viernes, 22 de noviembre de 2013

Cáritas celebra el Día de las Personas Sin Hogar haciéndole una casa a Viriato

Cáritas Diocesana de Zamora celebra por primera vez el Día de las Personas Sin Hogar con un acto simbólico en la Plaza de Viriato, donde le harán una casa a la popular estatua a partir de las 11 horas del sábado 23 de noviembre.

Zamora, 22/11/13. El domingo 24 de noviembre, Cáritas Española celebra el Día de las Personas Sin Hogar y por primera vez Cáritas Diocesana de Zamora saldrá a la calle para reivindicar los derechos de este colectivo.

El acto de sensibilización se desarrollará mañana, sábado 23 de noviembre, en la Plaza de Viriato, donde los 50 usuarios de la Casa de Acogida “Madre Bonifacia” de Cáritas en la capital levantarán una casa a la estatua de Viriato de forma simbólica a las 11 horas.

Por primera vez en los nueve años de historia de la Casa de Acogida de Cáritas Diocesana de Zamora los usuarios, tanto los del comedor social como los residentes, reivindicarán sus derechos a través de este acto en la calle.

¿Por qué una casa para Viriato?

Después de haber estudiado la biografía del guerrero zamorano, los usuarios de la Casa de Acogida han encontrado en él unos valores que a día de hoy están de plena actualidad:

- Viriato se rebelaba contra la pobreza. La sociedad de hoy también debería hacerlo.

- Viriato siempre dormía con su armadura puesta. Las personas sin hogar tienen derecho a dormir siempre bajo un techo digno.

- Viriato era el más justo a la hora de repartir el botín. Las administraciones hoy han olvidado a los excluidos a la hora de repartir el pastel.

El delegado episcopal de Cáritas, Antonio J. Martín, y la directora de la Casa de Acogida, Elvira Martín, atenderán a los medios de comunicación a las 11,45 horas en la Plaza de Viriato. Posteriormente, varios usuarios de la Casa de Acogida leerán un testimonio en el que expresarán cómo es su día a día.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Proyecto Hombre cumple 25 años en Zamora

La comunidad terapéutica Proyecto Hombre, dependiente de Cáritas Diocesana de Zamora, ha atendido en sus 25 años de vida a 4.500 personas drogodependientes llegadas desde distintos puntos del país. A lo largo de este año 2013 han pasado por Proyecto Hombre 90 personas, de las cuales un 15 % han recibido el alta terapéutica.

Zamora, 21/11/13. Proyecto Hombre nació en el año 1988, vinculado a Cáritas Diocesana de Zamora, siendo éste el primer gran proyecto que la organización católica puso en marcha en esta diócesis. El delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Zamora, Antonio J. Martín, ha explicado esta mañana en una rueda de prensa que el objetivo inicial era “dar una respuesta a los problemas de droga que afectaban a muchas familias en esos años”, coincidiendo en España con el boom de la heroína. A lo largo de esos 25 años Proyecto Hombre ha atendido a 4.500 personas.

Problemática actual

La directora de Proyecto Hombre, Nuria Martín, ha explicado que el perfil del drogodependiente también ha ido variando con el paso del tiempo. Si los residentes de la década de los noventa tenían en su mayoría adicción a una única sustancia que era la heroína, en la actualidad la mayor parte de las personas que llegan a Proyecto Hombre son politoxicómanas, “consumen cocaína, hachís, alcohol, pastillas, etc.”.

En este sentido, la directora ha detallado que las personas drogodependientes llegan al centro con “problemas psiquiátricos”, lo que ralentiza y complica su rehabilitación. “Ahora los chicos que vienen son de todos los estamentos sociales, de todo tipo de familias”, ha apuntado. Por otro lado, ha añadido que la crisis económica “no ha sido un factor determinante” en el aumento del consumo de estupefacientes.

En la actualidad, 44 personas drogodependientes (dos mujeres y el resto hombres) residen en la comunidad terapéutica y otros 20 adolescentes acuden de forma ambulatoria. A lo largo del año 2013 han sido 90 las personas que ha atendido Proyecto Hombre, de las cuales un 15 % han recibido el alta terapéutica. El equipo de trabajo lo componen 13 profesionales: médicos, terapeutas, pedagogos, monitores y psicólogos; junto con una decena de personas voluntarias que acuden a diario para ayudar en las distintas áreas de la comunidad.

Programa de actos

El programa de actos conmemorativos de este XXV aniversario comenzará el próximo martes 26 de noviembre, con la mesa redonda “Ayer y hoy. Historia de Proyecto Hombre en Zamora”, en la que participarán directores y responsables de la institución desde los orígenes hasta la actualidad, moderados por el delegado episcopal de Cáritas Diocesana, Antonio J. Martín. Comenzará a las 20,30 horas en el teatro del Seminario San Atilano.

El miércoles 27 de noviembre el teatro del Seminario Diocesano volverá a abrir sus puertas a las 20,30 horas para acoger una actuación del Grupo de Teatro “La Tijera”.

El jueves 28 de noviembre habrá otra mesa redonda, esta vez en clave testimonial, titulada “Yo estuve en Proyecto Hombre”. En ella participarán diversas personas rehabilitadas, familiares y voluntarios de la entidad, y será moderada por la periodista Carmen Ferreras en el marco del Club La Opinión-El Correo de Zamora, a las 20,30 horas en el Salón de Actos de Caja España-Duero (Centro Cultural La Marina).

El momento culminante del programa de actos tendrá lugar el viernes 29, con la celebración de la eucaristía, presidida por el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, a las 12 horas en las instalaciones de Proyecto Hombre (Camino Viejo de Villaralbo s/n).

miércoles, 20 de noviembre de 2013

El domingo se clausura el Año de la Fe en Cristo Rey

Trece meses después de su inauguración, el obispo de Zamora clausurará solemnemente el Año de la Fe a nivel diocesano el domingo 24, con una eucaristía a las 18 horas en la iglesia de Cristo Rey, a la que invita a todos los fieles.

Zamora, 20/11/13. El próximo domingo 24 de noviembre, solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, tendrá lugar la clausura del Año de la Fe, convocado por Benedicto XVI en 2012, en toda la Iglesia universal. La Diócesis de Zamora lo hará con la eucaristía solemne que presidirá el obispo Gregorio Martínez Sacristán a las 18 horas en la iglesia parroquial de Cristo Rey de la capital.

En una misiva dirigida a los sacerdotes, consagrados y laicos de la Diócesis, el obispo señala que “conviene que clausuremos conjuntamente este Año de la Fe, para de este modo agradecer a nuestro Señor cuánto nos ha concedido durante este tiempo en que hemos redescubierto y anunciado más nuestra fe cristiana”.

El prelado invita a toda la comunidad diocesana a participar en esta Misa, que será el broche final del Año de la Fe a nivel local. A los sacerdotes les pide especialmente “anunciar esta celebración en vuestras parroquias, asociaciones y movimientos, así como alentar y acompañar a todos los fieles cristianos a acudir a dicha Eucaristía por el gran significado eclesial que en ella se expresará”.

Monseñor Martínez Sacristán también cuenta en su carta con las monjas de clausura de los 16 conventos y monasterios de la Diócesis, a quienes pide “que a lo largo de la tarde de dicha jornada se unan a la celebración por medio de la oración a favor de la abundante fructificación de lo vivido durante este Año”.

Balance de una efeméride eclesial

La Diócesis de Zamora inauguró solemnemente el Año de la Fe con una eucaristía en la Catedral el 12 de octubre de 2012, y durante estos trece meses han tenido lugar algunos acontecimientos significativos en la vida ordinaria de la Iglesia local. El obispo publicó, con motivo de este Año, la carta pastoral Creyentes y testigos alegres, que se ha leído y trabajado en diversas instancias diocesanas. También firmó un decreto de indulgencias especial para este Año.

Diversas actividades diocesanas han girado especialmente en torno al tema de la fe y a la efeméride eclesial que motivó al Papa emérito a convocar este Año: el cincuentenario de la apertura del Concilio Vaticano II y el vigésimo aniversario de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica. Por eso, las XI Jornadas Diocesanas que se celebraron entre el 30 de enero y el 1 de febrero abordaron esta temática, y el curso formativo del Centro Teológico Diocesano “San Ildefonso” (las conocidas como “Lecciones de Teología”) han presentado de forma sistemática los documentos más importantes del Concilio.

Además, ha habido algunos momentos especiales, organizados con motivo precisamente del Año de la Fe, entre los que destaca especialmente la celebración de la eucaristía en la que el obispo confirmó a casi 300 adolescentes de las parroquias de Zamora capital, el 25 de mayo en el Auditorio “Ruta de la Plata”. Más tarde, el 9 de octubre, cientos de escolares de los colegios católicos hicieron su peregrinación a la Catedral.

La Catedral, por otra parte, acoge desde febrero la exposición de un apostolado del siglo XVII, 13 lienzos que han sido restaurados para la ocasión y que en el trascoro del primer templo diocesano sirven para que los fieles puedan hacer la profesión de fe. De hecho, éste ha sido otro de los momentos significativos del Año de la Fe: las diversas peregrinaciones que los arciprestazgos de la Diócesis han hecho a la Catedral para confesar el Credo junto al obispo. Otros santuarios de la geografía diocesana han sido meta de peregrinaciones más modestas pero igualmente importantes para sus participantes.

La vida contemplativa también ha hecho su aportación al Año de la Fe, y se ha concretado en la preparación de unas vigilias mensuales de oración que arrancaban el pasado mes de octubre de 2012 y que en el Convento de Santa Clara de la capital han congregado a laicos, consagrados y sacerdotes para rezar siguiendo las partes del Credo.

A nivel de arciprestazgos y parroquias también ha tenido su importancia el Año de la Fe. En Toro-La Guareña, por ejemplo, se celebró en abril la Semana de la Fe, y en otros lugares y parroquias se han comenzado iniciativas de formación y catequesis de adultos. Durante el mes de mayo, el claustro principal del Seminario San Atilano acogió una exposición sobre el Concilio Vaticano II.

La Diócesis de Zamora ha estado representada en algunos de los principales encuentros que han tenido lugar en Roma con el nuevo papa Francisco. Del 3 al 5 de mayo, una decena de zamoranos participaron en la Jornada Mundial de las Cofradías, y del 26 al 29 de septiembre doce catequistas y sacerdotes acudieron a la Jornada Mundial de los Catequistas. También el Seminario Mayor y parte del Seminario Mayor acudió con su rector a la Jornada Mundial de los Seminaristas y Novicios del 4 al 7 de julio.

A nivel nacional, un evento importante ha sido la eucaristía en la que fueron beatificados 522 mártires del siglo XX en España, celebrada el pasado 13 de octubre en Tarragona. En esta ocasión han sido reconocidos como beatos el sacerdote franciscano Antonio Faúndez, natural de La Hiniesta, y los religiosos carmelitas Ángel María Reguilón, Bartolomé Fanti María Andrés Vecilla y Ángel María Sánchez.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Los Centros de Apoyo al Menor de Cáritas celebran el Día del Niño

El miércoles 20 de noviembre se celebra el Día Internacional del Niño, y Cáritas Diocesana de Zamora ha preparado un programa de actividades para los más de cien niños que acuden a los dos Centros de Apoyo al Menor de la capital.

Zamora, 18/11/13. El Programa de Infancia de Cáritas Diocesana de Zamora, a través del los dos Centros de Apoyo al Menor (CAM) que tiene en la capital, celebra el próximo miércoles 20 de noviembre el Día Internacional del Niño. Una jornada en la que los menores que atiende Cáritas en Zamora recordarán los derechos de los niños, independientemente del lugar en el que nacen o la raza a la que pertenezcan.

El CAM de Cáritas Diocesana de Zamora apuesta por la promoción de la persona trabajando desde edades tempranas en la prevención de situaciones de pobreza y exclusión social. Este Programa de Infancia tiene dos centros en la capital, uno situado en la calle Peña Trevinca y otro en la calle Argentina. Recientemente, este trabajo con los menores se expandió también a la zona rural; concretamente, se abrió un centro de similares características en Fermoselle.

Un centenar de menores de entre 6 y 16 años acuden, después del horario escolar, a los CAM de la capital de forma gratuita y diaria, mientras que en Fermoselle participan cerca de 40 niños. Las actividades que se realizan en estos centros son: apoyo al estudio, realización de talleres formativos y lúdicos, salidas culturales y recreativas, y participación en actividades de sensibilización.

Precisamente, la jornada del próximo miércoles 20 se enmarca dentro de una semana en la que todas las actividades girarán en torno a los derechos de los niños. El martes 19 y el jueves 21 los menores visitarán el Teatro Principal, aprovechando sus jornadas de puertas abiertas. El miércoles 20 se reunirán por la tarde en el CAM de Peña Trevinca, donde tendrá lugar la entrega de premios de sus campeonatos y concursos, talleres, juegos y una sesión de cuentacuentos.

Los menores y usuarios del CAM de Zamora provienen de familias en riesgo o exclusión social, inmigrantes, monoparentales, con graves dificultades económicas, etc. Unas características que no coinciden con el perfil de los niños de Fermoselle, donde el CAM responde a otras necesidades. Allí las familias demandan actividades de ocio y tiempo libre para los menores de más peso cultural y educativo, ya que por el hecho de vivir en una localidad alejada de la capital el acceso a este tipo de actividades resulta complicado.

El Programa de Infancia de Cáritas Diocesana de Zamora atendió en el año 2012 un total de 129 menores sólo en la capital, lo que supuso una inversión de 169.000 euros.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Fernando Gimenez Barriocanal: “La Iglesia sólo recibe lo que los contribuyentes deciden que reciba”

¿Sostiene el Estado a la Iglesia? ¿Tiene la Iglesia Católica en España privilegios fiscales? ¿Dónde va mi aportación dominical? Son preguntas que, con frecuencia, aparecen en conversaciones o noticias en los medios de comunicación. Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española ha respondido a muchas de ellas en esta entrevista concedida a Agencia SIC, que reproducimos a continuación.

P.- Cada año el tema de la asignación tributaria a la Iglesia emerge en los medios de comunicación, al mismo tiempo, “Por tantos” es una de las campañas más fuertes que la Iglesia española lleva a cabo, ¿tan importante es el tema económico?

R. - Creo que la Iglesia hace muchísimas campañas… otra cosa es la repercusión que tienen en los medios de comunicación. Normalmente los temas intraeclesiales tiene un encaje más difícil en los medios de carácter generalista mientras que todo el mundo habla de dinero, todo el mundo entiende el dinero. Ése es un primer aspecto. Un segundo aspecto es que, en el caso de la campaña de la Renta, está dirigida a todos los contribuyentes y eso es lo que hace que tenga mayor repercusión. No creo que la Iglesia este obsesionada con el tema del dinero. En absoluto.

P.- Temas como la exención de pago del IBI o “las riquezas de la Iglesia”  son recurrentes en conversaciones y tertulias ‘informativas’ ¿falta información real sobre estos asuntos? ¿Qué impuestos paga la Iglesia? ¿La Iglesia es rica?

R.- Si hablamos de impuestos, existen unos acuerdos del 1979, que establecen un régimen particular para la Iglesia que luego ha sido asumido por otras confesiones, no sólo por la Iglesia Católica. Actualmente el régimen fiscal de la Iglesia es la Ley del Mecenazgo que afecta a todas las fundaciones de este país, ONGs internacionales, asociaciones de entidad pública, etc.

Por tanto, decir que la Iglesia tiene un régimen fiscal privilegiado es falso. La Iglesia tiene el mismo régimen que entidades equiparadas a ella: cualquier fundación de cualquier partido político, fundaciones de interés social… tienen el mismo régimen fiscal que la Iglesia: pagan el mismo IBI, el mismo impuesto sobre sociedades,  tiene las mismas desgravaciones fiscales en los donativos, etc.

La Iglesia tiene patrimonio, sí.  Una institución que lleva 20 siglos emplazada en España es lógico que tenga patrimonio. Si, a lo largo de la vida, una familia empieza de cero y acaba teniendo, por ejemplo, una casa, es lógico pensar que la Iglesia tenga patrimonio. Otra cosa es que sea rica o que viva por encima de sus posibilidades… no es así porque el patrimonio de la Iglesia está afecto a sus fines fundamentales: anunciar el Evangelio, a vivir la Fe y a darse a los demás. Todo el patrimonio de la Iglesia tiene sentido si sirve para anunciar a Jesucristo, para vivir la Fe y para darse a los demás. En este sentido, las catedrales, las parroquias, los medios de comunicación y los colegios, por ejemplo, están destinados a esa finalidad.

P. -¿Cuánto ingresa la Iglesia al año? ¿Qué porcentaje viene de la aportación directa de los fieles a través de las colectas en parroquias, donativos…  y cuanto a través de la renta?

R. - Es un tema complicado de explicar porque para entender esto hay que explicar qué es la Iglesia o qué es lo que nosotros entendemos por Iglesia. Si preguntáramos qué dinero ingresan los madrileños, entendiendo por ello todos los ingresos de todos los madrileños,  saldría una cifra ingente, pero esto no tiene consistencia ya que cada familia es una entidad económica diferente.

Cuando hablamos de “la Iglesia” ¿de qué estamos hablando? ¿De las 69 diócesis?, ¿de las 22.700 parroquias? ¿De las órdenes y congregaciones religiosas?, ¿de los 250 monasterios de clausura?, ¿de los colegios? Cada institución es autónoma.

Nosotros tenemos datos de las 69 diócesis en la medida en que la Conferencia Episcopal Española recauda el IRPF: 247 millones de euros según los datos de la última declaración; y los ingresos o gastos totales que pueden tener las diócesis españolas que, aproximadamente están alrededor de los 820 millones de euros ¿de dónde salen esos 820 millones de euros? De esos 247 millones de la Asignación Tributaria y el resto, fundamentalmente, viene de las aportaciones directas de los fieles: donativos, suscripciones, colectas, herencias,… y una pequeña parte ingresos de patrimonio.

P.- Entonces, la Iglesia, como tal, ¿sólo recibe de los impuestos lo relativo al IRPF?

R.- Exactamente. La Iglesia sólo recibe lo que los contribuyentes deciden que reciba puesto que no existen partidas presupuestarias para su sostenimiento.

Hay veces que se habla de “las otras cuentas de la Iglesia” y entonces nos dicen “la Iglesia recibe de los conciertos educativos dos mil millones de euros”. Eso no es verdad ya que ese dinero, que se aplica a los colegios concertados de titularidad eclesiástica, es un dinero que va destinado a financiar la educación, que es un derecho de todos los españoles. Cuando el Estado financia un determinado colegio lo que está financiando es la educación de mis hijos, no el colegio. La Iglesia ahora al estado mucho dinero a través de la red de centros concertados, son unos 3 mil millones de euros de ahorro, ya que el Estado tiene que pagar menos dinero por un niño que se escolariza en un colegio concertado que si tuviera que prestar ese servicio de manera pública, según los datos del Ministerio. Lejos de financiar a la Iglesia, es la Iglesia la que, de manera indirecta, está financiando la educación. Otras “cuentas”  se refieren a los profesores de Religión… pero ese dinero no va a la Iglesia, va a aquellas personas que están prestando un servicio que demandan los ciudadanos, que deciden que sus hijos vayan a clase de Religión.

P.- ¿Es cierto que el Estado ayuda a la Iglesia católica más que a otras confesiones?

R.- La Iglesia española no recibe un solo euro para su sostenimiento. Otras confesiones religiosas, a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia, sí reciben subvenciones a su actividad concreta. Y no me parece mal. También podrían estar dentro del sistema de asignación tributaria y la Iglesia no se opone a ello. Hasta ahora el Estado ha venido regulando primero, que otras confesiones religiosas tengan el mismo régimen fiscal que la Iglesia Católica y segundo, que puedan acceder a un sistema de financiación directa a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia. Pero, en ningún modo están en una situación de perjuicio con respecto a la Iglesia Católica.

P.- ¿Sufre la Iglesia la crisis económica?

R.- Las instituciones de la Iglesia tienen un reto muy grande porque se financian con las aportaciones de los fieles. Si los fieles tienen menos dinero es más difícil recabar dinero. Pero las necesidades de la Iglesia se han multiplicado. Y se han multiplicado porque la Iglesia está con la gente, con esos  10 millones de personas que van a Misa los domingos y con los que no van, con los que se acercan a una parroquia, en primer lugar, para que alguien les escuche, porque no les escuchan en otro lado, tantas familias que se han quedado en el paro… en segundo lugar, para que les den una palabra de esperanza y, en tercer lugar, para procurar no solo una ayuda espiritual sino también una ayuda material. Esa situación se ha multiplicado con la crisis, con menos recursos tenemos que hacer más.

P.-Los católicos españoles ¿somos conscientes de que el sostenimiento de nuestras comunidades viene de nuestra aportación?
R.- Poco a poco la respuesta es creciente, pero todavía es insuficiente. Todavía hay gente que piensa que la Iglesia se sostiene del aire, o que el Estado financiará las parroquias o a los párrocos, como sucedía con anterioridad a 1979. Aunque poco a poco se va creando conciencia de que los católicos somos los que tenemos que sostener a nuestra Iglesia porque ¡queremos recibir de ella tantas cosas! Cuando participamos de la Eucaristía, los sacramentos la formación tenemos que ser generosos y corresponsables con la Iglesia.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Zamora celebra a San Alfonso 25 años después de su canonización

El próximo domingo 17 el obispo de Zamora presidirá la eucaristía en memoria de San Alfonso Rodríguez a los 25 años de su canonización por Juan Pablo II. Será a las 12,30 horas en la iglesia de San Andrés, y a continuación se hará una ofrenda floral ante su estatua en la Plaza del Seminario.

Zamora, 14/11/13. El próximo 16 de noviembre es la memoria litúrgica de San Alfonso Rodríguez, mártir jesuita en las Reducciones del Paraguay, que fue canonizado junto con otros compañeros en 1988 por Juan Pablo II. Con este motivo la conmemoración de la Diócesis de Zamora de este año tendrá un carácter especial, con la eucaristía que presidirá el obispo Gregorio Martínez Sacristán el domingo 17 a las 12,30 horas en la iglesia de San Andrés.

Al finalizar la Misa se realizará una ofrenda floral ante la estatua de San Alfonso en su nueva ubicación, la Plaza del Seminario, adonde ha sido trasladada esta misma semana desde el Parque de las Viñas por el Ayuntamiento de la capital. Por ello, el nuevo delegado diocesano de Misiones, David Villalón, convoca a los fieles “a participar en estos actos en homenaje a nuestro único santo mártir zamorano”.

Aniversario de la canonización

El pasado 9 de noviembre se hizo pública en la Santa Sede la carta con la que el papa Francisco nombró al cardenal Claudio Hummes su enviado especial a Paraguay, con motivo de la celebración con la que culminará en la ciudad de Asunción la peregrinación nacional de las reliquias de San Roque González de Santa Cruz y de sus compañeros mártires, en el XXV aniversario de su canonización.

La celebración será el 15 de noviembre, recordando el martirio de estos santos misioneros de la Compañía de Jesús, ocurrido en 1628 en las reducciones de Paraguay: San Roque González, primer santo paraguayo, el zamorano Alfonso Rodríguez y el belmonteño Juan del Castillo, “cuyas vidas estuvieron marcadas plenamente por el amor: amor a Dios y, por Él, a todos los hombres, en especial a los más necesitados, a aquellos que no conocían la existencia de Cristo ni habían sido aún liberados por su gracia redentora”.

Como recuerda el Papa en su misiva, fueron canonizados por Juan Pablo II y en este Año de la Fe se cumple el XXV aniversario de esa solemne celebración. “Esta canonización de tres mártires jesuitas es también un motivo de sano orgullo para toda la Compañía de Jesús”, dijo el papa Wojtyla, en su homilía en la canonización que celebró en Asunción en 1988, señalando que “Roque González se encuentra entre los primeros jesuitas del nuevo continente, y Alfonso Rodríguez y Juan del Castillo pertenecen a aquel grupo de hombres generosos que, respondiendo a la llamada de Jesús para incorporarse a su compañía, llevaron a Cristo por todo el mundo”.

En la capital paraguaya, Juan Pablo II destacó entonces que “sabiéndose responsables en cuanto a la necesidad de custodiar la dignidad humana en aquel momento de la historia, el padre Roque González, el padre Alfonso Rodríguez, el padre Juan del Castillo y tantos otros cristianos, afrontaron el tremendo desafío que había supuesto el descubrimiento del llamado Nuevo Mundo. Convencidos de que el Evangelio es mensaje de amor y de libertad, procuraron dar a conocer “la verdad en Cristo Jesús” (Ef 4, 21) a lo largo y a lo ancho de estas tierras”.

Perfil biográfico del santo mártir

Alfonso Rodríguez Olmedo nació en Zamora el 10 de marzo de 1598, hijo de Gonzalo Rodríguez y María de Olmedo, una familia modesta y piadosa. Tras estudiar las primeras letras en su ciudad natal, ingresó en la Compañía de Jesús en 1614, en Salamanca. Tras realizar el noviciado en Villagarcía de Campos (Valladolid) iba a ser enviado a Pamplona, para hacer los estudios de Filosofía, cuando pasó por el noviciado Juan de Viana, procurador de la que era entonces Provincia Jesuítica del Paraguay. Tenía permiso del general de la Compañía Mucio Vitelleschi para reclutar religiosos que fuesen a trabajar en las misiones. Su propuesta tuvo acogida en el generoso corazón de Alfonso, quien fue aceptado y embarcó en Lisboa con otros 37 compañeros, el 2 de noviembre de 1616, desembarcando en el puerto de Santa María de los Buenos Aires el 15 de febrero del año siguiente.

Pasó Alfonso al Escolasticado que la Compañía de Jesús tenía en la ciudad de Córdoba (Argentina), para realizar estudios superiores eclesiásticos. A fines de 1623 o principios de 1624 fue ordenado sacerdote. Concluidos los estudios teológicos, comenzará a evangelizar entre los guacurúes, una de las reducciones más trabajosas, debido a la dificultad del dialecto indígena allí utilizado.

En 1627 fue destinado a Encarnación de Itapuá, reducción fundada en 1615 por Roque González. Junto con éste fundaría en 1628 una nueva reducción de Todos los Santos del Caaró, que sería su último destino. El 15 de noviembre de 1628, a los 30 años de edad, Alfonso es asesinado brutalmente por algunos de estos mismos indígenas azuzados por un cacique.

El 28 de enero de 1934 los mártires del Caaró e Ijuhí fueron beatificados por Pío XI. Entre ellos se encontraba Alfonso Rodríguez, que sería canonizado en Asunción junto con sus dos compañeros Roque González y Juan del Castillo por Juan Pablo II el 16 de mayo de 1988, durante su visita a Paraguay.

Zamora, además de acoger la estatua de San Alfonso realizada por Ricardo Flecha que estrena ubicación en la Plaza del Seminario, guarda la memoria del mártir con varios elementos, entre los que se encuentran el Coro San Alfonso de Zamora, la residencia de estudiantes que lleva su nombre (con un busto también del escultor Flecha en el exterior) y un gran cuadro en la iglesia parroquial de San Ildefonso en la capital.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

La Iglesia diocesana de Zamora: con todos y al servicio de todos

La Diócesis de Zamora celebra el domingo 17, junto a la Iglesia en España, el Día de la Iglesia Diocesana, y da a conocer con motivo de esta jornada sus datos estadísticos y económicos. El obispo subraya en una carta el servicio que hace a miles de personas la comunidad diocesana.

Zamora, 13/11/13. El próximo domingo 17 de noviembre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana. Con el lema “La Iglesia con todos, al servicio de todos”, se recuerda a los fieles y a toda la sociedad en general la identidad y la labor de la Iglesia católica, que se concreta en las diócesis y en las parroquias, y se hace en éstas una colecta para las necesidades de la Iglesia diocesana.

Datos estadísticos

En el último número de la publicación diocesana Iglesia en Zamora, editada por la Delegación Diocesana de Medios de Comunicación Social, se ofrecen algunos datos actualizados sobre la realidad eclesial en Zamora, cuya Diócesis cuenta con 303 parroquias repartidas en 7 arciprestazgos desde la última remodelación del mapa el año 2011.

Esta red de comunidades es atendida por el trabajo de 146 sacerdotes diocesanos y la colaboración de numerosos fieles, entre los que se calculan, por ejemplo, más de 400 catequistas y más de 100 celebrantes de la Palabra. El Seminario Mayor tiene 3 alumnos estudiando Teología en Salamanca. El Seminario Menor cuenta con 46 chicos matriculados en la ESO y 3 en Bachillerato. El curso introductorio al Seminario Mayor lo forman 2 alumnos.

En cuanto a la vida consagrada, las monjas contemplativas son 191, distribuidas en 16 conventos y monasterios de 8 órdenes diferentes. Además, hay 6 órdenes y congregaciones que agrupan a 22 religiosos de vida activa. Las religiosas de vida activa son 237, pertenecientes a 13 institutos diferentes que cuentan con 27 casas. También entran aquí los 24 miembros de cuatro institutos seculares, 3 femeninos y 1 masculino.

Existen 35 movimientos y asociaciones de apostolado seglar (31 de adultos y 4 de jóvenes), además de innumerables cofradías y hermandades por toda la geografía diocesana.

Un resumen de la economía diocesana

En torno a esta jornada eclesial, la Diócesis de Zamora informa a sus fieles sobre el funcionamiento económico, y con este motivo se ha distribuido en todas las parroquias el folleto Nuestra Iglesia, que muestra gráficamente los porcentajes que supone cada capítulo en la administración diocesana.

En cuanto a los ingresos, los dos apartados principales son lo ingresado en las parroquias (un 40,87 %) y lo correspondiente a la asignación tributaria (un 40,75 %). Un 5,35 % entra por los ingresos de patrimonio y otras actividades, y el 4,83 % se refiere a ingresos extraordinarios, mientras que el 1,89 % restante lo integran las aportaciones voluntarias de los fieles a través de colectas parroquiales, cuotas, suscripciones, limosnas, herencias y legados.

En el capítulo de gastos, el sostenimiento ordinario de las parroquias se lleva la mayor parte (un 39,99 %), y las reparaciones y conservación de las iglesias y otros locales pastorales suponen el 12,90 %. La retribución del clero y los gastos sociales correspondientes ascienden al 17,68 % de los gastos, mientras que el 5,33 % se refiere al mismo concepto en el personal seglar. Un 4,00 % está dedicado a las acciones pastorales y asistenciales. Así, la capacidad de financiación propia de la Diócesis está en el 20,10 %.

En el folleto distribuido en las parroquias se recuerda a los fieles y a todos los que valoran y apoyan la acción de las comunidades cristianas que “la colaboración periódica, con una cuota familiar o personal, abonada a través de domiciliación bancaria, es el mejor sistema para contribuir al sostenimiento económico de la Iglesia”.

Obispo de Zamora: comprometidos a servir a todos

La publicación Nuestra Iglesia incluye una carta del obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, que afirma que “nuestra Iglesia diocesana está con todos los hombres y mujeres de nuestro pueblo”. Y va haciendo un repaso de “cómo está con los niños que son presentados para ser iniciados en la vida de fe; está con los adolescentes que asumen personalmente su condición cristiana, y también está con los jóvenes que maduran responsablemente su experiencia creyente”.

El prelado continúa diciendo que la Diócesis “a la vez está con los bautizados que se preparan para unir sus vidas formando un matrimonio; está con las familias que se esfuerzan por construirse y mantenerse desde los principios cristianos; así como está con los mayores necesitados de compañía y atención; y también está con los enfermos que requieren ser cuidados y confortados”.

Además, recuerda monseñor Martínez Sacristán, “está con los que vienen de lejos esperando ser acogidos; y está con los hombres y mujeres marginados que son merecedores de recobrar una vida con dignidad”. De esta manera, la Iglesia diocesana de Zamora “está y estará en todos y cada uno de nuestros pueblos y ciudades”.

Esta presencia eclesial continua “está motivada y caracterizada por una actitud: el servicio. Sí, nuestra Diócesis está al servicio de todos. Vive y se construye sirviendo a los hombres ya que así la quiere su único Señor, Jesucristo. Mirando su enseñanza y su ejemplo los católicos nos comprometemos a vivir sirviendo a nuestros contemporáneos, de modo que la vida eclesial constituye una espléndida floración de personas, palabras y acciones serviciales”.

Para hacer posible esto, señala el obispo, “se requiere no sólo la implicación personal de todos sus miembros, sino también medios para sostener a sus personas y actividades”. Por ello la jornada del 17 de noviembre “nos ofrece la oportunidad de mostrarnos responsables con nuestra Iglesia, de ahí que os invito a seguir cooperando con ella, para que así verifiquemos esta afirmación: ‘Ayuda a la Iglesia, ganamos todos’. Esto depende de nuestro propio compromiso”.

Para más información: http://www.portantos.es/

martes, 12 de noviembre de 2013

Cáritas Diocesana de Zamora, también con Filipinas

Cáritas Diocesana de Zamora apela a la solidaridad de los zamoranos para colaborar en la ayuda a los damnificados por la catástrofe de Filipinas

Zamora, 12/11/13. Cáritas Filipinas ha informado a toda la red internacional de Cáritas que la poderosa tormenta “Haiyan” que azotó a Filipinas el pasado viernes ha dejado tras de sí un rastro de destrucción masiva. El padre Edwin Gariguez, secretario ejecutivo de Cáritas Filipinas-NASSA, ha asegurado que “es una gran catástrofe, pero nuestra planificación de emergencia ya está en marcha”.

Cáritas Española, que mantiene desde hace décadas una estrecha relación de cooperación fraterna con ese país asiático, se ha puesto a disposición de Cáritas Filipinas para acompañar su respuesta a la emergencia en el marco de la red internacional. En este sentido, ha aprobado ya el envío urgente de una partida inicial de 200.000 euros para apoyar las acciones de ayuda a las víctimas en esta primara fase de la emergencia.

Asimismo, ha activado una campaña de solidaridad “Cáritas con Filipinas”, con objeto de canalizar el compromiso de los donantes españoles con los damnificados del tifón “Haiyan”.

Posibilidades de colaboración en Zamora

Los zamoranos que deseen colaborar con esta campaña podrán realizar sus donaciones a través de la página web de Cáritas Española (www.caritas.es) ingresando la cantidad correspondiente en cualquiera de las cuentas que tiene Cáritas Diocesana de Zamora en estas entidades bancarias (concepto “Ayuda a Filipinas”): BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell, La Caixa, Banco Popular, Caja España-Duero y Caja Rural; o bien haciendo efectivo el donativo en cualquiera de las sedes de Cáritas en Zamora, Toro y Benavente.

Además, las donaciones realizadas a Cáritas desgravan en el IRPF/Impuesto de Sociedades, para lo cual es imprescindible facilitar en la entidad bancaria el nombre, apellidos y el NIF.

Plan urgente de respuesta de Cáritas Filipinas

Cáritas Filipinas ha activado un plan urgente de respuesta a la emergencia, para lo cual ha puesto en alerta a las 96 diócesis de todo el país.

A pesar de la amplitud del impacto, los equipos de Cáritas Filipinas, junto con miembros de la red internacional de Cáritas presentes en el archipiélago, están desplegando personal de emergencia en algunas de las zonas más afectadas con objeto de hacer una evaluación inicial de daños e identificar los sectores de población que necesitan asistencia más urgente.

Greg Auberry, director regional de la Cáritas Estadounidense, presente en el país en el momento de la tormenta, ha informado desde el terreno que “el dolor causado por este nuevo desastre es devastador. Ahora mismo estamos enviando lonas a la ciudad de Cebú para poder proveer refugio temporal urgente a unas 8.000 familias”.

Para más información: Cáritas Diocesana de Zamora, teléfono 980 50 99 94.

jueves, 7 de noviembre de 2013

La Catedral de Zamora restaura un lienzo del siglo XVII

Esta mañana ha sido presentado en la Catedral de Zamora a los medios de comunicación el lienzo del Martirio de San Juan Bautista, copiado de una pintura de Caravaggio en el primer tercio del siglo XVII, y que acaba de ser restaurado por Patricia Ganado a iniciativa del Cabildo Catedral.

Zamora, 7/11/13. Reproducimos a continuación el estudio sobre el lienzo recién restaurado, elaborado por el canónigo de la S.I. Catedral José Ángel Rivera de las Heras, director del Museo Catedralicio.


LIENZO DEL MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA
Óleo sobre lienzo
Primer tercio del siglo XVII
Bastidor: 235 x 345 cm. Marco: 250 x 363 cm.

Es éste uno de los pocos lienzos conservados en la catedral zamorana que ha merecido la atención de algunos historiadores, aunque hayan reparado mínimamente en él.

Tomás María Garnacho, a fines del siglo XIX, lo cita de pasada: “Hay, sí, algunas buenas pinturas en la sala capitular y la sacristía; entre otras una degollación de San Juan Bautista”.

Algo más dijo de él Manuel Gómez-Moreno: “Lienzo muy grande, con la Degollación del Bautista, en la sacristía, que se parece a lo del caballero Máximo, y lo regaló el bailío de Lora D. Alonso del Castillo”.

Alfonso Emilio Pérez Sánchez lo calificó de “copia excelente del cuadro de Caravaggio en San Juan de Malta” y lo destacó como existente desde antiguo en la catedral al tratar el tema de Caravaggio y los caravaggistas en la pintura española.

Guadalupe Ramos de Castro lo vio colgado en el muro Sur de la capilla del Cardenal, y lo describió de esta manera: “Hay otro enorme cuadro, de más de tres metros… está tan oscurecido que nos resulta casi imposible discernir lo que representa. Aplicándole una luz, hemos advertido que es una decapitación, ya que hay un esbirro de espaldas, con el torso desnudo que se inclina sobre un cuerpo a sus pies. Y una figura de pie, en traje militar con escolta que contempla la escena; debe ser la decapitación de San Juan. El cuadro no nos parece malo y es de factura italiana del siglo XVI, en lo que hemos podido vislumbrar”.

Finalmente, José Ángel Rivera de las Heras, situándolo en el zaguán que antecede al vestuario capitular, junto al claustro, lo identificó así: “En la sala que le precede hay un lienzo de grandes dimensiones representando la degollación de San Juan Bautista, del primer tercio del siglo XVII, firmado por el italiano Fanicheli. Se trata de una copia del pintado por Caravaggio en 1608 para la catedral de San Juan de La Valeta (Malta) y fue donado por el bailío de Lora Alonso del Castillo y Samano”.

El tema representado, el donante y la cronología propuesta son datos aportados por la propia documentación archivística. El cuadro aparece mencionado primera vez, como una adición, en el inventario redactado con motivo de la visita pastoral efectuada en 1633: “mas otro quadro mui grande que es la degollacion de sant Juan que dio el Señor Vaylio Don Alonso del Castillo”.

El hecho de que sea citado a través de un texto añadido, algo habitual en los inventarios antiguos, nos induce a pensar que su donación se llevó a efecto poco después de la redacción de dicho inventario; por tanto, el lienzo ya se encontraba en Zamora poco después del año 1633.

Respecto al donante, Alonso del Castillo y Samano, sabemos que nació en Zamora, siendo hijo del Aposentador Alonso del Castillo y de María de Samano; que en 1611, siendo ya caballero del Hábito sanjuanista, fue admitido como miembro de la Cofradía noble de San Ildefonso de Zamora; que ostentaba el título de bailío de Lora de la Orden de San Juan de Jerusalén o de Malta en 1634; que pertenecía al Consejo de Su Majestad el rey Felipe IV y era mayordomo de la reina Isabel de Borbón, por lo que residía en Madrid; y que en 1647, gozando del patronato de la iglesia de los Trinitarios de Zamora, contrató la realización de su nicho sepulcral, situado en el costado del evangelio de la capilla mayor de la iglesia conventual. Ignoramos las relaciones del bailío con Italia o con Malta, pero es posible que las hubiere, dados los cargos que tenía en la Corte y en la Orden, por lo que se puede pensar hipotéticamente en un probable origen italiano o maltés del cuadro.

El tema del cuadro está bien definido, se trata del martirio del Precursor. La indicación de sus grandes dimensiones en el inventario citado no deja lugar a dudas de que se trata del lienzo que aquí tratamos. Aunque no llegase a identificar el lienzo como copia de un original de Caravaggio, no iba desatinado Gómez-Moreno cuando afirmaba que la obra “se parece a lo del caballero Máximo”, apelativo con el que se conocía en España al pintor Massimo Stanzione (hacia 1585-1658), recordando acaso el cuadro del mismo tema que el caravaggista napolitano pintó hacia 1634, conservado en el Museo del Prado.

Sin embargo, el lienzo catedralicio copia fielmente el que Michelangelo Merisi, Caravaggio (Caravaggio, 1571-Porto Ercole, 1610), pintase en 1608 para el Oratorio de San Juan Bautista de los Caballeros de la concatedral de La Valeta, en Malta, por encargo de Alof de Wignacourt, Gran Maestre vitalicio de la Orden de Malta.

Es la obra de mayor tamaño -361 x 520 cm.- que realizó el pintor, y la única firmada: “f. MichelAn”. Su nombre aparece escrito con la sangre que brota del decapitado, y está precedido por la letra F (fratte/fray), pues en el momento de terminar el cuadro Caravaggio ya había sido investido caballero de la Orden de Malta. Se sabe que desde su confección, la tela adquirió una gran celebridad, de modo que en los años subsiguientes pintores del norte de Europa y de otros lugares viajaron a Malta para contemplarla e incluso copiarla.

Representa el momento preciso del martirio del Bautista, tomado de la narración evangélica (Marcos 6, 17-29). Es una escena de trágico realismo, sin complicaciones psicológicas ni apenas gesticulaciones, en la que un cono luminoso destaca el núcleo de la composición, en primer plano. Se presenta en toda su crudeza, sin aludir a la santidad del martirizado ni a su gloria futura, como si fuera la muerte de cualquier otro condenado.

El interior de la prisión de Maqueronte, lleno de sombras y de vacío, resulta lúgubre. Los personajes se disponen conforme a un ritmo compositivo simétrico. El cuerpo del Precursor se halla tendido en el suelo y maniatado por la espalda, sobre la piel de camello y cubierto parcialmente por un manto rojo. El verdugo, que agarra brutalmente sus greñas, ya le ha cortado el cuello con la espada y acaba de desenvainar un puñal con el fin de seccionar su cabeza y depositarla en la bandeja que sostiene una sirvienta, según la indicación del carcelero, y que después habrá de ser entregada a Salomé.

Una anciana se oprime el rostro entre las manos en un gesto de horror o de aflicción. Tras la reja de la ventana asoman dos prisioneros, que gracias a su morbosa curiosidad se convierten en testigos de la terrible ejecución.

La presencia en Zamora de una copia temprana de tan célebre cuadro revela el prestigio y la estima que alcanzó el original de Caravaggio desde el principio. Su autor, posiblemente italiano o maltés, debió de conocerlo in situ, puesto que no sólo copió fielmente la composición, sino que también hizo lo propio con la firma.

Ha sido restaurado por Patricia Ganado Gamazo en 2012-2013.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

El obispo inaugura como profesor las Lecciones de Teología

Comienza un nuevo curso de las Lecciones de Teología convocadas por la Diócesis para la formación sistemática de todos sus fieles, y lo hará con una clase del obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, sobre la primera encíclica del papa Francisco, el jueves 7 de noviembre a las 20 horas en la Casa de la Iglesia.

Zamora, 6/11/13. Mañana, jueves 7 de noviembre, comenzará el nuevo curso académico del Centro Teológico Diocesano “San Ildefonso”, continuando con su formato de Lecciones de Teología con periodicidad mensual. La primera de las Lecciones estará a cargo del obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, que presentará la primera encíclica del papa Francisco, Lumen fidei.

Las 8 Lecciones de Teología tendrán lugar en la Casa de la Iglesia (Seminario San Atilano) los primeros jueves de cada mes a las 20 horas. Durante el curso pasado, medio centenar de alumnos siguieron las clases mensuales, en las que los profesores expusieron los documentos más destacados del Concilio Vaticano II y propusieron materiales para el estudio personal.

Como explica el director del Centro Teológico Diocesano “San Ildefonso”, Narciso-Jesús Lorenzo, “en esta ocasión la celebración del Año de la Fe nos ha dado las claves para profundizar en algunos aspectos de la formación teológica”, destacando, además, la “generosa colaboración de los profesores y el interés manifiesto de muchos de los antiguos alumnos y otras personas preocupadas por seguir formándose”.

En una carta dirigida a las parroquias de la Diócesis para dar a conocer el nuevo curso académico de las Lecciones de Teología, su director señala que “queremos responder a la invitación que nuestro obispo nos hacía en su carta pastoral: potenciar y renovar la vivencia personal y comunitaria de fe en el Dios vivo y verdadero contribuyendo con una serie de lecciones que nos ayuden profundizar en la razonabilidad de nuestra de fe”.

El objetivo de la convocatoria es mostrar que “nuestra fe no es una opinión más de sentido; tiene que ver con la presencia e intervención de Dios en la historia. Y sus repercusiones en la vida y en la sociedad: la caridad, la santidad, la cultura, etc.”. Así se ha programado el ciclo de 8 Lecciones bajo el título genérico de “La luz de la fe”. Además del obispo, los otros ponentes serán 6 sacerdotes diocesanos y la directora de Cáritas Diocesana.

El Centro Teológico Diocesano “San Ildefonso” es una institución diocesana de formación teológica. Por él han pasado ya 5 promociones de alumnos, que han cursado un trienio sistemático de estudios teológicos: 3 en Zamora capital, 1 Benavente y 1 en Toro.

Para atender la formación permanente de estos alumnos y para iniciar en la Teología a otras personas interesadas en seguir profundizando en su formación cristiana, desde hace dos cursos ha puesto en marcha las Lecciones de Teología. Se trata de una lección mensual en la que el profesor expone un tema de profundización o actualidad, con competencia académica y capacidad comunicativa.

Programa del curso: La luz de la fe

- Jueves 7 de noviembre
Lumen fidei. Gregorio Martínez Sacristán, obispo diocesano.

- Jueves 5 de diciembre
Tener o no tener fe: creyentes, agnósticos, ateos, apóstatas. José Alberto Sutil, vicario parroquial de Cristo Rey.

- Jueves 9 de enero
La transmisión de la fe a la luz de la Biblia. Antonio Jesús Martín, delegado episcopal de Cáritas Diocesana y párroco de Villaralbo.

- Jueves 6 de febrero
Fe en Dios, fe en la Trinidad. Emilio José Justo, párroco de Peñausende.

- Jueves 6 de marzo
Creo “en” la Iglesia. Jesús Campos, director del Secretariado de Pastoral Universitaria y párroco de San Lorenzo.

- Jueves 3 de abril
Testigos de la fe en Zamora. David Villalón, delegado diocesano de Misiones y párroco de Bermillo de Sayago.

- Jueves 8 de mayo
El compromiso de la fe: la caridad. Mercedes Morán, directora de Cáritas Diocesana.

- Jueves 5 de junio
La obras de la fe: historia y contenidos de la fe en el arte de la Catedral de Zamora. José Ángel Rivera, delegado diocesano para el Patrimonio y la Cultura y párroco de San Frontis.

martes, 29 de octubre de 2013

Fallece Eutiquio Pando, párroco emérito de Videmala

Hoy ha fallecido en Zamora a los 91 años de edad el sacerdote diocesano Eutiquio Pando Gómez, natural de Villamor de los Escuderos, que desarrolló su ministerio presbiteral en varias parroquias de Aliste y de Alba, siendo el sacerdote de Videmala durante más de 40 años.

Zamora, 29/10/13. Esta madrugada ha fallecido en Zamora el sacerdote diocesano Eutiquio Pando Gómez, párroco emérito de Videmala, a los 91 años de edad y 61 de sacerdocio. Nacido en Villamor de los Escuderos en 1922, fue ordenado presbítero el 30 de diciembre de 1951.

Poco después de su ordenación fue nombrado cura ecónomo de Gallegos del Río y vicario sustituto de Domez, y un año más tarde también cura encargado de Gallegos. En 1954 además de cura ecónomo de Domez era también regente de Vegalatrave y encargado de Puercas. En 1957 fue nombrado cura ecónomo de Videmala y encargado de Cerezal de Aliste.

En 1986 fue nombrado párroco de Videmala y encargado de las parroquias de Cerezal de Aliste, Villaflor y Villanueva de los Corchos, encargos que fueron renovados en los años 1992 y 1995. En 1999 se jubiló como párroco emérito de Videmala. En los últimos años de su vida y ministerio colaboró pastoralmente con la parroquia de San Torcuato de Zamora capital.

La Misa exequial tendrá lugar mañana, miércoles 30 de octubre, a las 10,30 horas en la iglesia parroquial de San Torcuato. El velatorio permanece instalado en el Tanatorio del Tránsito.

Descanse en paz. Descanse en Dios.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Manos Unidas presenta sus materiales educativos

La delegación en Zamora de la ONG católica para el desarrollo Manos Unidas ha presentado esta mañana en una rueda de prensa sus materiales educativos, que se distribuirán por los centros de enseñanza.

Zamora, 23/10/13. Manos Unidas de Zamora reparte por los centros educativos de la provincia 400 ejemplares del material educativo que ha editado para este curso 2013/2014. La responsable del área educativa de la ONG católica, Poli Rodríguez, ha explicado hoy que en estos materiales se trabajan valores como la constancia, la solidaridad o el consumo responsable, entre otros muchos. “Valores que hoy en día son muy necesarios en nuestra sociedad”, apostilló.

Manos Unidas en el nuevo curso pondrá el acento en el octavo Objetivo del Milenio: “Fomentar la alianza mundial para el desarrollo”. De ahí que la 55ª campaña que inician este año lleve por lema “Un mundo nuevo. Proyecto común”, un slogan que fundamenta los contenidos especiales de los materiales educativos para este nuevo curso escolar.

130 ejemplares se repartirán en el ciclo de Educación Infantil, 155 en Primaria y 115 en Secundaria. El reparto de estos materiales se hace a través de las personas voluntarias de Manos Unidas y también de los profesores de algunos centros que se prestan a “echar una mano” en estas fechas, como ha indicado Poli Rodríguez. En la página web de Manos Unidas también se han colgado una serie de documentos que servirán para completar el material físico que llega ahora a los centros.

Para más información: http://www.manosunidas.org

martes, 22 de octubre de 2013

La parroquia de San Vicente restaura la Virgen de la Quinta Angustia, del siglo XVII

Esta mañana se ha presentado en la iglesia de San Vicente Mártir de Zamora la talla de la Virgen de la Quinta Angustia, realizada a comienzos del siglo XVII por el escultor zamorano Gaspar de Acosta copiando un modelo de Juan de Juni, y que acaba de ser restaurada por iniciativa de la parroquia.

Zamora, 22/10/13. Reproducimos a continuación el breve estudio sobre la obra recién restaurada, a cargo de José Ángel Rivera de las Heras, delegado diocesano para el Patrimonio y la Cultura.

La escultura de la Virgen Dolorosa de la iglesia parroquial de San Vicente Mártir de la ciudad de Zamora está tallada en madera de nogal, policromada y dorada. Mide 104 x 50 x 55 cm.

Según la documentación conservada (A.H.P.Za. Notariales. Protocolo 580. 31 de octubre de 1603, ff. 417-418v), Bernabé Suárez Meléndez, hijo de los promotores de la edificación de la capilla de Nuestra Madre de las Angustias, y el escultor luso Gaspar de Acosta, vecino de Zamora, concertaron la realización de dos tallas en madera de nogal: Nuestra Señora del Descendimiento de la cruz con Cristo muerto en el regazo (Piedad), para colocar en el nicho ubicado sobre la portada exterior de la capilla; y otra de “nuestra señora, la quinta angustia, con siete espadas en los pechos, conforme al modelo de barro que tiene en su poder el dicho Gaspar de Acosta”, y que iría colocada sobre el nicho de la puerta colateral. En la escritura se convenía que ambas debían de estar hechas para el miércoles santo de 1604, y se estipulaba su precio en 500 reales.

La escultura copia la que Juan de Juni tallase para la cofradía de la Quinta Angustia de Valladolid poco después de 1561, fecha de la constitución de dicha cofradía penitencial, y que recibe culto en la iglesia de las Angustias de la capital vallisoletana. La mencionada imagen juniana fue ampliamente difundida a través de pinturas; la propia iglesia de San Vicente conserva un lienzo pintado del siglo XVII con esta advocación mariana.

Y acaso también por medio de un grabado abierto por el clérigo y pintor flamenco Juan de Roelas durante su estancia en Valladolid, entre 1594 y 1602, y cuya plancha en cobre se conserva en el Museo Nacional Colegio de San Gregorio; en ella aparece la figura de la Virgen con siete espadas sobre el pecho, que son un añadido posterior a la escultura de Juni.

La Virgen está sentada sobre una roca, al pie de la cruz. La pierna derecha avanza hacia delante y la izquierda se mantiene retraída. La cabeza se dirige hacia lo alto y se inclina hacia la izquierda. Sobre el pecho va colocada la mano derecha, mientras la izquierda queda semioculta por el ropaje. Los pliegues de la vestimenta están elaborados con poca fortuna. Su interior está vaciado por el reverso, con el fin de hacer más ligera la figura y evitar el agrietamiento de la madera.

La escultura zamorana ha sido intervenida por el restaurador Óscar Manuel Morales Romero entre junio y septiembre de 2013. Su importe ha ascendido a 1.400 euros, siendo costeado totalmente por la parroquia de San Vicente. Próximamente se colocará en uno de los nichos laterales del presbiterio de la capilla de Nuestra Madre de las Angustias de la mencionada iglesia parroquial.

Fuentes

J. Navarro Talegón, “Nuevos datos sobre la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias de Zamora”, en Actas del I Congreso Nacional de Cofradías de Semana Santa, Zamora, 1987, p. 697.
J. Navarro Talegón, “Piedad”, ficha 11 del catálogo de la exposición Santo Entierro en Zamora, Zamora, 1994, pp. 46-47.
J. J. Martín González, Juan de Juni. Vida y obra, Valladolid, 1974, pp. 325-331.
J. Rogelio Buendía, “Un nuevo grabado de Juan de Roelas”, en Archivo Español de Arte 208, 1979, pp. 472-474.
J. J. Martín González, “Sobre el grabado de Roelas de la Virgen de las Angustias”, en Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, 1981, pp. 472-474.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Zamora celebra el Domund el próximo domingo, recordando especialmente a sus 197 misioneros

Esta mañana se ha presentado en una rueda de prensa en Zamora la campaña del Domund 2013, que tendrá lugar el domingo 20. Es la primera que celebra el nuevo delegado diocesano, el sacerdote David Villalón, a quien han acompañado la voluntaria de la Delegación Mª Eugenia Martín y el misionero jesuita zamorano Agustín Toranzo.

Zamora, 16/10/13. El próximo domingo 20 de octubre la Iglesia universal y también la Diócesis de Zamora celebrarán el DOMUND (Domingo Mundial de las Misiones) para recordar y apoyar a los misioneros que se encuentran repartidos por el mundo anunciando el Reino de Dios. A través de la oración y la colaboración económica, los cristianos de todo el mundo apoyan especialmente en este día a los miles de sacerdotes, religiosos y laicos que están repartidos por los cinco continentes anunciando el Evangelio.

Los actos comenzarán el sábado, 19 de octubre, con la eucaristía del Domund en la iglesia parroquial de San Torcuato a las 20 horas. El domingo tendrá lugar la Misa del envío a las 10.30 horas en la iglesia de San Andrés, posteriormente unos 150 niños realizarán una cuestación por la capital y también se instalarán unas mesas petitorias en las zonas de las Tres Cruces, Plaza de Alemania, San Torcuato y San Ildefonso. Así lo dio a conocer el nuevo delegado diocesano de Misiones, David Villalón, en rueda de prensa en la Casa de la Iglesia esta mañana.

El domingo 20 se hará también una colecta especial en las 203 parroquias de la Diócesis y toda la recaudación se destinará a las Obras Misionales Pontificias (OMP), el organismo de la Iglesia que se encarga de mantener y gestionar las misiones.

El nuevo delegado diocesano de Misiones explicó el lema elegido para este año, “Fe + Caridad = Misión”: “La fe unida al acto de amor que es la caridad tienen como resultado la misión. Si tenemos fe, tenemos que sentirnos empujados a transmitirla, y eso es precisamente la misión”. Por su parte, la secretaria y voluntaria de la delegación de Misiones, María Eugenia Martín, recordó que el Domund es “el Domingo Mundial de las Misiones, cuando toda la Iglesia reza y colabora con la actividad de los misioneros”, y explicó que más de 14.000 misioneros están repartidos por el mundo para anunciar el Evangelio, de los cuales 197 son zamoranos.

Por otra parte, el delegado destacó que en el año 2011 llegaron a las OMP alrededor de 84 millones de euros recaudados por toda la Iglesia universal para enviar a los territorios de misión. Zamora en el año 2012 recaudó 62.472,04 euros, que fueron íntegramente enviados a las OMP, que se encargan de la distribución de este dinero por los distintos territorios de misión, repartidos por los cinco continentes, siendo América Latina donde hay un mayor número de misioneros.

En la rueda de prensa estaba presente el zamorano y misionero jesuita Agustín Toranzo, que tras 17 años en Cuba afirmó: “nuestra función es preparar a los seglares para que vayan tomando las responsabilidades que les corresponden, cada vez hay menos sacerdotes y los seglares necesariamente tendrán que ocuparse de las parroquias para que el Reino de Dios se haga presente en la vida civil. Formar a los seglares es sumamente importante, para que ellos vayan dando testimonio de su fe”.

Álbum fotográfico de la rueda de prensa: http://on.fb.me/1ctiU89

Para más información sobre la campaña: http://domund.blogspot.com.es/

11 centros de toda la Diócesis peregrinan a la Catedral

El pasado miércoles la ciudad de Zamora acogió la Peregrinación de la Fe de los colegios católicos de la Diócesis, que, en tres oleadas, llenaron las calles de la capital en su camino hacia la catedral, donde profesaron el Credo ante el obispo después de participar en una actuación musical y unas escenificaciones.

Zamora, 10/10/13. El miércoles, Zamora se llenó de niños y jóvenes en uno de los actos más esperados del Año de la Fe. Se trató de la Peregrinación de la Fe de los colegios católicos de la Diócesis. En este encuentro, que fue coordinado por la Vicaría de Pastoral y la Delegación Diocesana de Enseñanza, junto con representantes de los colegios de la Diócesis, participaron alumnos de entre 4º de Primaria y 2º de Bachillerato de 11 centros concertados de la provincia. Para facilitar la organización, el encuentro se dividió en 3 oleadas, donde los alumnos, divididos por edades fueron llegando a la catedral. Pero antes, estos alumnos pasaron por dos paradas.

La primera estación se realizó en nueve iglesias de la capital, donde habrá un breve momento introductorio de oración con el tema “Creo en Dios Padre”. Los templos donde tuvo lugar esta primera estación fueron Cristo Rey, Nuestra Señora de Lourdes, San Lázaro, San Juan, San José Obrero, San Lorenzo, San Torcuato, Santiago del Burgo y Santa María de la Horta. La segunda estación ocupó la Plaza Mayor, bajo el lema “Creo en Jesucristo”, y estuvo presidida por la imagen del Cristo crucificado de las confirmaciones del pasado mes de mayo.

La tercera estación fue en la catedral, donde el sacerdote y cantautor Javi Sánchez les dio la bienvenida interpretando algunas de sus composiciones. También hubo representaciones sobre la vida de San Atilano, el Buen pastor o el Espíritu Santo. El primer grupo de alumnos llegó a la Catedral sobre las 11 horas. Después de participar en las escenificaciones y en la actuación musical, se encontraron con el obispo en el atrio de la Catedral, donde les dirigió unas palabras y todos juntos profesarán el Credo ante él, un acto central en el Año de la Fe. A las 12,15 horas llegó el segundo grupo, que tuvo el acto con el obispo a las 13 horas. Y a las 13,15 horas llegó el tercer grupo, que se reunió con Martínez Sacristán a las 13,55 horas.

El obispo, Gregorio Martínez Sacristán, se mostró muy contento por el éxito de esta peregrinación. “Algo extraordinario. –dijo don Gregorio- Ha sido un encuentro gozoso de muchísimos muchachos de todos los colegios cristianos de Zamora y eso es lo que verdaderamente causa una alegría inmensa”. El sucesor de San Atilano también tuvo palabras para los organizadores: “Una muy buena organización por parte de todos los colaboradores. Profesores, directores de los colegios y todos, yo les agradezco enormemente la preparación de este evento”.

Javi Sánchez, sacerdote y cantautor zaragozano, también se mostró muy sorprendido por la implicación de los jóvenes: “Cada uno de los chicos, con su dinámica, con su manera de estar, han entendido el gesto. El mensaje que tenía el encuentro estaba muy claro, un mensaje de unidad y de formar parte de algo más grande que no solamente la escuela donde están”. Para Juan Carlos López, delegado diocesano de enseñanza, fue “un encuentro festivo” y que se logró “aunar esfuerzos entre los diferentes carismas que están representados en la diócesis”. Para Juan Carlos, este encuentro “puede ser el inicio de una experiencia nueva de trabajo coordinado” y que están “dispuestos a seguir buscando fórmulas que nos permitan seguir creciendo en comunión”.

Se trata de uno de los actos centrales del Año de la Fe a nivel diocesano. Otras celebraciones destacadas han sido la inauguración solemne en la Catedral, que tuvo lugar el 12 de octubre de 2012, y la confirmación multitudinaria de adolescentes de Zamora ciudad en el Auditorio Ruta de la Plata el pasado 25 de mayo. El Año de la Fe será clausurado a nivel diocesano el próximo 24 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, en la iglesia que lo tiene como titular en la capital.

martes, 15 de octubre de 2013

Fallece el padre del toresano Julián López, obispo de León

Zamora, 15/10/13. Ha fallecido en León Dídimo López Lorenzo, padre de Julián López Martín, obispo de León, a los 98 años de edad. 

La Misa de funeral se celebrará mañana, miércoles 16 de octubre, en la iglesia parroquial de San Julián de los Caballeros (Toro) a las 11 horas, y en ella estará también el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán. La capilla ardiente está en el Tanatorio de La Dolorosa de la misma ciudad (junto a la iglesia de San Lorenzo el Real), de donde es natural el prelado leonés.

Monseñor López, nacido en 1945, cursó sus estudios para el sacerdocio en el Seminario Diocesano de Zamora y fue ordenado presbítero en la capital en 1968. En la Diócesis desempeñó varios ministerios, tanto parroquiales (coadjutor de Villarrín de Campos, cura ecónomo de Otero de Sariegos y coadjutor de Cristo Rey en la capital), en la curia (delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores), en la docencia (profesor del Instituto Claudio Moyano y de la Escuela Universitaria de Magisterio, y director del Centro Teológico Diocesano), como canónigo en la S.I. Catedral y consiliario del Movimiento Familiar Cristiano.

Además, fue profesor de Liturgia y Sacramentos en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1994 fue nombrado obispo de Ciudad Rodrigo, y en 2002 pasó a ocupar la sede episcopal de León. Su padre, Dídimo López, ha vivido con él hasta el momento de su muerte. Ambos han mantenido su relación con la Diócesis, sobre todo con la ciudad de Toro. 

Descanse en paz. Descanse en Dios.

sábado, 12 de octubre de 2013

Cuatro mártires de la Diócesis serán beatificados mañana

Mañana tendrá lugar en Tarragona la ceremonia de beatificación de 522 mártires del siglo XX en España, entre los que se encuentran un religioso de La Hiniesta y tres de Pajares de la Lampreana. En la Misa solemne concelebrarán el obispo de Zamora y el párroco de La Hiniesta.

Zamora, 12/10/13. Mañana, domingo 13 de octubre, 522 mártires españoles de la persecución religiosa de los años 30 serán beatificados en la ciudad de Tarragona, en una celebración multitudinaria que se ha preparado como uno de los hitos del Año de la Fe. Desde entonces, sus nombres estarán inscritos en el Martirologio de la Iglesia (el catálogo de los santos) y serán objeto de veneración y de culto.

Entre estos Siervos de Dios (así se denomina a las personas que están en el proceso de beatificación)hay cuatro religiosos zamoranos:un sacerdote franciscano natural de La Hiniesta y tres religiosos carmelitas nacidos en Pajares de la Lampreana.

Antonio Faúndez López nació en La Hiniesta en 1907 y fue bautizado con el nombre de Miguel. Entró en la Orden de Frailes Menores en 1924 y fue ordenado sacerdote en 1931. Fue fusilado a las afueras de Bullas (Murcia)el 11 de septiembre de 1936.

Ángel María Reguilón Lobato (bautizado como Ángelo) nació en Pajares de la Lampreana en 1917, Bartolomé Fanti María Andrés Vecilla (bautizado como Nicomedes)nació en el mismo pueblo y año, y Ángel María Sánchez Rodríguez (bautizado como José) vino al mundo en Pajares en 1918. Todos ellos eran clérigos profesos de la Orden de los Carmelitas de la Antigua Observancia, y fueron martirizados en Carabanchel Bajo (Madrid)el 18 de agosto de 1936 junto a otros cinco frailes de la misma Orden.Tenían entre 18 y 19 años cuando derramaron su sangre por Cristo.

Mañana serán beatificados en Tarragona estos cuatro mártires zamoranos y otros 518. Pero en el siglo XX también fueron perseguidos muchos otros cristianos en distintas partes del mundo. Al final del segundo milenio –decía Juan Pablo II– la Iglesia ha vuelto a ser “Iglesia de mártires”.


Presencia del obispo de Zamora

Los actos oficiales han comenzado ayer, viernes 11, con la representación de la Pasión de San Fructuoso y de los mártires del siglo XX en el Tarraco Arena Plaza. Hoy se rezarán las Solemnes Vísperas a las 19 horas en la Catedral. En esta celebración ya estará presente el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, y el párroco de La Hiniesta, localidad natal de uno de los nuevos beatos, Manuel Carrascal.

Mañana, domingo 13, tendrán lugar la ceremonia de beatificación y la Misa, que comenzarán a las 12 horas en el Complejo Educativo de Tarragona, y que contará con 8 cardenales y 104 obispos. Los actos del domingo se emitirán en directo en TVE(La 2)y en 13TV.También se podrá ver en directo en la web oficial de la Beatificación, www.beatificacion2013.com. COPE y Radio María también emitirán esta celebración en directo.