domingo, 31 de octubre de 2010

Santiago del Burgo, un templo románico para la adoración eucarística


Zamora, 31/10/10. La iglesia de Santiago del Burgo, en la céntrica calle zamorana de Santa Clara, y restaurada recientemente en el marco del proyecto cultural Zamora Románica, fue reabierta al culto el pasado 9 de octubre, en una celebración eucarística en la que el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, presidió también la dedicación del altar.

Poco a poco, se ha ido acondicionando para la adoración permanente del Santísimo Sacramento mientras el templo permanezca abierto, “testimoniando en medio de la ciudad que Cristo es el Enmanuel, el Dios con nosotros”, en palabras del encargado de la iglesia, Narciso-Jesús Lorenzo, delegado diocesano de Liturgia.

En una carta dirigida a los sacerdotes, a las religiosas de vida activa y a los miembros de asociaciones eucarísticas, asociaciones laicales y cofradías, se solicita la ayuda de todos para organizar este tiempo de adoración sacramental: “animamos a los fieles de asociaciones eucarísticas y marianas, de comunidades religiosas de vida activa y de las parroquias, movimientos y Comunidades Neocatecumenales, Cofradías de Semana Santa y Gloria a ofrecer al Señor media hora de adoración a la Semana, según sus posibilidades”.

Además de la eucaristía diaria (excepto los domingos y solemnidades) a las 13 horas, el templo de Santiago del Burgo no ofrecerá más convocatoria que las primeras Vísperas del domingo, los sábados a las 18 horas, y algunos momentos para la confesión sacramental, “decididos a no restar nada a los actos eucarísticos de las parroquias ya existentes o que puedan surgir, así como a otras actividades pastorales”.

Por ello, Narciso-Jesús Lorenzo llama a hacer “todo lo posible por fomentar esta visita al Santísimo, ocasión estupenda para la oración de adoración e intercesión, y además un testimonio de fe para que los que visiten nuestras iglesias, descubran que realmente son lugares de oración. Asimismo, los grupos que por iniciativa propia deseen reunirse y hacer plegarias ente el Santísimo Sacramento expuesto, sólo tienen que pedirlo”. Las personas y grupos interesados pueden inscribirse en la misma iglesia, “sin más compromiso que su propósito de orar”.

La Diócesis de Zamora pretende que Santiago del Burgo sea “una llama de fervor y de fe en medio de la ciudad”, porque “además de la comunión eucarística y de la participación en la Santa Misa necesitamos de la oración para escuchar en la intimidad del corazón a Jesús, meditando su Palabra, pero también ser ante tantos y tantos que admiran nuestro patrimonio religioso pero que no perciben la presencia de Cristo, ni el mundo, ni en nuestros templos, ser una llama, un testimonio de fe con nuestra oración”.

Zaqueo, jefe de publicanos


JESÚS GÓMEZ FERNÁNDEZ

Domingo XXXI del tiempo ordinario – Ciclo C

“El Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido” (Lc 19, 1-10)

La ciudad de Jericó está considerada como la ciudad más antigua del mundo. Los israelitas la llamaban “la ciudad de las Palmeras”. Por sus 18 kms. de palmeral según testimonio del incansable viajero Estrabón, y sus dátiles tenidos en Roma como los mejores del mundo, por su arboleda de bálsamo y sus huertos feraces, Flavio Josefo la llamó “ciudad divina”. El año 30 a.C. el emperador Octavio Augusto se la apropió y en tiempos de Cristo era una ciudad romana. Sus propietarios vivían fuera y arrendaban sus posesiones. Dadas sus riquezas y su título de jefe de publicanos, es casi seguro que Zaqueo era un arrendatario.

Los evangelios mencionan frecuentemente a los publicanos. El pueblo judío tenía que pagar 1º) el tributo que Roma arbitrariamente le marcaba, 2º) lo que por su cuenta añadiría Pilatos, 3º) las ganancias de quien, gracias a su fortuna, adelantaba el pago de este amañado tributo y se resarciría al cobrarle al pueblo los impuestos y 4º) las ganancias de los recaudadores de impuestos, judíos, publicanos de mote, que subarrendaban el cobro directo de una porción de impuestos. Su título de “presidente de publicanos” nos permite suponer que era un publicano con recaudadores a su servicio.

Hoy todos los habitantes de Jericó están en la calle. El profeta de Nazaret visita la ciudad; un profeta que no tiene el más mínimo reparo en codearse con los publicanos. Zaqueo seguramente lo sabe y quiere verlo. ¡Buena le espera! En cuanto Jesús lo vio, a las primeras de cambio se auto-invitó: “Rápido, que hoy me quedo en tu casa”.

La gente protesta. Jesús no se inmuta: “Hoy ha venido la salvación a esta casa”. Arrepentido de sus muchas injusticias, Zaqueo reparte la mitad de sus bienes entre los pobres, con el resto restituye el cuádruplo a quienes ha robado y algo –digo yo– le quedará en la cartera. Era rico de verdad. En los años 50 una pieza de teatro, La Muralla, tuvo mucho éxito; trajo la salvación a algunas casas: ricos convertidos en Zaqueos. Cuando se piensa seriamente en Dios, un Dios padre, pero que no es indiferente al comportamiento de sus hijos y les exige justicia y caridad verdadera bajo pena de condenación, no valen bromas. Y al bifurcarse el camino: o cielo o infierno, o salvación o condenación, el hombre sensato elige el primer camino, como hizo Zaqueo. Salvación y camino que lleva al cielo son la misma cosa.

La Opinión-El Correo de Zamora, 31/10/10.

La cruz, a paseo


LUIS SANTAMARÍA DEL RÍO

El próximo 10 de noviembre llegarán a Zamora, por Benavente, los dos signos principales de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ): la Cruz de los Jóvenes y el icono de María. Hasta el día 14 harán un amplio recorrido a modo de peregrinación que integrará el encuentro de personas, la oración y la presencia en lugares de dolor. Y, sobre todo, será una muestra pública de la fe cristiana, con el simple hecho de mostrar el que consideramos instrumento de nuestra redención. Algunos podrán decir que no es nada nuevo, ya que vivimos en una tierra acostumbrada a barrer la calle para que pasen por ella Cristo y su Madre, como canta el célebre «Bolero de Algodre». Sin embargo, esta cruz y esta imagen mariana tienen un profundo sentido, que se lo ha dado su viajar por todo el mundo, encomendados por Juan Pablo II a los jóvenes, para hacer presente a Jesús de Nazaret, Señor de la historia, en todos los rincones de la tierra.

Una cruz de madera, sin más. Nada de arte ni nada de belleza. Por eso, cuando ante las actitudes de desprecio de este signo en nuestra sociedad, algunos salen a defenderlo no por motivos religiosos sino artísticos, la Cruz de los Jóvenes resulta una provocación. Porque no podemos elevarla a la dignidad patrimonial de nuestros pasos de Semana Santa ni de las tallas de gran calidad de nuestras iglesias. Es una cruz, sin más. Ni siquiera tiene representado a su protagonista, el Crucificado. Ante ella han rezado millones de personas en todo el mundo, y ha pasado por las manos de miles de jóvenes que la han cargado en un gesto solidario con aquel que dio su vida por amor.

Hace unos días, el Club de este periódico contó con la presencia de un teólogo de esta tierra, Eloy Bueno de la Fuente, que metió el dedo en la llaga, y nunca mejor dicho. Recordó que el mundo actual es heredero de la alternativa que planteó Nietzsche, entre el dios griego Dionisio y el Crucificado de Nazaret. Cuando se olvida al Maestro clavado en el madero, queda en el aire la dignidad de todos los crucificados, de las víctimas de la historia humana. «El olvido del Crucificado, ¿no implica el desprecio de los crucificados: agonizantes, enfermos, discapacitados, los que no consumen, los que no producen, los que no dan placer…», dijo Bueno. Por eso, los creyentes acogeremos «el paseo» de la cruz con admiración y veneración. Para muchos será un escándalo. Para otros, sigue siendo el recuerdo permanente de un amor de Dios que ha llegado hasta ahí. Un amor crucificado.

La Opinión-El Correo de Zamora, 31/10/10.

sábado, 30 de octubre de 2010

La Diócesis difunde unas peticiones para que se rece por la JMJ y los jóvenes


La Delegación Diocesana de Liturgia y del Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil han publicado de forma conjunta una lista de peticiones para que se puedan hacer en las celebraciones de las parroquias y comunidades de toda la Diócesis como preparación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 2011.

Zamora, 30/10/10. La Diócesis de Zamora lleva más de un año preparándose para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 2011. El Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, que dirige el laico Juan Carlos López, está coordinando el trabajo de cuatro comisiones (actividades, comunicación, logística y voluntariado) para que este gran evento eclesial tenga un fuerte impacto en la Iglesia y en la sociedad de Zamora.

Desde la organización de la JMJ en la Diócesis de Zamora se pensó hace tiempo que además de la preparación material y de actividades, toda la comunidad católica zamorana debe implicarse en este acontecimiento. Y no sólo con las tareas de voluntariado y con la acogida en familias de los jóvenes que estén en Zamora en los días previos al encuentro multitudinario en Madrid en 2011, sino también con la oración.

Por ello, en colaboración con la Delegación Diocesana de Liturgia, se ha elaborado un elenco de 16 peticiones para que puedan emplearse en la oración de los fieles que se realiza en cada misa, además de otros momentos litúrgicos y de oración en las parroquias y otras comunidades cristianas: comunidades religiosas, colegios, movimientos apostólicos, grupos parroquiales, asociaciones y cofradías, etc.

En ellas se pide “por el fruto de la JMJ, para que sea un tiempo de gracia donde se impulse la vida de fe de nuestros jóvenes y se fortalezca el trabajo con ellos”, y sobre todo por los mismos jóvenes, en cualquier situación en la que se encuentren, y por la Iglesia, para que se comprometa en el trabajo con la juventud, con todos sus valores e ideales.

Texto de las peticiones

1.- Por el fruto de la Jornada Mundial de la Juventud, para que sea un tiempo de Gracia donde se impulse la vida de fe de nuestros jóvenes y se fortalezca el trabajo con ellos. Oremos.

2.- Por todos los jóvenes, para que su pasión, su grandeza, sus ideales, los pongan al servicio de una sociedad más justa, más humana y más fraterna, según los criterios de Dios. Oremos.

3.- Por nuestros jóvenes, para que no se dejen llevar por lo más fácil y cómodo, sino que iluminados por la entrega de Cristo, den su vida por Dios y por los hermanos. Oremos.

4.- Por los jóvenes creyentes, para que por la alegría de su testimonio sean fermento en medio de sus ambientes y animen a otros jóvenes a creer. Oremos.

5.- Por los jóvenes, para que su alegría sea un contagio de esperanza para todas nuestras comunidades. Oremos.

6.- Por todos los jóvenes que están en búsqueda de aquello que pueda orientar sus vidas y darles sentido, para que encuentren “estrellas de esperanza” en su camino que les hagan descubrir el gozo de la fe. Oremos.

7.- Por aquellos jóvenes que viven en familias dividas, en ambientes de riesgo o en situaciones difíciles, para que, en esos sufrimientos, la luz de la fe les haga madurar y desde ahí puedan ser luz para otros. Oremos.

8.- Por los jóvenes del mundo que viven en países en guerra, con pocas expectativas de futuro... para que abriéndonos a estas realidades, nuestros jóvenes sientan la necesidad de aprovechar su tiempo e invertirlo para el bien de todos sus hermanos. Oremos.

9.- Por los padres cristianos, para que consideren la vocación de sus hijos como un “don” de Dios que genera felicidad y esperanza para todos. Oremos.

10.- Por todos los que trabajan con jóvenes: padres, educadores, sacerdotes y animadores de pastoral juvenil, para que renueven cada día su esperanza y su amor hacia ellos. Oremos.

11.- Por nuestra Iglesia local de Zamora, por los distintos arciprestazgos, para que sepamos trabajar en comunión a favor de la realidad juvenil. Oremos.

12.- Por la Iglesia universal, por el Papa, los obispos, para que acojan los diferentes grupos y movimientos juveniles que, con su fidelidad al Espíritu, la mantienen siempre joven. Oremos.

13.- Por los jóvenes, para que descubran su vocación de ser sal en medio del mundo y vivan una vida evangélica en sus ambientes de estudio, trabajo, ocio y amistades. Oremos.

14.- Para que muchos jóvenes respondan generosamente a la llamada del Señor a ser sacerdotes, religiosos, misioneros, laicos comprometidos, matrimonios cristianos y desplieguen todo su potencial. Oremos.

15.- Por todos los jóvenes, para que descubriendo el ser discípulos y misioneros, estén dispuestos a dar su vida al servicio de Dios y de los hermanos. Oremos.

16.- Por todas las familias, para que en la educación de sus hijos se dejen guiar por la fe, haciendo de los jóvenes constructores de un mundo más humano y justo. Oremos.

viernes, 29 de octubre de 2010

Eloy Bueno de la Fuente: “Jesús nos muestra que somos capaces de amar”


Zamora, 29/10/10. Ayer, jueves 28 de octubre, el Club La Opinión-El Correo de Zamora acogió la conferencia “El Jesús que nos interpela hoy”, en el marco de la campaña informativa del DOMUND. Estuvo a cargo de Eloy Bueno de la Fuente, nacido en Casaseca de Campeán (Zamora), y catedrático en la Facultad de Teología del Norte de España (sede de Burgos).

Eloy Bueno es sacerdote diocesano de Burgos (ordenado en 1976). Estudió en la Facultad de Teología de Burgos, en la Universidad Urbaniana de Roma y en la Universidad Complutense de Madrid, de donde ha obtenido sus grados de Doctor en Misionología y en Filosofía. Actualmente es catedrático de Teología Dogmática en la Facultad de Teología burgalesa, donde ha sido decano. Es el director del Instituto de Misionología y Animación Misionera de Burgos, Diócesis en la que ha desempeñado otros cargos. Asesor de la Comisión Episcopal de Misiones, es autor de varios libros y de más de cien artículos de investigación.

En su presentación, la directora del Club del periódico local, Carmen Ferreras, destacó “la labor extraordinaria de los misioneros en todo el mundo”, y recordó que el DOMUND “es por sí solo una jornada que evoca, provoca y convoca”, además de presentar la figura del conferenciante. El delegado diocesano de Misiones, Luis Zurrón, recitó el poema “Contra viento y marea” como prólogo a la intervención del teólogo.

Hablar de Cristo, hablar del hombre

Eloy Bueno comenzó su ponencia recordando la afirmación del Concilio Vaticano II de que en Jesús se desvela el misterio del hombre. O, como dijo Leonardo Boff, “tan humano sólo lo puede ser Dios”. Hablar de Jesús es hablar de Dios y del hombre, de la cultura y de la historia humana. Por eso Eloy Bueno se preguntó: “¿qué han encontrado en Jesús los literatos del último siglo?”. Algunos, contestó, tienen sintonía, y otros lo rechazan o no ven en él nada positivo. “Ésta es una interpelación para nosotros, para que sigamos descubriendo a Jesús. En esto radica lo que digamos del sentido del ser humano y de nuestra sociedad”.

El resumen fundamental de la interpelación de Jesús al hombre es que “nos muestra que la maravilla que caracteriza al hombre es que somos capaces de amar (igual que Dios), no sólo amados. La historia del hombre es la historia de cuánto podemos amar”. Entre otros ejemplos literarios, recordó el relato del Gran Inquisidor del autor ruso Dostoievski, en el que muestra un hipotético retorno de Jesús, y el miedo de los hombres a ser libres. Pero “hay que ser libres para poder mostrar hasta dónde podemos amar”. Por eso, “el Jesús que encontramos en el evangelio, y que aparece como interpelación para nosotros, se sitúa como el que está en medio de los demás como el que sirve”.

Eloy Bueno también recordó un texto de la novela de Kazantzakis La última tentación de Cristo. “¿Por qué no somos capaces de sintonizar con aquellos pobres, sencillos, humildes, marginados… a los que Él miraba desde esa convicción de que la belleza es la que salva al mundo porque recupera la bondad de todo lo que existe?”.

Cristofobia y paganismo

Hay otra línea en la literatura actual que, aunque menos conocida, se resume en la expresión “cristofobia, o el odio a Jesucristo, que está presente por motivos de resentimiento en la cultura europea”. Para el teólogo zamorano, el origen profundo podemos verlo en la disyuntiva que hace Nietzsche entre Dionisio y el Crucificado, entre “el joven dios que, como inventor del vino, entrega a la humanidad lo que le permite superar su sufrimiento y olvidarlo hasta perder la propia conciencia” y el Dios hecho hombre que proclama el cristianismo, “un Crucificado que es la negación de la vida, que es un agonizante… ¿a quién le puede atraer?”.

Esta alternativa “plantea una profunda y actual encrucijada en nuestra cultura: ¿a quién queremos ver: a Dionisio o al Crucificado? Y esta actitud está muy presente en nuestra cultura”. Como ejemplo, leyó algunos textos de Terenci Moix o Fernando Sánchez Dragó, además de citar a otros literatos españoles actuales que reivindican el paganismo.

Para Bueno de la Fuente, “este tipo de posturas esconden, a lo mejor, la denuncia de un cristianismo excesivamente ascético, o reticente ante el placer y los disfrutes de la vida”, cuando según la fe cristiana lo que Dios ha creado es bueno, y para el disfrute del hombre. Pero esa felicidad “tiene que ser para todos, y mientras haya excluidos o marginados, la felicidad de unos no es una blasfemia o un sacrilegio, y se plantea un doble problema: la dignidad del ser humano queda eliminada, y qué pasa con los crucificados… ¿el olvido del Crucificado no implica el desprecio de los crucificados: agonizantes, enfermos, discapacitados, los que no consumen, los que no producen, los que no dan placer…?”. Esto lo ilustró con un texto de Francisco Umbral y otro de William Golding. Frente a estas afirmaciones del nuevo paganismo, el ponente dijo que “recordar al Crucificado es la garantía de que aquellos que están crucificados tienen una dignidad”, y la cruz es así el rostro más humano de Dios.

Eloy Bueno repitió que Dios es capaz de amar hasta el extremo de la cruz, y por eso la muerte de Jesús es “la expresión máxima de la entrega de la propia vida, sin amargura, sin odio, sin venganza”, y “el día en que se deje de contar esta historia, los crucificados y las víctimas verán amenazada su dignidad”. Por eso los autores críticos pueden hacernos ver a los creyentes algún defecto a la hora de presentar la salvación cristiana. “Al leer a estos autores es cuando uno siente más el gozo de ser cristiano”.

De hecho, hay dos afirmaciones de Jesús en el evangelio que no tienen ningún paralelo: el amor a los enemigos, y la identificación con los pobres y los últimos (“a mí me lo hicisteis”). “La capacidad de amar que vemos en Jesús es enorme, y por eso se lanza como interpelación para el individuo y para toda la sociedad”, afirmó el conferenciante. “Jesús es el testimonio y el ejemplo de que no hay nada más digno de Dios que la salvación del hombre, y de que el ser humano, aún en sus miserias y manipulaciones, es tan digno que por eso tenemos a Jesucristo como hombre y como Dios porque, realmente, tan humano sólo lo puede ser Dios”. Así terminó Eloy Bueno de la Fuente su conferencia, que fue seguida por un interesante diálogo con el abundante público asistente al salón de actos de Caja Duero en Zamora.

jueves, 28 de octubre de 2010

Un grupo de jóvenes zamoranos, el en festival de la Cruz de la JMJ en Salamanca


Zamora, 28/10/10. Ayer, miércoles 27 de octubre, la Diócesis de Salamanca recibió la Cruz de los Jóvenes y el icono de María, que estarán estos días haciéndose presentes en multitud de actos. Varios jóvenes zamoranos acudieron por la noche al Festival “Cruz-a la Plaza”, que congregó a cientos de personas en la emblemática Plaza Mayor salmantina.

Después del rezo de Vísperas en la Catedral de la ciudad, la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y el icono de María, símbolos principales de este evento eclesial que se encuentran actualmente en peregrinación por todas las Diócesis españolas, fueron llevados en procesión hasta la Plaza Mayor, donde tuvo lugar el Festival juvenil.

Los jóvenes zamoranos, algunos llegados desde Zamora para la ocasión, y otros residentes allí por sus estudios, pudieron encontrarse con algunos conocidos en un Festival que reunió a gente de todas las edades, y que contó con una gran presencia de sacerdotes y religiosos que se unían a los jóvenes para seguir el ritmo de la música. Resultaba curioso ver a religiosas que trabajan la pastoral juvenil en las residencias universitarias, unidas a sus colegiales con camisetas –sobre su hábito– en las que habían puesto “Jesús mola” bajo el logotipo de la JMJ.

El escenario se llenó de luces de colores para acompañar la música que expresó lo mejor de la juventud con los ritmos más actuales: el rap y el hip-hop, música coral africana, folk y hasta rock del más duro. Todo ello, acompañando a un happening que fue mostrando, a lo largo del Festival, las luces y las sombras del mundo actual, las desigualdades e injusticias y la esperanza que nace de la Cruz de Cristo.

Entre actuación y actuación, los actores de la organización fueron representando escenas de falta de sentido y de ganas de vivir, el drama de las drogas, la abundancia de unos y la necesidad de compartir, los presos de países árabes, el maltrato doméstico de la mujer, la aparición del cáncer en la vida de una persona… Situaciones de dolor y de esperanza, ante las cuales la Cruz tiene algo que decir. Una Cruz que permaneció durante todo el Festival en el escenario, junto al icono de la Virgen María salus populi romani.

Hubo un manifiesto conclusivo, que leyó Miguel Ángel, un joven con síndrome de Down. Afirmó que “tengo algunas limitaciones… pero todos somos distintos, y todos somos especiales”. Subrayó una y otra vez el valor de la vida, de toda vida humana: “me encanta vivir… estoy feliz de estar vivo, y de poder leeros esto en la Plaza Mayor de Salamanca”. También dio testimonio de su fe, declarando que “la cruz que está aquí significa mucho para mí, porque en ella ha muerto un amigo mío hace muchos años. Sin embargo, mi amigo vive. Se llama Jesús, y espero que también vosotros podáis conocerlo algún día”. Su intervención fue largamente aplaudida, y respondida con los gritos de “que bote Salamanca”.

El momento final, después de todas las actuaciones musicales y de la lectura del manifiesto, fue la formación en el escenario, con los jóvenes que habían ido “redimiendo” las situaciones negativas mostradas en la Plaza durante el Festival, de la palabra “esperanza”, pues cada uno de ellos tenía una letra en su camiseta. “En el escenario de la vida, nos dejaremos la vida para que otros tengan vida”, se oyó. “Sí, hay esperanza en cada uno de nosotros”, fueron las palabras de la voz en off, que pedía también una sociedad más justa y fraterna y una Iglesia más cercana a los jóvenes. Y éstas fueron las palabras finales de todo el Festival: “Sí, hay esperanza”.

Los jóvenes zamoranos se llevaron buen sabor de boca de un Festival bien preparado. Y con ganas de acoger la Cruz de los Jóvenes y el icono de María, que llegarán a Zamora el próximo 11 de noviembre, para estar en la Diócesis hasta el 14. ¡Bienvenida!




miércoles, 27 de octubre de 2010

Villalpando homenajea a dos sacerdotes en sus aniversarios de ordenación


Zamora, 27/10/10. El próximo sábado 30 de octubre, el Convento de las Clarisas de Villalpando acogerá a las 19 horas la celebración de la eucaristía de acción de gracias por los dos sacerdotes de la parroquia de la localidad. Se trata de Tomás Osorio Burón, párroco de Villalpando desde 1977, y que celebra este año sus Bodas de Oro; y de Primitivo Gutiérrez Chimeno, vicario parroquial de la localidad desde 1999, y que celebra sus Bodas de Platino sacerdotales. Tomás Osorio nació en Fuentes de Ropel en 1933, y Primitivo Gutiérrez nació en Villalpando en 1927.

En palabras de los organizadores de esta celebración, “creímos que se merecían un reconocimiento por los años dedicados al servicio del pueblo. Todos los grupos parroquiales hemos participado en el homenaje, o en la organización o económicamente”. La idea surgió al conocer que ambos sacerdotes celebraban en 2010 sus aniversarios de ordenación presbiteral, y empezó a tomar forma el día en el que el coro parroquial participó en el Festival diocesano de la Canción Misionera, en Zamora.

De hecho, el elenco de grupos parroquiales participantes da una idea de la colaboración de todos, ya que se han puesto manos a la obra la Fraternidad, los catequistas, el Coro “Diego de Torres Bollo”, la Comunidad Neocatecumenal, las Voluntarias de la Caridad de San Vicente de Paúl, la Asociación de la Medalla Milagrosa, la Asociación de la Virgen del Carmen, la Junta Pro Semana Santa de Villalpando, y las Cofradías de la Santa Vera Cruz y Jesús Nazareno, del Santo Entierro, de la Dolorosa, de la Soledad, y del Santísimo Cristo de la Pasión y Hermanos del Trabajo.

Además, los villalpandinos han invitado a participar en la celebración a todos los que siendo seminaristas tuvieron su etapa de formación pastoral, posterior a los estudios de Teología, en la parroquia de Villalpando, ya que “don Tomás les ha ayudado en su camino de fe”.

Tras la celebración de la eucaristía en el Convento de las Clarisas, tendrá lugar una conferencia en la que se hablará de la vida de los dos sacerdotes homenajeados, y a las 21 horas habrá un ágape en el local del Sindicato de Villalpando.

lunes, 25 de octubre de 2010

Peregrinos por un día, de Villalpando a Cerecinos de Campos


Vuelve en octubre “Peregrinos por un día”, la iniciativa diocesana de realizar mensualmente etapas del Camino de Santiago por Zamora, y que en esta ocasión hará el recorrido entre las localidades de Villalpando y Cerecinos de Campos, en el llamado Camino de Alicante. Será el próximo sábado 30 de octubre.

Zamora, 26/10/10. Después del mes de septiembre, en el que los integrantes de “Peregrinos por un día” tuvieron una peregrinación a Santiago coincidiendo con la organizada por la Cofradía de la Virgen de la Concha, vuelve esta iniciativa de encuentros mensuales para realizar pequeños trayectos de los Caminos jacobeos que pasan por Zamora, organizada por la Delegación Diocesana de Religiosidad Popular.

El próximo sábado 30 de octubre se hará la etapa entre Villalpando y Cerecinos de Campos, dentro del Camino de Alicante o del Sureste. Es una etapa sencilla, de menos de 8 kilómetros. La salida está prevista a las 8,30 horas, en la Plaza de la Marina (esquina de los Institutos), para llegar a Villalpando, donde habrá un momento de oración a las 9,30 horas en la iglesia de San Nicolás de la localidad, antes de partir para Cerecinos de Campos.

A las 11,30 horas, a su llegada a Cerecinos, los peregrinos podrán sellar sus credenciales, y tendrá lugar la celebración de la eucaristía. Después de un refresco los participantes regresarán en el autobús a Zamora, donde llegarán aproximadamente a las 14 horas. Todos los interesados pueden inscribirse en la portería del Seminario San Atilano, antes del jueves 28.

Para más información:

http://religiosidadpopularzamora.blogspot.com/2010/10/peregrinos-por-un-dia-octubre.html

domingo, 24 de octubre de 2010

Una vida justificada


FRANCISCO GARCÍA MARTÍNEZ

Domingo XXX del tiempo ordinario – Ciclo C

“El que se humilla será enaltecido” (Lc 18, 9-14)

Dos hombres suben al templo a orar y sale justificado el que, si no conociéramos la historia, menos esperaríamos. Sale justificado, es decir, está justificado que esté en el entorno de Dios cuando llega su Reino y está justificada su presencia en el mundo como actor de los planes de Dios.

El primero es el hombre justo, que cumple la ley, es decir, el que se somete a su palabra. Pero no es éste el bien mirado por Dios, ¿por qué? Dios valora nuestro esfuerzo por someternos a su voluntad. Lo valora y lo aprecia. Pero demasiadas veces estrechamos su voluntad hasta hacerla coincidir con el orden que damos a nuestra vida. Entonces no vemos nuestro pecado porque hemos reducido a Dios a la talla de nuestras mejores obras. En este planteamiento olvidamos que Dios no quiere sólo que cumplamos su voluntad -los mandamientos-, sino que esto nos haga vivir con su mismo espíritu, su misma forma de ser. Y esto es lo que olvida el primer hombre. Su perfección le distancia de un mundo que ve imperfecto, criticable, mísero. De esta manera lo mejor de sí mismo no entra al servicio de la humanidad, sino que se convierte en un acontecimiento de desprecio de los humanos concretos. ¡Qué distinta es la santidad de Dios! Su perfección no sólo no es utilizada para separarse de nosotros, sino que le lleva a vincularse con más intensidad a nuestras pequeñas y, en ocasiones, miserables vidas. Su santidad es fuente de misericordia. Su perfección se muestra en la capacidad de acogernos para, poco a poco, hacernos partícipes de su misma vida. ¡Qué distinta la perfección de los hombres!

Por eso los justos que sólo vienen a Dios a mostrar su superioridad, o que se dejan llevar por lo mejor de sí mismos para criticar a los demás, son como los niños que creen que si no hacen las cosas bien no son amados por sus padres (triste asunto), y que sólo valen ante sí mismos si pueden decir que son mejores que los demás (triste vida). Y quieren que esto se lo repita Dios mismo (triste tristeza).

Y ¿qué decir del otro? ¿Por qué sale justificado? Porque sabe que jamás estará a la altura de la gracia de Dios, pero ha descubierto que incluso así puede confiar en su misericordia a la que se entrega. Y porque es capaz de no esconderse delante de Dios, sino acoger de él la única fuerza que puede transformar la muerte en vida y la debilidad en fuerza de amor. En verdad, él se conoce y conoce verdaderamente a Dios. Él sirve para que Dios haga grandes obras en el mundo. En él la tristeza se volverá canto de alabanza.

La Opinión-El Correo de Zamora, 24/10/10.

Iconos posmodernos


JOSÉ ALBERTO SUTIL LORENZO

Toda sociedad tiene sus iconos y clichés. Algunos son interesados, otros al albur de los acontecimientos, y los menos son clásicos, porque permanecen en el imaginario colectivo como permanente recuerdo de ideales y valores.

Recientemente el Premio Nobel de Fisiología y Medicina ha recaído en el científico británico Robert Edwards, conocido por todos como el padre de la fertilización «in vitro». Algunos se han pronunciado al respecto, felicitándose por la noticia y sobre todo por la decisión de la Academia sueca, decisión que en su opinión se habría hecho esperar demasiado. Primer icono posmoderno, pues, que propugna que el hijo es un derecho y no un don… ¿Será que los europeos nos hemos dado cuenta de que tenemos un serio problema de natalidad y lo queremos solucionar ahora como quien va a comprar al supermercado?

Vamos con otro icono posmoderno, éste ya dentro de nuestras propias fronteras. ¿Se acuerdan ustedes de Jesús Neira, aquel profesor universitario que fue agredido por defender a una mujer que estaba siendo maltratada por su pareja? Pues acaba de ser defenestrado, porque fíjense ustedes que la imagen impoluta del profesor se ha visto manchada por una denuncia de conducir bajo los efectos del alcohol. ¿Será que la ministra Aído se ha cansado ya de este juguetito mediático y ha decidido darle aire? ¿Tendrá algo que ver el hecho de que el profesor Neira haya publicado no hace mucho un libro con el significativo título de «España sin democracia»?

Último icono, que se ha convertido en todo un clásico. Me refiero a la lucha coordinada de toda una nación, de la comunidad internacional incluso, por arrebatar de las entrañas de la tierra a esos treinta y tres mineros chilenos. Todo un ejemplo de coraje, de tenacidad, de aguante, de solidaridad, de esperanza. Y en medio de todo ello la súplica confiada o el grito desgarrado que se elevan al cielo entremezclados buscando sostén y aliento. Impresiona la imagen de uno de los mineros que nada más salir a la superficie, extenuado en sus fuerzas, cae de rodillas para dar gracias al Dios de cielo y tierra, su Dios, nuestro Dios. Y es que, como recordaba ya hace algún tiempo el sociólogo Berger, en nuestra sociedad hay cierto rumor de ángeles…

¿Qué hacer entonces entre tanto icono? ¿Con cuál nos quedamos? En el monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí, se conserva el icono del Cristo pantócrator posiblemente más famoso del mundo. Nuestros iconos posmodernos sólo tienen sentido desde él. «Él es la verdadera medida de quiénes somos nosotros. En su rostro sagrado encontramos la verdad sobre nosotros mismos, lo que realmente somos en la carne» (G. Weigel).

La Opinión-El Correo de Zamora, 24/10/10.

viernes, 22 de octubre de 2010

La iglesia parroquial del Espíritu Santo reabre sus puertas al culto


La iglesia parroquial del Espíritu Santo, recientemente restaurada en el marco del proyecto Zamora Románica, volverá a su uso litúrgico el próximo domingo 31 de octubre, con la eucaristía presidida por el obispo. Con motivo de esta reapertura, la parroquia ha organizado un ciclo de actividades culturales y de culto.

Zamora, 22/10/10. El pasado 7 de octubre tuvo lugar la entrega del templo románico del Espíritu Santo de Zamora a los representantes de la Diócesis y de la parroquia, después de haber sido restaurado en el marco del proyecto cultural Zamora Románica, promovido por la Junta de Castilla y León en un convenio con el Obispado de Zamora y el Ayuntamiento, y con la gestión de la Fundación Rei Afonso Henriques.

El próximo domingo 31 de octubre tendrá lugar la reapertura solemne del templo parroquial para el culto, su uso normal. Se hará con la celebración de la eucaristía, presidida por el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, a las 12 horas. Tras la liturgia, en la que cantará el Coro de la Hermandad del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, vinculada a la parroquia, habrá un vino español.

Procesión del encuentro

Pero este acto central estará acompañado de todo un programa de actividades promovido por la parroquia del Espíritu Santo. La primera convocatoria se ha denominado “Procesión del Encuentro”, y consistirá en el traslado procesional del Cristo del Espíritu Santo, imagen que preside la iglesia románica, desde el Obispado, donde ha estado depositado durante la restauración del edificio.

El domingo 24 de octubre saldrá en procesión, junto con las imágenes de San Isidro y de Santa María de la Cabeza, a las 16,30 horas desde el Obispado. El itinerario será el siguiente: Rúa de los Notarios, Cuesta del Mercadillo, Calle Almaraz y Plaza del Espíritu Santo. Allí, en torno a las 17,30 horas, se encontrará con la imagen del Cristo de Valderrey, que habrá salido a las 16 horas de su ermita. A las 18 horas habrá un momento de oración ante las imágenes, para terminar la jornada con una chocolatada de hermandad.

El miércoles 3 de noviembre el historiador José Andrés Casquero Fernández, ayudante del Archivo Histórico Provincial de Zamora y buen conocedor de esta iglesia, dará una conferencia titulada “Historia religiosa de la iglesia del Espíritu Santo”, a las 20 horas en el mismo templo parroquial. El día siguiente, jueves 4, está prevista una proyección titulada “La iglesia del Espíritu Santo: ochocientos años de fe y un año de obras”, también a las 20 horas.

Los días siguientes se han dedicado a la música, ya que el viernes 5 de noviembre habrá un concierto de piano y canto a cargo de Juan Antón González y Elisa Rapado Jambrina; y el sábado 6 de noviembre será el turno del cantautor Rogelio Cabado. Ambos conciertos se realizarán a las 20 horas en la iglesia.

Por fin, el domingo 7 de noviembre se clausurarán los actos conmemorativos de la reapertura al culto de la iglesia con la eucaristía presidida por el párroco y cantada por el coro parroquial, a las 12 horas, lo que significará la vuelta a las actividades ordinarias de la parroquia, después de haber estado todo este tiempo celebrando los cultos y teniendo las diversas tareas comunitarias en las Escuelas del Alto de San Isidro.

Además de todos estos actos, la parroquia convoca un concurso de pintura para niños, con el tema de la iglesia del Espíritu Santo. Pueden participar los pequeños con edades comprendidas entre 7 y 14 años, con dibujos de técnica libre en cartulina de tamaño A4. El período de presentación se abre el 24 de octubre y termina el 31, teniendo que entregar los dibujos después de la misa de las 12 horas, con el nombre, apellidos y edad del autor puestos por detrás. Las bases completas pueden consultarse en el díptico repartido por la parroquia.

Según explica el párroco del Espíritu Santo, Florencio Gago Rodríguez, “hemos organizado estas celebraciones con motivo de la reapertura del templo del Espíritu Santo al culto para expresar nuestra fe, nuestro deseo de dar a conocer nuestra parroquia y ayudar a que de una forma festiva los feligreses del barrio se conozcan un poco mejor y podamos formar una comunidad”.

El sacerdote explica que “el año que viene esta iglesia cumplirá ochocientos años y nosotros queremos que dure otros tantos. Pensamos que la mejor receta para que así sea es que haya cristianos que vivan la fe y conserven este hermoso templo que nos legaron los cristianos zamoranos del siglo trece y que han cuidado todos los que han venido detrás”.

jueves, 21 de octubre de 2010

La Diócesis de Zamora anuncia la JMJ con un vídeo promocional


Después de haber hecho un casting que contó con la participación de numerosos zamoranos, la Diócesis de Zamora presenta por fin el vídeo con el que pretende darse a conocer como Diócesis de acogida para la JMJ de Madrid 2011, y con el que quiere sensibilizar a la población zamorana para el voluntariado y la acogida en familias de los jóvenes de otros países.

Zamora, 21/10/10. Hace unos meses, el Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, junto con la Delegación Diocesana de Medios de Comunicación Social, convocaron un casting en el que participaron numerosos zamoranos y visitantes, para la producción de un vídeo promocional de la participación de la Diócesis de Zamora en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid 2011.

El resultado ya está listo, después del trabajo de rodaje y edición a cargo de la empresa local MB Reverb Producciones. En un desayuno de trabajo con los medios de comunicación locales y provinciales, el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, ha presentado el vídeo, que inmediatamente se difundirá por Internet. Ya está disponible en la dirección http://www.youtube.com/watch?v=d9mYuM8joVU.

El vídeo comienza presentando la preparación de un joven extranjero para venir a España, y la preparación de un hogar zamorano para acoger a los peregrinos. Con un cambio en el ritmo musical y el paso a todo color, los peregrinos comienzan a llegar a las calles de Zamora capital, y se encuentran con la gente que los recibe de forma hospitalaria. Concluye con un amplio grupo de personas en la Plaza de la Catedral.

Según explica el delegado de Medios de Comunicación Social, Luis Santamaría, “el objetivo del vídeo es, en primer lugar, mostrar la Diócesis de Zamora en el extranjero como una Iglesia local abierta y acogedora con los que vengan; en segundo lugar, animar a los zamoranos a que abran las puertas de sus casas del 11 al 15 de agosto de 2011; y en tercer lugar, subrayar el aspecto festivo que van a tener esas jornadas previas a Madrid y animar a los que quieran a participar como voluntarios”.

miércoles, 20 de octubre de 2010

La Diócesis de Zamora se une a sus 200 misioneros para celebrar el DOMUND


Con el lema “Queremos ver a Jesús”, la Iglesia católica celebra el próximo domingo 24 de octubre en todo el mundo el DOMUND, la jornada dedicada a las misiones. Con este motivo, la Diócesis de Zamora llevará a cabo una vigilia de oración, la celebración de la eucaristía dominical y una colecta especial.

Zamora, 20/10/10. Octubre, en la Iglesia, es el mes misionero por excelencia. El próximo domingo 24, precisamente, se celebrará, como todos los años, el DOMUND, la jornada mundial de las misiones. En la carta dirigida con este motivo a las parroquias, congregaciones religiosas y asociaciones cristianas, el delegado diocesano de Misiones, Luis Zurrón, recuerda que “apoyar, promover, animar, sostener y colaborar con la obra evangelizadora de todos los misioneros zamoranos, es una noble tarea que a todos nos incumbe”.

En Zamora tendrá lugar la Vigilia de la Luz, un encuentro de oración por las misiones y los misioneros, el próximo sábado 23 a las 20 horas en la iglesia de San Andrés. El mismo templo acogerá, al día siguiente, domingo 24, la celebración de la Misa del envío, a las 10,30 horas, tras la cual se hará la cuestación tradicional por las calles de la ciudad, en mesas petitorias. También se realizará una colecta en las parroquias de la Diócesis.

De los más de 17.000 misioneros españoles repartidos por todo el mundo, Castilla y León es la comunidad autónoma de la que proviene casi la tercera parte. De la Diócesis de Zamora, unos 200 sacerdotes, religiosos y religiosas han partido para la misión “ad gentes”.

Entre los principales objetivos del DOMUND, que se viene celebrando desde el año 1926, se encuentran los siguientes: valorar y querer más a los misioneros, crecer en predilección y sensibilidad hacia los más pobres, participar en las actividades que se organizan, colaborar económicamente con las misiones e intensificar la oración por las vocaciones misioneras.

España es uno de los países que más recursos aporta al Fondo Universal de Solidaridad de las Obras Misionales Pontificias. En 2009 España envió más de 13 millones de euros a las misiones extranjeras. En las colectas efectuadas por la Delegación de Misiones en el año 2009, la Diócesis de Zamora recaudó 79.220,96 euros.

Benedicto XVI ha escrito en su mensaje para esta jornada que “en una sociedad multiétnica que cada vez más experimenta formas de soledad y de indiferencia preocupantes, los cristianos deben aprender a ofrecer signos de esperanza y a convertirse en hermanos universales, cultivando los grandes ideales que transforman la historia, y, sin falsas ilusiones o inútiles miedos, comprometerse a hacer del planeta la casa de todos los pueblos”.

Y el Papa también indica lo que pueden hacer los creyentes con ocasión del DOMUND, la oración y la colaboración económica: “renuevo a todos la invitación a la oración y, a pesar de las dificultades económicas, al compromiso de la ayuda fraterna y concreta para sostener a las jóvenes Iglesias. Este gesto de amor y de compartir sostendrá la formación de sacerdotes, seminaristas y catequistas en las tierras de misión más lejanas y animará a las jóvenes comunidades eclesiales”.

martes, 19 de octubre de 2010

Los Claretianos inauguran el 75 Aniversario de los mártires de Barbastro


Los Misioneros Claretianos celebrarán en Zamora la fiesta de su fundador, San Antonio María Claret, con una eucaristía el próximo sábado 23 de octubre a las 20 horas en la iglesia de San Ildefonso, momento en el que abrirán el 75 Aniversario de los beatos Mártires Claretianos de Barbastro, víctimas de la persecución religiosa en 1936.

Zamora, 19/10/10. El próximo 22 de octubre la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Antonio María Claret, fundador de los Hijos del Corazón de María (Misioneros Claretianos). Con este motivo, la comunidad zamorana de estos religiosos celebrará la fiesta del Colegio “Corazón de María” con los alumnos, además de tener una comida de hermandad.

Al día siguiente, sábado 23, tendrá lugar una eucaristía en la que participarán profesores, antiguos alumnos y familias, a las 20 horas en la iglesia parroquial de San Ildefonso de la capital. En ella, además de celebrar la fiesta del fundador, abrirán el 75 Aniversario de los Mártires Claretianos de Barbastro.

El último de los actos programados por los Claretianos de Zamora es la “Marcha Cicloturista Claretiana” por las calles de la ciudad, con motivo del 30 aniversario de la ubicación de su centro de enseñanza en la Carretera de Almaraz, y en colaboración con la asociación de Amigos de la Bici. Será el domingo 24, y los participantes –de todas las edades– se concentrarán a las 10,45 horas en el Colegio.

Según explica Manuel San Miguel, superior de la comunidad religiosa claretiana en Zamora, el Aniversario de los mártires claretianos de la persecución religiosa de los años 30 “supone para toda la Congregación en el mundo no sólo un recuerdo sino una actualización de lo que supone ser testigos del Evangelio en el mundo de hoy”.

Y recuerda unas palabras escritas por Fernando Sebastián, arzobispo emérito de Pamplona, en las que señala que nos encontramos en “un momento en el que la sociedad española no puede vivir huyendo de sí misma, ignorando su propia historia, caricaturizando su propio pasado. Porque cuando no hay memoria reinan los sueños y los fantasmas”.

El 20 de julio de 1936, la comunidad claretiana de Barbastro (Huesca) se vio asaltada por los milicianos, y los sacerdotes y seminaristas que habitaban allí fueron llevados a la cárcel improvisada en la localidad. Durante el tiempo que duró su prisión, continuaron llevando su vida religiosa comunitaria. En varias noches de agosto son llevados a la ejecución, que vivieron como un verdadero martirio, recibiendo la absolución de un sacerdote, abrazándose en señal de despedida, besando las cuerdas con las que los atan y pronunciando palabras de perdón a sus verdugos.

El 25 de octubre de 1992 Juan Pablo II beatificó a aquellos 51 religiosos mártires, pronunciando en su alocución estas palabras: “los mártires de Barbastro, siguiendo a su fundador San Antonio María Claret, que también sufrió un atentado en su vida, sentían el mismo deseo de derramar la sangre por amor de Jesús y de María, expresada con esta exclamación tantas veces cantada: ‘Por ti, mi Reina, la sangre dar’”.

sábado, 16 de octubre de 2010

El valor de lo inútil


AGUSTÍN MONTALVO FERNÁNDEZ

Domingo XXIX del tiempo ordinario – Ciclo C

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre ¿encontrará esta fe en la tierra?” (Lc 18, 1-8)

Es sorprendente la pregunta en boca de Jesús con la que finaliza el evangelio de hoy: «¿encontrará esta fe en la tierra?». Aunque no nos atrevamos a formularla explícitamente, es probable que la pregunta surja también con frecuencia en nuestro interior ante la situación visible de nuestra Iglesia: presencia mayoritaria de mayores en los templos, descenso progresivo de práctica sacramental, ausencia casi total de vocaciones a la vida consagrada? ¿es que se va a terminar la fe?

Jesús plantea esa pregunta inquietante después de alabar la fe y la constancia en la oración por parte de la viuda de la parábola, prueba una vez más de «la fuerza en la debilidad» de la que habla san Pablo.

Hoy comprobamos cómo el hombre moderno ha ido perdiendo progresivamente la necesidad de Dios y, por tanto, la capacidad de invocarlo y experimentarlo como fuente de sentido para vivir. En una cultura en la que la eficacia y la productividad son el criterio fundamental para actuar parece normal que consciente o inconscientemente se plantee la pregunta por la utilidad de la oración y de la misma fe, de la que aquella constituye un elemento esencial. Si el esfuerzo y los resultados comprobables son lo único que vale, la oración pertenece al apartado de lo inútil. Los mismos cristianos nos sentimos contagiados de la misma tentación cuando limitamos la eficacia de la oración a conseguir aquello que pedimos, la convertimos en instrumento y, ante los resultados negativos, pensamos que Dios se ha hecho el sordo, ¿para qué, pues, insistir?

Pero la oración cristiana es mucho más que eso. Nos introduce en el ámbito de la vida misma de Dios, nos abre los oídos para escuchar su Palabra, cambia nuestros criterios y nuestra conducta haciéndonos sentir y vivir a Dios como Padre y a los demás como hermanos, nos descubre el verdadero sentido de nuestra vida, alienta nuestro diario camino animando la esperanza, fortaleciendo la debilidad y aliviando los cansancios, y nos sitúa en el mundo de una forma comprometida en construir la casa de hermanos que Dios ha querido para sus hijos.

«Orar sin desfallecer», como recuerda el evangelio. ¡Qué bien lo expresaba Teresa de Jesús, cuya fiesta celebrábamos hace dos días!: «Nada te turbe… la paciencia todo lo alcanza… sólo Dios basta». A muchos nos ha resultado emocionante contemplar la presencia significativa que la fe y la oración han tenido en el rescate de los mineros de Atacama junto con la técnica y los esfuerzos empleados. Los actos, las expresiones de muchos, incluido el propio presidente de la República, el gesto de algunos liberados que al salir de la cápsula, antes aún de abrazar a su familia, se hincaban de rodillas en oración… son signos de que orar no es inútil.

La Opinión-El Correo de Zamora, 17/10/10.

Peregrinación planetaria


ÁNGEL CARRETERO MARTÍN

Hay quien ha tenido la paciencia de rastrear un total de casi 200 jornadas mundiales actualmente en vigor a lo largo del año. Todas ellas han surgido con la noble pretensión de sensibilizar a la sociedad sobre cuestiones relevantes del momento. También la Iglesia católica comparte este género de diálogo con el mundo sobre cuestiones que nos preocupan a todos. Concretamente las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) son, en palabras de su iniciador, el papa Juan Pablo II, «acontecimientos providenciales, ocasiones para que los jóvenes profesen y proclamen cada vez con más alegría su fe en Cristo. Estando juntos pueden interrogarse sobre las aspiraciones más profundas, experimentar la comunión con la Iglesia, comprometerse con la urgente tarea de la nueva evangelización...; la finalidad principal de las Jornadas es la de colocar a Jesucristo en el centro de la fe y de la vida de cada joven».

Con ocasión del Jubileo Internacional de la Juventud en Roma, en la eucaristía de la clausura del Año santo de la Redención (22-IV-1984), el Papa dijo a los jóvenes: «Os confío la cruz de Cristo. Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación». Así es como esta cruz, junto al Icono de la Virgen María, ha acompañado las 26 ediciones de las JMJ celebradas por todo el mundo. Algunas de ellas han pasado a la historia como la que tuvo lugar en Manila (Filipinas) en marzo de 1994 con cinco millones de jóvenes. España, después de la JMJ de Santiago de Compostela (1989), recibe por segunda vez esta peregrinación planetaria. En esta ocasión será Madrid quien acoja más de dos millones de jóvenes entre el 16 y el 21 de agosto de 2011. En los días previos, del 11 al 15, unos 350.000 jóvenes serán recibidos en la mayor parte de las diócesis españolas.

Nuestra pequeña Iglesia de Zamora espera recibir en sus casas un total de 1.500 jóvenes. Más de la mitad ya lo han confirmado desde países como Austria, EE UU, Francia, Inglaterra, Italia, Pakistán y Portugal. Va a ser una hermosa experiencia de Iglesia Universal que jamás olvidaremos, la mejor recompensa a tantos esfuerzos de acogida y actividades. Serán días de fascinación y alegría por creer en Jesús; días para testimoniar que los jóvenes no seguimos anacrónicamente a un Jesús histórico sino al Dios Vivo que con su «sí» de amor al hombre está empeñado en hacernos felices en esta vida y después de ella. Nosotros ya lo vamos a festejar en menos de un mes, el próximo 10 de noviembre, cuando recibamos la Cruz en Zamora, Benavente y Toro. Ojalá que todos, cercanos y alejados de la fe, sintamos que «Él no nos quita nada sino que nos lo da todo» (Benedicto XVI).

La Opinión-El Correo de Zamora, 17/10/10.

viernes, 15 de octubre de 2010

El lunes 18 comienza en Zamora el curso de liturgia “Sacramentum Caritatis”


Zamora, 15/10/10. La Delegación Diocesana de Liturgia, en continuidad con el objetivo diocesano del curso 2009/10, ha organizado un curso, como prolongación formativa la denominada Escuela de Ministerios, titulado “Sacramentum Caritatis”.

Este curso está dirigido a todas las personas que realizan servicios litúrgicos en parroquias, comunidades y cofradías, a los catequistas y “a todos aquellos interesados que deseen profundizar en la manifestación más importante de la salvación de Cristo y de la fe de la Iglesia, impulso permanente de evangelización y de caridad hacia los más necesitados”, en palabras del delegado diocesano de Liturgia, Narciso-Jesús Lorenzo, que muestra así la vinculación entre el objetivo del año pasado y el objetivo diocesano del curso 2010/11, que es “el ejercicio de la caridad en la vida de la Iglesia”.

El curso comenzará el próximo lunes 18 de octubre a las 20,10 horas en la Casa de la Iglesia – Seminario San Atilano. Está previsto que haya sesiones los días 25 de octubre, 8, 15 y 29 de noviembre, y 13 y 20 de diciembre, para continuar en enero.

El obispo inaugura en Fariza los Cursos de Biblia de la Unidad Pastoral de Muga de Sayago


Zamora, 15/10/10. El pasado miércoles 13 de octubre se ha inaugurado el Curso Pastoral 2010/11 en la Unidad Pastoral de Muga de Sayago. La celebración tuvo lugar en la Parroquia de San Pedro Apóstol de Mámoles. En ella se concentraron fieles llegados de las parroquias de Fariza, Tudera, Zafara, Argañín, Palazuelo, Badilla y Villar del Buey, que están participando en los Cursos de Biblia.

A las 18 horas comenzó la celebración de la Eucaristía, que fue presidida por el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán. También estaban presentes la Superiora General, M. Teresa Dupont, y la Vicaria General, Marilena Russo, de las Religiosas de Jesús Redentor, que viven y trabajan en la pastoral rural de la zona desde el año 2003.

A la ceremonia acudieron más de cien personas, por lo que la iglesia, que no es muy grande, se vio abarrotada. “Todos esperábamos la llegada del obispo, pues sería la primera vez que visitaba esta zona. Él se mostró contento y a la vez sorprendido de que hubiera tanta gente reunida”, explica una de las hermanas de Jesús Redentor.

El obispo de Zamora les animó a continuar y les dio las gracias por su presencia, además de recordarles “la importancia de leer, meditar y profundizar en el estudio de la Palabra de Dios, añadiendo que, sobre todo, debían ponerla en práctica”. Les pidió que llevaran su afectuoso saludo a todos los que no habían venido, diciéndoles que "el obispo les abrazaba a todos".

Al finalizar la eucaristía, un representante de cada parroquia recibió el libro que será objeto de estudio este año: El auténtico rostro de Jesús. Guía comunitaria del Evangelio de San Marcos, de la editorial Verbo Divino.

Después hubo tiempo para compartir una merienda preparada por los integrantes del grupo de Biblia de Mámoles. “Todos disfrutamos de la alegría de encontrarnos de nuevo, del rico hornazo sayagués, los canapés, dulces y del buen vino de estas tierras”, afirma una de las religiosas residentes en Fariza.

El obispo nombra nuevos párrocos para Perilla de Castro y Fuentelapeña


El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, ha realizado dos nuevos nombramientos eclesiásticos que se añaden a los del inicio del curso pastoral 2010/11. Afectan a los arciprestazgos de Alba y de Fuentesaúco.

Zamora, 16/10/10. El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, acaba de hacer públicos dos nuevos nombramientos eclesiásticos, que son los siguientes:

Timoteo Marcos Gamazo, nuevo cura encargado de Losilla de Alba, Marquiz de Alba, Navianos de Alba, Olmillos de Castro, Perilla de Castro, San Pedro de las Cuevas y Santa Eufemia del Barco. (Continúa como párroco de Carbajales de Alba y anejos de esta Unidad Pastoral).

Mariano Pérez Diego, nuevo párroco de Fuentelapeña y Encargado de Castrillo de la Guareña y Vadillo de la Guareña.

Los catequistas y profesores de Religión, enviados por el obispo al inicio del curso


El próximo sábado 16 de octubre los catequistas y profesores de Religión de la Diócesis de Zamora se reunirán en la Casa de la Iglesia – Seminario San Atilano para su principal encuentro anual, en el que abordarán la importancia de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid 2011. Además, el obispo presidirá el rito del envío de los catequistas y la entrega de la “missio” canónica a los profesores, y dará los premios a los niños ganadores del VI Certamen Diocesano de Dibujo.

Zamora, 15/10/10. El próximo sábado 16 de octubre la Casa de la Iglesia – Seminario San Atilano acogerá una doble convocatoria: el encuentro diocesano de Catequistas y el encuentro de Profesores de Enseñanza Religiosa Escolar. A las 11 horas dará comienzo una reunión que se iniciará con una ponencia sobre las oportunidades para la Diócesis de Zamora de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 2011. El encargado de hacerla será Juan Carlos López, delegado diocesano de Enseñanza y director del Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil.

López abordará en su intervención las pistas para trabajar el gran evento que va a suponer la JMJ para Zamora, tanto en la asignatura de Religión como en la actividad catequética, teniendo en cuenta la cercana presencia de la Cruz de los Jóvenes y del Icono de María en Zamora el próximo mes de noviembre, como los Días en la Diócesis que reunirán en Zamora en agosto de 2011 a 1.500 jóvenes peregrinos de países extranjeros.

Después del momento formativo, todos los participantes en este encuentro asistirán a una celebración de la Palabra a las 13 horas en la iglesia de San Andrés, contigua al Seminario Diocesano, donde el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, hará el rito de envío de los catequistas, y les dará la “missio” canónica a los profesores de Religión, expresando que unos y otros tienen el encargo de la Iglesia de predicar a Cristo en sus diversas funciones con los niños, adolescentes, jóvenes y adultos.

En su carta de invitación a los catequistas de toda la Diócesis, que son algo más de 500, el delegado diocesano de Catequesis, Juan Luis Martín Barrios, les agradece “el esfuerzo por educar en la fe a las nuevas generaciones. Ser catequista es un don de Dios para cada uno de nosotros, una tarea hermosa que hacemos en la Iglesia y un servicio impagable que prestamos a la sociedad”.

Premios del certamen de dibujo

Además, durante la jornada tendrá lugar la entrega de premios del VI Certamen Diocesano de Dibujo. Organizado por la Delegación Diocesana de Enseñanza, este proyecto ha sido patrocinado por Caja Duero y coordinado desde el Grupo de Trabajo de Profesores de Religión inscrito en el Centro de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFIE).

Tras la ponencia central de Juan Carlos López en el Salón de Actos del Seminario, el obispo diocesano dará los premios a los niños ganadores de este Certamen, que contó con la participación de más de 3.500 escolares zamoranos, que plasmaron sobre el papel “Los milagros de Jesús”, y cuyas muestras principales fueron expuestas en la Plaza de Castilla y León de la capital el pasado 22 de mayo. Los ganadores son los siguientes:

- Ainhoa (Educación infantil), del Colegio “Jacinto Benavente” (Zamora): “Jesús cura al ciego Bartimeo”.

- Alejandro (Educación Infantil), del C.R.A. de Moraleja del Vino (Sanzoles): “Las bodas de Caná”.

- Alma (2º Primaria), del C.R.A. “Los Almendros” (Villabuena del Puente): “La multiplicación de los panes y los peces”.

- Gonzalo (4º de Primaria), del Colegio “Nuestra Señora del Rocío” (Zamora): “Jesús cura a un ciego”.

- Manuel (5º Primaria), del C.R.A. “Tierra del Pan” (Montamarta): “La pesca milagrosa”.

jueves, 14 de octubre de 2010

Cáritas da a conocer en Zamora la realidad de las prisiones


Con el título “Sociedad y cárcel”, Cáritas Diocesana de Zamora ha convocado unas jornadas de sensibilización sobre la pastoral penitenciaria, desde la experiencia de una veintena de voluntarios católicos que trabajan con los reclusos de la prisión de Topas. Consistirán en un encuentro que se celebrará el 18 de octubre en Cristo Rey y una conferencia que tendrá lugar el 8 de noviembre en la Casa de la Iglesia.

Zamora, 14/10/10. Cáritas Diocesana de Zamora ha organizado las Jornadas de Sensibilización “Sociedad y cárcel”, que pretenden acercar a las personas que trabajan en la pastoral penitenciaria, coordinar sus acciones respectivas y así tener una acción común entre todos los agentes de la Iglesia. En el cartel anunciador se puede apreciar el tema fundamental de la convocatoria: “Retos de la cárcel a nuestras parroquias y comunidades”.

Las Jornadas se iniciarán con un encuentro que tendrá lugar el próximo lunes 18 de octubre a las 19,30 horas en el centro parroquial de Cristo Rey, en Zamora. Está previsto comenzar con un montaje sobre la realidad de las cárceles y sus estadísticas (en un claro aumento), y también sobre el mensaje de Jesús, que no condena a las personas. Después habrá un trabajo por grupos y una puesta en común.

Los destinatarios de estas Jornadas son los miembros de grupos parroquiales, trabajadores, voluntarios y colaboradores de Cáritas, sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos en la pastoral social y caritativa, otros agentes de pastoral, miembros de asociaciones de vecinos, y en último término toda la sociedad en general, ya que es un tema importante a todos los niveles.

Además del encuentro inicial, el lunes 8 de noviembre tendrá lugar una conferencia titulada “Sociedad y cárcel”, a cargo del coordinador de Pastoral Penitenciaria en la Cárcel de Burgos, José Fernández de Pinedo. Será en la Casa de la Iglesia (Seminario San Atilano) a las 19,30 horas.

Estas Jornadas ya se han celebrado previamente en Salamanca (5 de octubre) y en Ciudad Rodrigo (6 de octubre), y forman parte de un plan para dar a conocer a la Iglesia y a toda la sociedad la realidad de las cárceles y el trabajo que los voluntarios católicos llevan a cabo en concreto en la prisión de Topas.

Y se hace en continuidad con el importante paso que se dio el pasado mes de febrero, cuando los obispos de las tres Diócesis que tienen a su cargo la cárcel salmantina (Gregorio Martínez Sacristán, de Zamora; Carlos López, de Salamanca; y Atilano Rodríguez, de Ciudad Rodrigo) escribieron una carta pastoral conjunta titulada “Estuve en la cárcel y vinisteis a verme”.

En ella, los prelados llamaban a sus fieles a una implicación mayor en la pastoral penitenciaria y a “valorar más su importancia”, ya que “la falta del necesario apoyo y colaboración de los restantes miembros de las comunidades parroquiales y de la Iglesia diocesana, podría producir en quienes llevan a cabo inmediatamente la pastoral penitenciaria una cierta sensación de soledad y desánimo”. Y por su relación con la pobreza y la marginación, pedían “una mayor integración de la pastoral penitenciaria en los programas pastorales diocesanos y parroquiales y una mejor coordinación” a nivel intraeclesial.

Como señala la responsable del Programa de Reclusos y Ex-reclusos de Cáritas Diocesana de Zamora, Manuela Ruano, “queremos también que los sacerdotes se impliquen un poco más con los presos que tienen de sus parroquias”, y afirma que “algunos curas de la Diócesis están pendientes de sus presos, conocen su situación y se preocupan por ellos”.

La cárcel salmantina de Topas cuenta ahora con unas 60 personas vinculadas a la Iglesia católica que están llevando a cabo su trabajo voluntario con los reclusos. De ellas, una veintena forman parte de Cáritas Diocesana de Zamora. Participan la capellanía de la Diócesis de Salamanca, Adsis, Cáritas Diocesana de Salamanca, Cáritas Diocesana de Zamora y algunos representantes de Ciudad Rodrigo.

martes, 12 de octubre de 2010

Cáritas organiza un curso de Doctrina Social de la Iglesia


Cáritas Diocesana de Zamora ha organizado un curso de Doctrina Social de la Iglesia y Pensamiento social, que comenzará el próximo 18 de octubre en la Casa de la Iglesia-Seminario San Atilano, y que dará una formación sistemática en estas materias a los matriculados hasta el próximo mes de junio. La inscripción está abierta hasta el próximo 15 de octubre.

Zamora, 12/10/10. “Doctrina Social de la Iglesia y Pensamiento social” es el título del curso sistemático de formación que convoca Cáritas Diocesana de Zamora, y que dará comienzo el próximo lunes 18 de octubre a las 19 horas en la Casa de la Iglesia-Seminario San Atilano de la capital.

Los objetivos de este curso, según explica el delegado episcopal de Cáritas Diocesana, Antonio Jesús Martín de Lera, son “conocer en profundidad el pensamiento social cristiano, capacitar para la formación sociocaritativa de la Iglesia y formar a los agentes de Cáritas”. Y recuerda una frase del papa Benedicto XVI para destacar la importancia de esta formación: “no existe la inteligencia y después el amor: existe el amor rico en inteligencia y la inteligencia llena de amor”.

El curso de Doctrina Social se celebrará durante los lunes del calendario escolar de 19 a 21 horas, empezando el 18 de octubre y finalizando el 20 de junio. La inscripción, que puede realizarse en la sede central de Cáritas en Zamora (Plaza de Viriato), está abierta hasta el próximo 15 de octubre. La oferta formativa está dirigida principalmente a los trabajadores y voluntarios de Cáritas, pero está abierta también a todas las personas interesadas en la acción social de la Iglesia.

Durante el primer cuatrimestre se abordarán núcleos temáticos de la Doctrina Social de la Iglesia, la marginación y la pobreza, el Modelo de Acción Social de Cáritas, y el Tercer Sector y la acción social. El segundo cuatrimestre comenzará con otros temas de Doctrina Social de la Iglesia, la sensibilización y educación para la solidaridad, políticas sociales y servicios sociales, y voluntariado social.

Ésta es una de las iniciativas que está llevando a cabo Cáritas Diocesana de Zamora en el marco de la programación pastoral de la Diócesis, que para el curso 2010/11 se ha marcado el objetivo principal de “el ejercicio de la caridad en la vida de la Iglesia”.

domingo, 10 de octubre de 2010

Gracias a Dios y gracias a todos


NARCISO-JESÚS LORENZO

Este domingo me gustaría compartir con los lectores la alegría de lo vivido en el día de ayer. Después de meses de trabajos y de un mes abierto al público de Zamora y a los que nos visitan, se volvió a dedicar al culto divino la hermosa iglesia de Santiago del Burgo. Aprovecho este espacio dominical, día semanal de acción de gracias para los cristianos, para eso precisamente, para dar las gracias, aún a riesgo de olvidarme de algunos.

Gracias sean dadas, sobre todo, a Dios porque nos ha permitido alabarle y ofrecerle de nuevo el Sacrificio de su Hijo en el recuperado altar románico, consagrado solemnemente, para obtener así gracia sobre gracia.

Gracias a todos los fieles que se hicieron presentes y que fueron una sola voz en la alabanza y en las plegarias. Gracias al Sr. obispo que consagró el altar y celebró la Eucaristía, principal promotor de que este templo se convierta en lugar privilegiado de oración y adoración en la ciudad. Gracias al apoyo de los presbíteros de la parroquia de San Vicente, especialmente al seguimiento entusiasta de D. José. Gracias a los representantes de las instituciones públicas, la Fundación Zamora Románica, el Ayuntamiento o la Junta de Castilla y León por el apoyo efectivo y el reconocimiento del valor espiritual y cultural del patrimonio cultural de la Iglesia. Gracias a los representantes del Obispado: El Vicario General, el Delegado Diocesano de Patrimonio y al Director del Taller de Restauración. Gracias a la labor de dirección del arquitecto D. Leocadio y a todos los trabajadores que han hecho posible la rehabilitación de este templo y su puesta a punto. Gracias a todos los fieles católicos y a todos los zamoranos en general por la alegría con la que han recibido la reapertura del templo.

Quisiera, también, invitar a todos los fieles a que, sin desatender sus encargos y su vida parroquial, hagan de este pequeño templo espacio de todos, lugar privilegiado para el encuentro espiritual con el Señor Jesús, presente en la Eucaristía. La presencia del arcipreste D. Rogelio sirvió de apoyo a esta iniciativa episcopal. Que el reclamo turístico de este hermoso templo no sea mayor que la invitación que Cristo nos haga a entrar en su intimidad. Pidámosle, ya desde ahora, que nos conceda la gracia de mirar la Eucaristía expuesta y descubrir su mirada que penetra con amor y compasión hasta lo más profundo de nuestro ser.

Cada día se celebrará la Eucaristía a las 13.00 h. y a continuación se expondrá para la adoración de los fieles el Santísimo Sacramento hasta las 18.00 h. en que se dará la bendición. Los sábados se cantarán las Vísperas. Así mismo se administrará con regularidad el Sacramento de la Confesión.

La Opinión-El Correo de Zamora, 10/10/10.