista, se celebra la festividad San José y, con ella, el «Día del Seminario». Leo las Cartas Pastorales de los Obispos para la ocasión y es de admirar la sintonía, la general preocupación por la escasez de vocaciones al sacerdocio. Miramos al cielo y esperamos nos llueva el remedio a la pertinaz sequía, a la adversa meteorología vocacional. Nos dolemos, culpabilizamos incluso a Dios, Él es, nos decimos, el más interesado en dotar a su pueblo de pastores según su corazón.

La Conferencia Episcopal Española nos adelanta el dato de 51 seminaristas mayores más en este Curso 2011/2012 que en el pasado año y, con ser esperanzador el dato, miramos la infinitud de este nuestro mundo rural y se nos ocurre la misma pregunta entre sorprendida y esperanzada de Andrés a Jesús en la multiplicación de los panes y de los peces: «¿Qué es esto para tanta gente?». Hace ahora seis años escribía también un comentario («Lo necio y débil de Dios») ante el Día del Seminario y con el telón de fondo de la ordenación de «un» sacerdote. Y digo «un» no como artículo indeterminado, como si no hubiera nombre, sino como adverbio de cantidad. ¿Cómo cabría pensar, decía, que la ordenación de un solo sacerdote iba a suscitar tantas esperanzas, contribuir a elevar el ánimo de toda una Diócesis? Y es que la vocación al estado religioso o sacerdotal está contraviniendo la conocida ley de la oferta y la demanda: una necesidad tan sentida, una oferta tan limitada.

Difícil empresa la de engendrar sacerdotes en un camino minado por las incomprensiones, dificultado en el presente por la frialdad y el absentismo religioso, marcado por una crisis que depaupera el alma más que los bolsillos. Toda causa que merezca el nombre de noble y quiera perdurar necesita de amplios consensos. Esta es una. Quizás sea verdad que nuestras comunidades cristianas aún no han asimilado el alcance de la actual crisis vocacional. Llegar a ser cura requiere una determinada temperatura que aportan por igual el líquido amniótico materno, el calor y el amparo de la familia, el riego sanguíneo de la fe, las necesidades sentidas tanto de la Iglesia como de la sociedad. Escribo esto al observar la vida, los trabajos y afanes y ese tiempo sin tiempo de los jóvenes sacerdotes ordenados en los últimos años. «Pasión por el Evangelio» es lo suyo, «Pasión por el Evangelio» también en los formadores y en ese pequeño grupito de seminaristas menores en San Atilano, más que un requisito y un aval condición sine qua non para los elegidos de Dios.

jueves, 15 de marzo de 2012

El Padre Jony, cura rockero, vuelve a Zamora


Los profesores de Religión de Zamora han invitado al Padre Jony, cura rockero, a presentar sus actividades solidarias y la promoción de valores a través de la música en varios centros educativos de la provincia del 20 al 23 de marzo. También tendrá actos públicos en Zamora, Benavente y Toro.

Zamora, 15/03/12. La próxima semana estará en Zamora el Padre Jony, sacerdote catalán conocido por su faceta artística y sus actividades de sensibilización solidaria con adolescentes en toda España. Del 20 al 23 de marzo visitará varios centros educativos (institutos públicos y centros concertados), al menos de la capital, Benavente y Villalpando, y en ellos trabajará valores a través de la música rock y presentará su Fundación “Provocando la paz”.

Además de esta actividad, promovida por los profesores de la asignatura de Religión, y que tendrá lugar por las mañanas, todos los interesados podrán acudir a los actos públicos que se han programado en los tres núcleos principales de población de la provincia. Los actos consistirán en una presentación audiovisual y de los materiales elaborados por el Padre Jony y su Fundación “Provocando la paz”, que colabora con Manos Unidas en proyectos de desarrollo en el tercer mundo.

Así, el martes 20 estará en Toro, donde tendrá una presentación a las 18 horas en el Salón de Actos del Colegio del Amor de Dios. El miércoles 21 será el turno de Zamora, a partir de las 20,15 horas en La Alhóndiga. Y, por fin, el jueves 22 se acercará a Benavente, donde intervendrá a las 18 horas en el Salón de Actos del Colegio San Vicente de Paúl.

Como en otras ocasiones, se están promocionando estas actividades a través de los canales de la Diócesis de Zamora en las principales redes sociales de Internet (Facebook, Tuenti y Twitter).

Es la segunda ocasión en la que el Padre Jony se acerca a la provincia de Zamora, donde ya estuvo en diciembre de 2009, cuando presentó su libro Notas de un cura rockero. Joan Enric Reverté (su nombre real), de la Diócesis de Tortosa, compagina con su ministerio pastoral su afición a la música, lo que le ha llevado a sacar varios discos de rock.

Desde bien pequeño Reverté mostró interés por la música. En el Seminario de Tortosa creó su grupo “Seminari Boys”. Estudió solfeo, piano y canto. La muerte de un compañero por sobredosis le empujó a dar el paso definitivo, y en 1992 fue ordenado sacerdote. Actualmente es rector de la parroquia de San Pedro Apóstol de Les Cases d`Alcanar (Tortosa). Ha sido misionero en países como Guinea Ecuatorial y Honduras. En 1999 creó el grupo Properly, y en el 2005 sacó su primer disco y creó la Fundación “Provocando la Paz”, que tiene por objeto promocionar la paz y la solidaridad. También es el promotor de la “Plataforma Antiaborregamiento”.

Web oficial del Padre Jony: http://www.padrejony.com/

miércoles, 14 de marzo de 2012

El Seminario de Zamora: entre el recuerdo y la esperanza



Zamora, 14/03/12. La mesa redonda que tuvo lugar ayer, martes 13 de marzo, con motivo de la celebración del Día del Seminario el próximo domingo, reunió en el centro cultural La Marina a cinco de los rectores de los Seminarios Menor y Mayor que han marcado una época en la vida de la Diócesis de Zamora.

Cinco rostros de un Seminario

Tomás Calero durante 26 años fue formador (12 de ellos, rector) del Seminario Menor, ubicado por entonces en Toro (1963-1989). José Francisco Matías, más conocido por Joselín, ocupó este puesto desde 1989 hasta 1999. Le siguió en la tarea César Salvador durante seis años, de 1999 hasta 2005. Posteriormente, cogió las riendas Miguel Ángel Hernández –actualmente en EE.UU.– y a día de hoy el rector del Seminario Menor es Florentino Pérez. Por cierto, el rector más joven de España.

La moderadora de la mesa, Carmen Ferreras, destacó de Calero su gran conocimiento y facilidad con las nuevas tecnologías: “dicen de él que siempre está a la última”. De Joselín resaltó su cualidad como sacerdote “extremadamente ordenado para todo”. De César reconoció su “cercanía y desenvoltura incluso en los momentos críticos”.

Pero además de los responsables del Seminario Menor, también acudieron a la cita dos rectores del Seminario Mayor. La moderadora saludó a Agustín Montalvo, quien fue rector entre los años 1974 y 1992, diciendo que era y es “padre, en el sentido más amplio y hermoso de la palabra”. Sus pasos en el Seminario Mayor, ubicado por entonces en Salamanca, los siguió Eustaquio Martínez, que ocupó la rectoría de 1992 a 2009. De Eustaquio, Carmen Ferreras destacó su logro en la consecución de “importantes hornadas de curas”.

Bajo la atenta y emocionada mirada del obispo, Gregorio Martínez Sacristán, comenzaba la mesa redonda. El prelado quiso dar inicio a la charla con unas palabras de aliento para todos ellos: “aprovecho para felicitar a todos los rectores por su labor”, y se mostró optimista: “veo con esperanza el futuro porque hoy hay jóvenes en el Seminario Menor que dicen sin miedo que se plantean ser curas y el pasado sábado en Toro, durante la convivencia, hubo muchos chavales”.

Desde los años 70 hasta hoy

El primero en comenzar el relato de la historia del Seminario fue el sacerdote Agustín Montalvo. Durante sus 18 años como rector del Seminario Mayor vivió dos generaciones muy diferentes. En la primera se encontró unos seminaristas y una sociedad post-franquistas con muchas ganas de cambio, revolución y “la Iglesia tenía que dar una respuesta y por entonces tenía una palabra muy rica”. La Iglesia caminaba entonces por “el cambio hacia algo más cercano a todos, sobre todo a los pobres”.

Los seminaristas en esa época eran “críticos con la Teología que estudiaban” y aparece también un descenso del número de vocaciones. En 1969 el Seminario Mayor se traslada a Salamanca y los jóvenes seminaristas vivían “en la mística de lo pequeño, todos querían ir a pequeños pueblecitos”.

La segunda etapa de su rectorado Montalvo vivió una época, ya en democracia, en la que la sociedad vive un “cierto desapego hacia la Iglesia”. En el último año había en el Seminario Mayor 13 estudiantes. “Fueron unos años muy felices para mí”, sentenció el presbítero.

Eustaquio Martínez continuó en el Seminario Mayor incorporándose en 1992, cuando en España se vivía ambiente de fiesta: la Expo, Juegos Olímpicos… Pero se empiezan a oír términos como burbuja inmobiliaria o crisis. El ambiente educativo llegaba marcado por la aparición de Internet, una realidad que entonces “preocupaba” a los docentes y “entusiasmaba” a los alumnos, seminaristas y no seminaristas. En estos años la figura de Juan Pablo II se convierte “en un referente para los seminaristas”, los grupos vocacionales diocesanos surgen con fuerza y el Seminario Mayor de Zamora se coloca en una posición “referente” en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Tras la euforia provocada por la llegada del euro y la bonanza económica, comienza la gran depresión en 2007. Eustaquio asegura que comenzó el “aminoramiento de vocaciones” que provocó una reflexión: “cómo continuar este proceso formativo, quién se siente llamado, etc.”. Finalmente en 2009 se cierra la casa que la diócesis de Zamora tenía en Salamanca, el Teologado: “para mí supuso cerrar una etapa”.

Toro y Zamora, sedes del Seminario Menor

La historia del Seminario Menor comenzó a relatarla Tomás Calero. En aquellos años las instalaciones del Seminario Menor se encontraban en Toro. Calero recuerda que de aquel Seminario salieron 132 sacerdotes y 2 obispos, y estudiaron allí más de 1600 alumnos entre 1952 y 1995. Pero cuando llegó 1989 Tomás recaló en Benavente: “me mandaron de párroco a Benavente y yo poco sabía entonces de eso, de bautizos, de comuniones… Tuve que adaptarme a mi nueva vida”.

Joselín siguió el sendero marcado por Calero cuando el obispo Eduardo Poveda lo nombró rector del Seminario Menor de Toro: “una tarea difícil y apasionante”. El nuevo rector vivió la época en la que la diócesis se planteaba trasladar el Seminario a la capital, Zamora. “Podían estar los seminaristas algo despegados de la realidad de las actividades diocesanas” y así en el curso 95-96 se produjo el cambio a Zamora. Al lugar en el que actualmente se encuentra el Seminario Menor San Atilano.

Fue una época de inflexión vocacional y se perdieron algunos seminaristas: “pasamos de los más de 40 en Toro a los 30 aquí”. Otro aspecto importante del que participó Joselín fue la celebración del bicentenario del nacimiento del Seminario en 1997.

César Salvador recuerda que la sociedad vivía el efecto 2000 cuando él llegó al rectorado. Sus líneas educativas fueron claras: “mantener la fidelidad, nadar a contracorriente, y se insistió en que la elección del sacerdocio aunque no era masiva, sí es grandiosa”.

Le corresponde a César emprender, en medio de un gran boom económico, las reformas de las dependencias del Seminario de Zamora. Al mismo tiempo que la sociedad derrochaba en lo material, en el Seminario inculcaban “la austeridad, la humildad, la solidaridad y vivir en permanente actitud de agradecimiento”.

Por último, y después de la etapa de Miguel Ángel Hernández, llegó Florentino Pérez. El actual rector del Seminario Menor dice que se viven “tiempos recios, de crisis económica y sobre todo de valores y vocaciones”. En ese ambiente se desarrolla la realidad cotidiana del Seminario San Atilano, pero algo positivo ha devuelto la esperanza: “la JMJ ha sido clave y se ha vivido un rebrote de vocaciones”.

Y es que Tino, como le llaman sus alumnos, reconoce que la participación de los adolescentes en los Días en las Diócesis (DED) ha devuelto la esperanza vocacional. “Algunos de ellos después de la JMJ se plantean ser curas. Se han dado cuenta de que no es una realidad envejecida, sino que es algo joven y se han sentido interpelados por esos jóvenes”. La mesa redonda finalizó con el agradecimiento y bendición del obispo.


martes, 13 de marzo de 2012

Arrancan los actos del Día del Seminario en Zamora


Con una mesa redonda en la que participarán varios rectores del Seminario de las últimas décadas, y que tendrá lugar a las 20,30 horas de hoy en el Centro Cultural La Marina, arrancan los actos públicos de celebración del Día del Seminario en Zamora que, con el lema “Pasión por el evangelio”, se desarrollarán hasta el domingo 18.

Zamora, 13/03/12. El próximo domingo 18 de marzo se celebra en la Diócesis de Zamora el Día del Seminario, con el lema “Pasión por el evangelio”. El Seminario San Atilano cuenta con 36 alumnos que estudian Secundaria en el histórico edificio del centro de Zamora, y 1 seminarista mayor que cursa 2º de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Preocupación por las vocaciones

En su carta quincenal en la hoja diocesana Iglesia en Zamora, el obispo Gregorio Martínez Sacristán afirma que “nuestra Diócesis mantiene su propio Seminario, bien es verdad que en la actualidad vivimos una escasez notable de vocaciones sacerdotales, lo cual constituye una gran preocupación para mí, como también ha de serlo para todos y cada uno de los cristianos, ya que a todos nos incumbe la solicitud por las vocaciones”.

Por eso, el prelado subraya que “el Día del Seminario nos presenta una provechosa oportunidad para que nos interesemos y esforcemos más por promover, suscitar y acompañar nuevas vocaciones al ministerio sacerdotal, tanto respecto de nuevas incorporaciones al Seminario Mayor, como también de nuevos alumnos para nuestro Seminario Menor Diocesano”.

Por su parte, el rector de los Seminarios Menor y Mayor de Zamora, el sacerdote Florentino Pérez, en la rueda de prensa de presentación de la campaña afirmaba ayer que “en estos momentos, el 17% de los alumnos del Seminario Menor no descarta la posibilidad de ser sacerdotes en un futuro”. Son los signos de esperanza en una situación ciertamente preocupante, ya que Pérez señala que “el descenso del número de ordenaciones en los últimos diez años nos habla de una crisis vocacional a la que debe enfrentarse el Seminario”.

La oferta educativa del Seminario Menor

Por ello, la apuesta del Seminario Menor San Atilano para este curso ha sido, además de otras actividades públicas y la presencia en los medios de comunicación, la puesta a punto de una campaña publicitaria que, con el lema “Yo quiero ir”, pretende informar a toda la sociedad zamorana sobre la oferta educativa del centro.

En palabras del rector, “la característica principal que define al Seminario y lo diferencia de los demás centros educativos es que en él se ofrece una educación cimentada sobre la orientación vocacional. A todos los alumnos se les ofrece la posibilidad de plantearse la vocación sacerdotal, desde el más absoluto y escrupuloso respeto a la libertad personal de cada uno”.

La razón de realizar esta campaña es clara: “nos hemos dado cuenta de que no se conoce en Zamora nuestra oferta educativa integral”, reconocía Florentino Pérez. La campaña consta de un vídeo, colgado en YouTube y titulado “I go to Seminary”; de una lona colgada en la fachada principal del edificio; de un folleto explicativo de las características de nuestro centro; y de un cartel que se ha repartido por numerosos comercios y parroquias de Zamora.

“Nuestra oferta educativa tiene una calidad tan alta que merecer darse a conocer en nuestra sociedad, pero teniendo en cuenta que no buscamos la captación de un número elevado de alumnos, puesto que la personalización en la enseñanza es nuestra seña de identidad”, explicó a los medios el rector. En definitiva, “estamos convencidos de que la personalización, unida a una formación integral desde los valores del evangelio obtienen de cada alumno lo mejor de sí mismo, y le ayudan a madurar adecuadamente encontrando su propio lugar en la sociedad y en la Iglesia”.

Un centro privado y gratuito

El director pedagógico del Seminario Menor San Atilano, Juan Carlos López, destacó en la rueda de prensa el carácter “privado y gratuito” del centro educativo, una alternativa real en el panorama zamorano. Desde hace años “su objetivo ha sido alcanzar la excelencia educativa de quienes en él se matriculan. Los valores del evangelio vertebran este proyecto, siendo la personalización el principio irrenunciable de su metodología de trabajo: los chicos son siempre tratados de manera individual y de cada uno de ellos se intenta extraer lo mejor atendiendo a sus posibilidades”.

A este proceso de educación integral, continúa manifestando el responsable académico, “contribuye el trabajo vocacionado y profesional de un experimentado equipo docente y el apoyo del Gabinete Psicopedagógico, encargado éste último de afrontar las dificultades de aprendizaje de los alumnos”. De hecho, la tasa de aprobados supera el 90%.

Además de la asistencia a clase por las mañanas, “existen otras opciones que amplían los servicios del Seminario: comedor, estudio asistido, escuela de padres y actividades extraescolares”, que “conforman una oferta de primer orden haciendo de este proyecto un centro de referencia a nivel provincial”.

Agenda de actos

Las actividades con motivo del Día del Seminario arrancan esta misma tarde con una mesa redonda titulada “Pasión por el evangelio”, en el marco del Club La Opinión-El Correo de Zamora, a partir de las 20,30 horas en el Salón de Actos de Caja España-Duero de La Marina. Por primera vez hablarán juntos la mayor parte de rectores de los Seminarios Mayor y Menor de las últimas décadas: Tomás Calero, Agustín Montalvo, Eustaquio Martínez, José Francisco Matías, César Salvador, y el actual, Florentino Pérez.

El jueves se celebrará la tradicional vigilia diocesana de oración por las vocaciones, a las 20,30 horas en la iglesia de San Andrés, presidida por el obispo. Además, durante la semana se celebrarán vigilias arciprestales en Alcañices, Carbajales de Alba, Benavente y Toro.

El viernes la protagonista será la música, de la mano del grupo vocal e instrumental Alollano, dirigido por el zamorano Miguel Manzano, que ofrecerá un concierto a las 20,30 horas en la iglesia de San Andrés. Por otra parte, el sábado será una jornada de puertas abiertas en el Seminario, entre las 11 y las 18 horas. El domingo tendrá lugar el acto principal: la eucaristía presidida por el obispo en la iglesia de San Andrés a las 12 horas.

Vídeo de la noticia en TVCyL 8


lunes, 12 de marzo de 2012

Palabras de vida eterna


IGNACIO RODRÍGUEZ COCO

Domingo III de Cuaresma – Ciclo B

“No convirtáis en un mercado la casa de mi Padre” (Jn 2,16)

Ante Cristo y su Iglesia, algunos hoy siguen buscando signos y milagros, como los “muchos que creyeron en él viendo los signos que hacía”. Son los que sólo creen en la Iglesia por la labor caritativa que realiza, pero que reduciéndola a una ONG de beneficencia de tres al cuarto, no quieren saber nada de su doctrina ni de su moral, e incluso las consideran un “escándalo” cada vez que un obispo o el Papa las proclaman. Son los que niegan a la Iglesia que, más allá de la necesaria ayuda al pobre, pueda penetrar y transformar la vida humana en sus raíces (familia, bioética, sexualidad, economía, trabajo…) Otros buscan sabiduría y piden que “la Iglesia se adapte a los nuevos tiempos” y acepte los postulados de los poderes establecidos. Subyugados por la dictadura del relativismo, no pueden soportar que una determinada moral se muestre con pretensión de autoridad de ser el camino de la verdad y de la vida. Cualquier mandamiento, cualquier autoridad, y más aún si es de tipo religioso, es vista como algo opresivo, como una “necedad” que mata nuestra libertad y que conduce a una vida desdichada en la que “todo lo bueno o es pecado o engorda”.

Frente a esta concepción, en la Iglesia predicamos los mandamientos de un “Cristo crucificado, escándalo para los judíos, necedad para los gentiles” transmitidos ya en la Antigua Alianza y recibidos en la Nueva como principio de la conducta moral que debe regir la vida auténtica de todo ser humano. Los mandamientos no se reducen a la ayuda al necesitado, sino que abarcan todos los aspectos de la vida humana, “porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre”. Dios sabe lo que somos, qué es lo que nos hace felices. Por eso, el salmo llama a los mandamientos “palabras de vida eterna”, y quien los sigue tiene “descanso del alma” y “alegra el corazón”.

Jesús, como “Dios celoso” de la casa de su Padre, no puede soportar cómo el primer y principal mandamiento “no tendrás otros dioses frente a mí”, expresado en el Templo con el culto al único y verdadero Dios, es transgredido. Hoy, como siempre, la Iglesia corre el peligro de llenarse de cambistas que cambian su doctrina, principios y mandamientos; que quieren desvirtuarla, reducirla o convertirla en lo que no es, para que, abandonando el culto al Dios verdadero, termine adorando a “otros dioses” y se convierta en un mercado de ideas y creencias en el que cada uno construye su religión a la carta. Jesús los expulsó del Templo a azotazos; ¿estaríamos contraviniendo algún mandamiento si hacemos un cordel de cuerdas y “expulsamos” del Templo a los mercaderes…?

La Opinión-El Correo de Zamora, 11/03/12.

Record


MANUEL SAN MIGUEL

Dato del día 3 marzo pasado: 4.712.098 millones de personas sin trabajo. Sin palabras. Es un record para el Guiness. Se habla de ajustes, de recortes, de reformas, de economía financiera y economía real…

Mientras tanto, el informe FOESSA 2012 de Caritas Española, nos revela que España sufre la crisis de un modo peor que la media de la Unión Europea, afirmando que están aumentando las desigualdades, puesto que el 22% de los hogares está por debajo del umbral de la pobreza (unos 7800 euros de ingresos anuales para una persona sola). Al mismo tiempo, se afirma que un 30% de los hogares españoles no llega a fin de mes o que la tasa de pobreza en España sólo es superada por Rumanía y Letonia en Europa. No es tampoco agradable saber que son 1,8 millones de personas que viven en riesgo de pobreza o que la tasa de cobertura del desempleo está 15 puntos por debajo de otros países europeos.

Caritas ha atendido a 950.000 personas; ha recibido 1.800.000 solicitudes de ayuda y se ha gastado 2.950.000 euros como gasto social. Los autores del informe concluyen que: “Si se cumple el binomio «mayor volumen de necesidades – menos recursos para atenderlas» de una forma sostenida en el medio plazo, la tensión producida entre ambos factores acabará trasladándose a la sociedad española en términos de falta de cohesión social. Indicadores recientes nos muestran el aumento progresivo de la desigualdad en términos de ingresos y de la reducción de los ingresos medios de los hogares españoles”.

¿Quién paga los platos rotos de esta economía del Sin-Estar? (porque del Bienestar no tiene nada). Los de siempre, y ya sabemos quiénes son. Benedicto XVI en la Carta de Cuaresma de este año alude precisamente a la atención al otro, a la responsabilidad y la santidad personal. No son tres dimensiones de la vida cristiana por separado sino realidades profundas que tienen una proyección universal. Hemos de tomar conciencia de esta situación de tal magnitud para que seamos testigos creíbles. Pablo VI ya señalaba que «El mundo está enfermo. Su mal está menos en la dilapidación de los recursos y en el acaparamiento por parte de algunos que en la falta de fraternidad entre los hombres y entre los pueblos» (Populorum progressio 66).

La Iglesia de Jesucristo sigue interpelando y actuando. Es su deber y responsabilidad, pese a quien pese; otra cosa será acertar o no.

La Opinión-El Correo de Zamora, 11/03/12.

sábado, 10 de marzo de 2012

Crónica del encuentro de adolescentes en Toro


Hoy se ha celebrado en el Colegio del Amor de Dios en Toro el encuentro diocesano de adolescentes. Publicamos a continuación una crónica escrita por Gabriel Ramos, alumno del Seminario Menor San Atilano.

Toro, 10/03/12. El encuentro diocesano de adolescentes en Toro, un pueblo lleno de espíritu, ha estado compuesto por un montón de actividades, cada una de las cuales representaba un sacramento distinto, y acompañado de un montón de sacerdotes que nos contagiaban su alegría. A mí personalmente este encuentro me ha gustado mucho, ya que he podido conocer gente de todos los lugares de la Diócesis, y todos compartimos la mismas creencias, la misma fe.

Este encuentro comenzó a las 11 de la mañana en el Colegio del Amor de Dios, que nos acogió durante toda la convivencia. En el encuentro participamos unos 320 chavales de diferentes sitios de la Diócesis, la mayor parte de nosotros entre 14 y 16 años (3º y 4º de ESO), acompañados de nuestros párrocos, catequistas y monitores. Tuvimos la gran suerte de contar con gente de diferentes lugares, entre los que destacaron por número de asistentes Zamora ciudad, Aliste-Alba y Benavente, y como no los chavales de Toro, los cuales nos prestaron su pueblo durante todo un día.

Después del recibimiento, pasamos a la capilla del colegio, en la que todos los jóvenes rezamos y nos pusimos en manos de Dios ofreciéndole la convivencia. Después nos repartieron en grupos y empezamos a trabajar en los talleres. Los talleres, que como ya dije antes, estaban enfocados a los sacramentos, nos sirvieron para poder interpretar de otra manera distinta los sacramentos y lo que ellos conllevan, por ejemplo el sacramento del bautismo, en el que nos mancharon las manos de ceniza, que simboliza el pecado, y nos las lavaron, lo que simboliza la limpieza del bautismo. Después de los talleres hubo una mesa redonda, en la que nos explicaron los sacramentos del servicio a la comunidad: un matrimonio, un hijo de una familia cristiana, un sacerdote y un joven que se plantea su vocación al sacerdocio.

Yo he sido privilegiado, ya que me ha tocado dar testimonio como joven que se está planteando la posibilidad de ser sacerdote. Esto a mí me ha marcado. Yo pensaba que al contar mi experiencia y decir mi vocación, muchos chavales me darían de lado, e incluso me ignorarían, pero me confundí: al contar mi experiencia como cristiano, y mi vocación al sacerdocio, los chavales entre 14 y 16 años a los que les estaba hablando se quedaron asombrados, se interesaron por mi vocación y querían descubrir más sobre ella.

A continuación paramos a comer cada uno la comida que nuestras familias con todo cariño nos habían preparado. Al acabar volvimos a los talleres, para terminar de ver los sacramentos que nos quedaban, los de curación. Y finalmente llego el obispo, Gregorio Martínez Sacristán, que nos dio las gracias por nuestra asistencia. Con él, hicimos un pacto en el cual tres síes tenían que marcar nuestra vida: el primero un “sí a Jesús”, el segundo, “sí a la Iglesia, y el tercero, “sí a nosotros mismos, a nuestra vocación. Al acabar con la oración final nos marchamos a casa a predicar lo aprendido, y a aprender lo predicado.

Álbum fotográfico del encuentro en: http://t.co/idCNGeOK

jueves, 8 de marzo de 2012

Fallece el sacerdote Félix Blanco, profesor emérito del Claudio Moyano


Hoy ha fallecido en Zamora a los 76 años Félix Blanco Gago, sacerdote diocesano natural de Matellanes, que fue profesor de Religión durante muchos años en el Instituto Claudio Moyano.

Zamora, 8/03/12. En la madrugada de hoy ha fallecido en Zamora el sacerdote diocesano Félix Blanco Gago, profesor emérito del Instituto “Claudio Moyano”, a los 76 años de edad y 52 de sacerdocio. El velatorio está instalado en el Tanatorio de Alcañices, y la Misa de funeral se celebrará mañana, viernes 9 de marzo, a las 11 horas en la iglesia parroquial de Matellanes, su localidad natal.

Nacido en Matellanes en 1935, fue ordenado presbítero en 1959, y al año siguiente se licenció en Teología. Su primer encargo fue el de coadjutor de la parroquia de Cristo Rey de la capital, de 1960 a 1972, año en el que pasó a ser delegado diocesano de Juventud, consiliario de Jóvenes de Acción Católica y capellán de las Misioneras del Corazón de María.

Durante mucho tiempo estuvo vinculado a la docencia de Religión Católica, que ejerció en el Instituto “Claudio Moyano” de Zamora hasta el año 2000, en el que se jubiló. Además, fue profesor del Centro Teológico Diocesano “San Ildefonso” y delegado diocesano para el Congreso de Profesores Cristianos de 1986.

También fue habitual de la prensa, realizando durante muchos años el comentario al evangelio dominical en el diario La Opinión-El Correo de Zamora.

Descanse en paz. Descanse en Dios.

lunes, 5 de marzo de 2012

El obispo bendice la capilla renovada del Seminario San Atilano


A las 20 horas de hoy el obispo de Zamora presidirá la eucaristía en la que bendecirá en su reapertura al culto la capilla del Seminario San Atilano después de las obras de remodelación.

Zamora, 5/03/02. El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, presidirá esta tarde la eucaristía en la capilla del Seminario San Atilano – Casa de la Iglesia, por vez primera desde las obras de remodelación que acaban de terminar la semana pasada. Será la ocasión para bendecir el lugar en su reapertura al culto, y el prelado dedicará el altar.

La celebración, que comenzará a las 20 horas, será concelebrada, entre otros, por el rector del Seminario San Atilano, Florentino Pérez, y por el director de la Casa de la Iglesia, Fernando Toribio, vicario de pastoral.

Hace algo más de 12 años que el edificio del Seminario San Atilano está en proceso de reforma y adaptación a las necesidades actuales. Cuando en 2004 se concluyeron las obras de remodelación de lo que actualmente es la Casa de la Iglesia, en la planta principal del edificio, quedó pendiente realizar una capilla de uso compartido por el Seminario y la Casa de la Iglesia.

Hasta el momento se había venido usando el espacio reservado para ello gracias a los elementos prestados por diversas instituciones. Así, el altar y las credencias habían sido depositados en el Seminario por la S.I. Catedral, para poder celebrar la Eucaristía. Las imágenes también habían sido depositadas por distintas comunidades parroquiales como, por ejemplo, la parroquia de San Torcuato.

Una capilla más moderna

A comienzos del curso 2011/12, con la aprobación de la Delegación Diocesana para el Patrimonio y la Cultura, de la Delegación Diocesana de Liturgia y del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos, “se procedió a diseñar una nueva capilla de líneas más modernas”, según explica el rector, Florentino Pérez, que ha sido el responsable, junto con Narciso-Jesús Lorenzo, del asesoramiento teológico y litúrgico.

Han sido tres semanas las que ha necesitado la capilla para ser remodelada, “buscando las líneas sencillas y tratando de plasmar lo que es el proceso vocacional”. La realización y el diseño ha estado a cargo de Teresa Álvarez, profesora del Seminario San Atilano, miembro de la Société Nationale des Beaux-Arts (SNBA) y ganadora del Premio Internacional Yves de Valence en el Louvre de París.

Las imágenes de Cristo Resucitado y de la Virgen María son de madera de tilo. El sagrario es de bronce dorado y, al igual que la imagen de Cristo que preside la capilla, procede de Italia, del Laboratorio Grupo Litúrgico. La imagen de la Virgen es de los talleres Anrro de Madrid. Los bancos, el altar, la sede y el ambón los ha realizado el ebanista zamorano Juan José Pérez Lorenzo.

Álbum fotográfico en:
https://picasaweb.google.com/115137003494754343816/CapillaRenovadaDelSeminario

Rito de dedicación del altar

El rito de la dedicación del altar constituye un momento simbólico muy especial, ya que en la liturgia católica el altar representa a Cristo, y como tal recibe veneración. De hecho, se celebra una Misa específica para la ocasión de la dedicación, que resumimos a continuación.

Los ritos iniciales de la misa de la dedicación de un altar se hacen en la forma acostumbrada, pero, en lugar del acto penitencial, el obispo bendice el agua y rocía con ella al pueblo y las paredes del templo, y hace lo mismo con el nuevo altar (lustración). Después continúa la liturgia de la Palabra, y después de la homilía se omite la oración de los fieles (peticiones), ya que en su lugar se cantan las letanías de los santos. Al acabar, el obispo suplica a Dios “para que este altar que va a ser dedicado a tu nombre sea lugar de salvación y de gracia, donde el pueblo cristiano, reunido en la unidad, celebre el sacrificio de Cristo y se construya en el amor”.

La celebración de la eucaristía es el rito máximo y el único necesario para dedicar un altar; no obstante, de acuerdo con la común tradición de la Iglesia, tanto oriental como occidental, se dice también una peculiar oración de dedicación, en la que se expresa la voluntad de dedicar para siempre el altar al Señor y se pide su bendición. En ella, el obispo pide a Dios que “esta piedra sea para nosotros signo de Cristo. Sea la mesa del banquete gozoso a la que acudamos llenos de alegría”, y también que “sea fuente de unidad y de concordia para todos los que formamos tu Iglesia santa; fuente a la que tus hijos acudan hermanados para beber en ella el espíritu de mutua caridad”, entre otras cosas.

Después tienen lugar los ritos de unción, incensación, revestimiento e iluminación del altar, que expresan con signos visibles algo de aquella acción invisible que Dios realiza por medio de la Iglesia cuando ésta celebra los sagrados misterios, en especial la eucaristía. En primer lugar, el obispo unge con el crisma en el medio y en los cuatro ángulos del altar, convirtiéndolo así en símbolo de Cristo, el Ungido.

A continuación, se coloca sobre en el centro del altar un brasero, y el obispo quema incienso en él, para significar que el sacrificio de Cristo, celebrado allí, sube hasta Dios, así como las oraciones de los fieles. Luego tiene lugar la vestición del altar con el mantel, como mesa del banquete del Señor, a la cual los fieles se acercan alegres para alimentarse del Cuerpo y la Sangre de Cristo inmolado, y se ponen los candelabros y el crucifijo. Por último, el obispo entrega una vela encendida para que se enciendan esos candelabros, lo que se denomina la iluminación del altar.

El obispo besa entonces el altar, en el que celebra la eucaristía, que es la parte principal del rito, y que continúa con normalidad. En el prefacio se dice que el altar “es el lugar santo donde se ofrece incesantemente el sacrificio de Cristo, se tributa una alabanza perfecta y se lleva a cabo nuestra redención”. Al finalizar la celebración, los sacerdotes y todos los fieles se acercan a besar el altar como signo de veneración.

Conozcamos la identidad de Jesús: la Transfiguración


ANTONIO JESÚS MARTÍN DE LERA

Domingo II de Cuaresma – Ciclo B

“Este es mi Hijo amado; escuchadlo” (Mc 9, 7)

Está claro que este relato, en el segundo domingo de cuaresma, apunta claramente a la resurrección de Jesús. El relato lo sugiere al presentar a Jesús transfigurado, deslumbrante. Y el mismo Jesús hace referencia expresa a su propia resurrección de entre los muertos. Estamos, por tanto, ante un evangelio de vida que trasciende la muerte y pretende mantener viva la esperanza.

Jesús, que se ha hecho acompañar por Pedro, Santiago y Juan, aparece junto a Elías y Moisés. Estos dos últimos personajes representaban en el judaísmo de la época el profetismo y la ley (Torá), síntesis del Antiguo Testamento, y que según la tradición judía deberían aparecer junto al Mesías, esto se confirma en este pasaje y en la persona de Jesús. La Palabra de Dios avala la vida y la predicación de Jesús, el Hijo de Dios, como confirma la voz que viene del cielo.

Los discípulos quieren quedarse allí: «¡Qué bien se está aquí!», dirá Pedro. Ante la manifestación de Dios el hombre experimenta el bienestar, pero el Señor manifiesta que antes de la gloria están el sufrimiento y la cruz.

La escena culmina de forma extraña: «Se formó una nube que los cubrió y salió de la nube una voz: Éste es mi Hijo amado. Escuchadlo». El movimiento de Jesús nació escuchando su llamada. Su Palabra, recogida más tarde en cuatro pequeños escritos, fue engendrando nuevos seguidores. La Iglesia vive escuchando su Evangelio.

También hoy, lo único decisivo que podemos ofrecer los cristianos a la sociedad moderna es la Buena Noticia proclamada por Jesús, y su proyecto de una vida más sana y digna.

Hemos de hacer que corra limpia, viva y abundante por nuestras comunidades. Que llegue hasta los hogares, que la puedan conocer quienes buscan un sentido nuevo a sus vidas, que la puedan escuchar quienes viven sin esperanza. Hemos de aprender a leer juntos el Evangelio. Familiarizarnos con los relatos evangélicos. Ponernos en contacto directo e inmediato con la Buena Noticia de Jesús.

La transfiguración es el anticipo de algo que a muchos no nos acaba de entrar en la cabeza: la vida de Jesús no es un recuerdo de la historia pasada, sino que sigue presente en la historia nuestra, en la historia de todos los tiempos. Porque Jesús es el Viviente, que trasciende el espacio y el tiempo. Por eso ahora y siempre podemos seguir «escuchando» su palabra.

Vuelve el debate (I)


ÁNGEL CARRETERO MARTÍN

Parece que algún medio de comunicación está intentado reavivar el debate sobre la asignatura de Religión católica a base de someterla a nuevos vapuleos. Desde luego nunca faltarán quienes permanezcan al pie del cañón hasta que conseguir verla reducida a cenizas. Por ahora dicho intento es un poco difícil si se tiene en cuenta que una gran mayoría de padres españoles sigue demandando la asignatura para sus hijos. Sin embargo podemos hablar y escribir ríos de tinta si hace falta; eso sí, sin hacer un circo de este asunto, sin demagogias, con un mínimo de objetividad y honestidad.

Por una parte se le acusa a la asignatura de «privilegio» de la Iglesia Católica olvidando el artículo 16.3 de la Constitución española: «Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones». Puestos a recordar no se nos olvide tampoco la reforma que hizo el Gobierno en 2004 al dejarla sin evaluar y sin alternativa y, por tanto, faltando al Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede de 1979 que la equipara «a las demás disciplinas fundamentales», quedándola reducida en la práctica a una actividad extraescolar. Cómo es posible que no se le ponga la cara colorada a quien sigue hablando de «privilegio» cuando se trata de «lapidación» del derecho a recibirla, no de la obligatoriedad de cursarla.

De otro lado se etiqueta a la asignatura de simple «catequesis» o «adoctrinamiento» para lo que tendría que tener su lugar propio en las iglesias o sacristías. Quienes así piensan todavía no quieren enterarse de que no son cosas iguales aunque se complementen. Mientras que en catequesis se emplea un lenguaje teológico (por ejemplo, «creo en Dios Padre...»), la enseñanza de Religión explica la fe cristiana no en el sujeto que la estudia sino en la comunidad de la Iglesia (siguiendo con el ejemplo, «los cristianos afirman o creen que...»). La Escuela, como sede de afirmaciones verificables y públicas debe tener el mismo orden de conocimiento a la hora de estudiar a Felipe II, el dióxido de carbono o los contenidos de la clase de Religión. Ahora bien, que esta asignatura sea informativa no significa que tenga que dejar de ser formativa. La Religión católica forma informando, no forma adoctrinando. En este sentido la historia y la lengua también tienen que formar de igual manera que el átomo de hidrógeno o el sistema solar nunca habrían de resultar fríos al alumno. Pero a ningún estudiante de Religión católica se le exige experiencia de fe, pertenencia a una comunidad cristiana o compromiso moral, cosa que no pueden decir los estudiantes de religión islámica de nuestro país. Y, sin embargo, nadie protesta por ello.

sábado, 3 de marzo de 2012

Se estrena en Zamora el cortometraje “Alba”


El lunes 5 se estrenará en los Cines Valderaduey de Zamora a las 17 horas el cortometraje Alba, realizado por Contracorriente Producciones y proyectado en el marco del Día del Seminario.

Zamora, 3/03/12. El Seminario San Atilano presenta, en el marco de los actos para celebrar el Día del Seminario 2012, y adelantándose una semana al resto de convocatorias, el cortometraje vocacional Alba, dirigido por Pablo Moreno y realizado por Contracorriente Producciones, de Ciudad Rodrigo.

El estreno en Zamora, al que asistirán algunos de los responsables de la cinta, tendrá lugar en los Cines Valderaduey el próximo lunes 5 de marzo a las 17 horas. Se proyectará el cortometraje, que dura 23 minutos, y la entrada será libre hasta completar el aforo. El cortometraje será presentado por su director, Pablo Moreno, por otro de sus responsables, Juan Carlos Sánchez, y por el protagonista, Jordi Mesa.

Alba narra la historia de un cruce de caminos, que además es un cruce de vidas. Gabriel, es un sacerdote diocesano que vive en una comunidad rural, como cada domingo madrugará para celebrar la Eucaristía en cinco pueblos. Al alba estará recorriendo las carreteras de una zona rural casi desértica, pero esta mañana de domingo será diferente: Gabriel tendrá que prestar socorro a un grupo de jóvenes atrapados en un coche volcado, una carrera contrarreloj por mantener con vida a Alba, una joven que ha resultado gravemente herida.

Una vez más, las redes sociales de Internet están siendo el principal medio de difusión del estreno, habiéndose difundido un evento en Tuenti, además de la información correspondiente en el perfil de Facebook y en la página de Twitter de la Diócesis de Zamora.

Es la segunda vez que Contracorriente Producciones estrena uno de sus filmes en Zamora, ya que en 2009 sus responsables acudieron a la capital para presentar, también en los Cines Valderaduey, la cinta Pablo de Tarso, también rodada en tierras mirobrigenses.

Tráiler del cortometraje: http://www.youtube.com/watch?v=RAs8sQxBnNk


viernes, 2 de marzo de 2012

Fallece Santiago Oliveros, capellán emérito de la Residencia “Virgen del Canto” de Toro


Hoy ha fallecido en Zamora el toresano Santiago Oliveros Pardo, sacerdote diocesano, a los 86 años. La Misa de exequias tendrá lugar mañana sábado a las 12,30 horas en la parroquia de la Santísima Trinidad de Toro.

Zamora, 2/03/12. Esta tarde ha fallecido en Zamora el sacerdote diocesano Santiago Oliveros Pardo, capellán emérito de la Residencia de Ancianos “Virgen del Canto” de Toro, a los 86 años de edad y 63 de sacerdocio. El velatorio está instalado en el Tanatorio de Toro, y la Misa de funeral se celebrará mañana, sábado 3, a las 12,30 horas en la iglesia parroquial de la Santísima Trinidad de esa ciudad.

Nacido en Toro en 1925, fue ordenado presbítero en 1949, estrenando su ministerio como cura ecónomo de Palazuelo de Sayago y encargado de Formariz y Mámoles. En 1952 fue nombrado mayordomo del Seminario Mayor de Zamora. En 1955 fue capellán durante unos meses del Asilo de Ancianos de la capital, para pasar a ocupar en 1955 la capellanía de las Siervas de San José de Zamora.

En 1967 comenzó a ser beneficiado de la S.I. Catedral (cargo que ocupó hasta 1986), y en 1980 se encargó de la parroquia de Arcenillas. En 1983 fue nombrado capellán de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos de la capital, y en 1984 se trasladó a Toro, para ser el capellán de la Residencia “Virgen del Canto”, ministerio en el que estuvo hasta 2011. También fue nombrado, a su llegada a Toro, rector de la ermita de la Virgen del Canto y capellán de la Cofradía y Damas de la Corte.

Descanse en paz. Descanse en Dios.

¿Quieres ser feliz? Conviértete


DAVID VILLALÓN

Domingo I de Cuaresma – Ciclo B

“Está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1,15)

Iniciamos un nuevo tiempo litúrgico, el tiempo de Cuaresma, que nos llevará hasta el Triduo Pascual, la celebración del misterio central de la fe cristiana: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo. Hoy se proclama el comienzo del evangelio que leeremos durante los domingos y solemnidades en la Eucaristía: el evangelio según san Marcos, el más antiguo, el primero que fue escrito. Jesús acaba de ser bautizado por Juan en el río Jordán y comienza ahora su misión pública en medio de los hombres y lo hace planteando el lema de su mensaje: «Se ha cumplido el tiempo y está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio».

Podríamos decir que el Señor tiene como principal objetivo en su tarea el anuncio del Reino de Dios. Esta es la Buena Noticia (traducción de la palabra griega «evangelio») que, por encargo de Dios Padre, Cristo viene a darnos a conocer. Pero, ya desde el principio, el Señor pone dos condiciones para acoger completo el mensaje: convertíos y creed. Conversión y fe, dos acciones que nos llevan a acoger la Buena Noticia, el Evangelio del Reino de Dios. Convertirse para creer, convertirse para tener fe y detectar la cercanía del Reino de Dios.

¿Qué significa «convertirse»? ¿Qué entendemos por conversión? Literalmente es un cambio de mentalidad («metanoia», en griego), pero es algo mucho más profundo y mucho más global. Pablo VI definió la conversión como «un total cambio interior, una transformación profunda de la mente y del corazón». Pero, ¿por qué tenemos que transformarnos así, total y profundamente? Porque con la vida que llevamos no somos capaces de captar la verdadera esencia de la fe, no somos capaces de encontrar al verdadero Cristo ni de dejarnos encontrar por Él, no somos capaces de ser transformadores de la realidad para que el Reino de Dios se haga experiencia posible a nuestro alrededor. Este proceso conlleva sufrimiento, cierto, no podemos engañarnos. Estamos muy acostumbrados a vivir, a pensar, a actuar de una manera determinada y cambiar algo que está tan enraizado en nosotros nos cuesta, lógicamente. Pero, ¿por qué vamos a cambiar? ¿Para ser peores personas? ¿Para ser más infelices? ¿Para hacer de nuestra vida algo insoportable? Por supuesto que no. Nadie emplearía sus energías en algo que le va a suponer un futuro de amargura y tristeza. Cristo nos pide lo contrario. Cambia, déjate ayudar por Cristo a transformarte, para ser más feliz. Sí, para ser más feliz, para ser mejor, para más bueno, para ser santo. ¿Es posible? Sí, lo es. Si deseas ser feliz, Cristo te va a ayudar a serlo. Fíate de Él, confía en Él.

La Opinión-El Correo de Zamora, 26/02/12.