domingo, 30 de mayo de 2010

Misterio de amor


AGUSTÍN MONTALVO FERNÁNDEZ

Domingo de la Santísima Trinidad – Ciclo C

“Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena” (Jn 16, 12-15)

Si nos preguntan qué significa esa tríada hasta sabemos decir que el Dios en quien creemos es uno solo en tres personas, y que a eso se llama el misterio de la Santísima Trinidad. La mayor parte no podríamos dar muchas más explicaciones. Un niño de la catequesis decía que Dios es una familia. Una forma hermosa y hasta profunda de expresarlo.

Pero cuando Jesús nos ha dado a conocer al Dios a quien nadie ha visto nunca, no ha pretendido complicar nuestra cabeza con un teorema incomprensible, sino hacérnoslo cercano para que tengamos vida en abundancia. San Juan dará una definición de Dios: «Dios es Amor». ¿Cómo puede entenderse el amor como algo reflexivo, encerrado y vuelto sobre sí mismo? El amor es abierto y se hace completo cuando es recíproco. Decir que Dios es Amor significa que no es un ser solitario, vacío, impersonal, sino que es vida compartida, amor comunitario, comunión de personas. Dios en lo más íntimo es diálogo, donación recíproca. Esto nos sobrepasa y nos asombra, por eso con la Iglesia decimos que es un «misterio de Amor».

Hay además una segunda dimensión en este Amor: no quiso quedar limitado a las tres personas, sino que en un gesto asombroso también e incomprensible está abierto al mundo y al hombre a quien ha hecho «a su imagen y semejanza», y en el bautismo «en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo» nos ha dado su vida y nos ha hecho sus hijos queridos. «Dios es nuestro hogar» dirá la gran mística sor Isabel de la Trinidad. En esta casa podemos sentir, gozar, admirar y alabar este misterio de amor, que nos es dado como don. El asombro, la gratitud, la adoración, la oración? son manifestaciones concretas de esta experiencia gratuita.

Pero se nos ha encomendado también como tarea. Creer en la Trinidad y manifestar que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios significa estar convencidos y tratar de vivir que el sentido auténtico de toda vida es el amor compartido en comunidad, la colaboración y el respeto en la diversidad, la búsqueda esforzada del bien para todos desde posturas diversas. Significa también para los cristianos una llamada a intentar construir una sociedad en la que los hombres seamos capaces de convivir, dialogar y compartir.

La Opinión-El Correo de Zamora, 30/05/10.

Silencio y soledad


ÁNGEL CARRETERO MARTÍN

Es necesario que al menos un día al año hagamos memoria agradecida de quienes en la Iglesia han sido llamados a la vida consagrada contemplativa. Los monjes y las monjas nos recuerdan a todos la necesidad que tenemos de trabajar nuestra interioridad y de vivir valores profundos, máxime en medio de este clima de aborregamiento cultural que nos toca vivir. Pero sobre todo me gustaría destacar que el silencio y la soledad que viven en el trabajo y la oración de sus monasterios son el mejor y más discreto testimonio de su amor comprometido con Dios y con los hombres de hoy. Cuánta ignorancia osada hay que soportar ante comentarios ocasionales del tipo «mejor sería que esas vidas se entregaran a tareas sociales o misioneras». Quien se atreve a hacer semejantes afirmaciones es porque todavía no conoce el poder y la eficacia de la oración auténtica. La intensidad y la hondura del retiro que estos monjes y monjas viven en sus claustros está sosteniendo la perseverancia de tantos cristianos y no cristianos que, por ejemplo, están apostando por los que están en la cuneta de la vida. Basta hablar unos pocos minutos con estos hombres y mujeres de Dios para sorprenderse de la sensibilidad con que viven las preocupaciones y los intereses de quienes tienen cerca y de los que están lejos. El silencio y la soledad con que viven su intimidad con Dios les lleva a ponerse más cerca de los hombres de hoy que lo que creemos estar otros muchos del otro lado de esos muros centenarios.

La pobreza, la castidad y la disponibilidad con la que viven abre los ojos a esta sociedad nuestra que, a menudo, está demasiado cegada por el acumular sin desfallecer, el medrar y trepar puestos, el encerrarse en uno mismo o el sálvese quien pueda. Contemplativos y contemplativas, lejos de estar desentendidos del mundo, viven y sufren en carne propia las angustias y los interrogantes de tantas personas de hoy, pero lo hacen con ese plus definitivo que es la fe y la esperanza en Jesucristo. Estas vidas consagradas a Dios son para toda la humanidad Evangelio vivo, es decir, anuncio de la ternura que Dios nos tiene y de que es posible construir un mundo mucho más humano y más divino. De hecho la alegría y la fraternidad con la que viven -aun con sus más y sus menos- son ya reflejo y anticipo de que ese mundo es posible aquí y ahora y después, como continuación, plenamente.

Se dice que «amor con amor se paga». Si ellos y ellas día a día rezan por todos, que al menos esta tarde a las 19.00 h. nos unamos a su oración y recemos por ellas. Os esperamos en el Monasterio de Santa Clara, c/ Miguel de Unamuno, n.º 9 (junto a la parroquia de María Auxiliadora).

La Opinión-El Correo de Zamora, 30/05/10.

viernes, 28 de mayo de 2010

Zamora recuerda en el día “Pro Orantibus” a sus más de 200 religiosas de clausura


El próximo 30 de mayo, domingo de la Santísima Trinidad, la Iglesia católica celebra la Jornada “Pro Orantibus”, un día dedicado a la oración por aquellos que en tienen precisamente la misión de rezar por todo el mundo, los religiosos de vida contemplativa. La Diócesis de Zamora cuenta con más de 200 religiosas repartidas en 16 comunidades de clausura, y celebrará este día con unas Vísperas solemnes en el Convento de Santa Clara a las 19 horas.

Zamora, 28/05/10. Con motivo de la solemnidad de la Santísima Trinidad, que se celebra el próximo domingo 30 de mayo, la Iglesia recuerda en todo el mundo a los religiosos de vida contemplativa, en la denominada Jornada “Pro Orantibus” (por los que oran). La Diócesis de Zamora celebrará este día con el rezo de Vísperas solemnes, que tendrá lugar en el Convento de Santa Clara de la capital (c/Miguel de Unamuno), siendo las anfitrionas las religiosas clarisas que lo habitan. Será el domingo 30 a las 19 horas.

Actualmente hay 16 comunidades de vida contemplativa en la Diócesis de Zamora, todas ellas femeninas, con algo más de 200 religiosas en total. Los monasterios y conventos se encuentran en las ciudades de Zamora, Benavente y Toro, además de las localidades de Villalobos y Villalpando. Las órdenes presentes son: Benedictinas, Bernardas, Carmelitas Descalzas, Clarisas, Dominicas, Juanas, Mercedarias Descalzas y Sofías.

Según explica el delegado diocesano para la Vida Consagrada, Agustín Montalvo, la Jornada “Pro Orantibus” es “un día para que prestemos especial atención a quienes han aceptado la vocación a vivir consagrados/as al Señor a través de la vida contemplativa, como servicio impagable a nuestro mundo y a la Iglesia”.

Haciéndose eco del lema escogido para este año (“La vida contemplativa, cenáculo eucarístico. ¡Venid adoradores!”), Montalvo afirma que “los monasterios hacen concreta y visible, como carisma peculiar, la dimensión contemplativa y adoradora de la fe, que es propia de todos los cristianos”. El objetivo de esta jornada es “profundizar en el sentido que en la Iglesia tiene la vida contemplativa; reconocer, valorar y agradecer cordialmente su servicio; orar por quienes encarnan este carisma e intentar dar a conocer esta peculiar vocación”.

El delegado para la Vida Consagrada señala la coincidencia entre el lema de la Jornada “Pro Orantibus” y el objetivo pastoral de la Diócesis de Zamora para este curso (“La Eucaristía, fuente y culmen de la vida cristiana”). Para él, “desde aquí, el silencio del claustro no significa una huida, sino una condición para poder vivir y testimoniar el amor de toda la Iglesia hacia el Señor en la Eucaristía”.

domingo, 23 de mayo de 2010

Peregrinos por un día, del Cubo del Vino a Villanueva de Campeán


El próximo sábado 29 tendrá lugar una nueva etapa de la iniciativa diocesana “Peregrinos por un día”, que recorrerá el tramo de la Vía de la Plata entre El Cubo del Vino y Villanueva de Campeán. A las 9 de la mañana, el Delegado del Camino de Santiago en Salamanca dirigirá una meditación, tras la cual se emprenderá la ruta.

Zamora, 24/05/10. El próximo sábado 29 de mayo vuelve una nueva etapa de “Peregrinos por un día” por los caminos jacobeos de Zamora, organizada por la Delegación Diocesana de Religiosidad Popular. En esta ocasión se hará el trayecto entre las localidades del Cubo del Vino y Villanueva de Campeán (unos 11 Km.), los primeros pueblos que recorre la Vía de la Plata al entrar en la provincia de Zamora.

El Cubo de la Tierra del Vino, frecuentemente identificado con la Sabaria romana, a medio camino entre Salamanca y Zamora, es un fin de etapa obligado para el caminante. La acogida que prestaba el anterior párroco, Tomás de la Iglesia, en unas instalaciones parroquiales modestas pero cuidadas, era famosa entre los peregrinos de todas las nacionalidades, y muchos aún conservan gratos recuerdos de él. Aquel albergue parroquial, el primero creado en la Diócesis de Zamora, ha desaparecido, y ahora cumple su misión un digno albergue municipal.

Desde El Cubo, el trazado auténtico de la Vía de la Plata se va apartando progresivamente de la carretera nacional, y desciende progresivamente hasta Villanueva de Campeán, que también cuenta con un albergue de peregrinos.

La diferencia de la Vía de la Plata con cualquier otro Camino de Santiago es la certeza de pisar físicamente el mismo camino que anduvieron durante siglos los peregrinos, y en muchos tramos las mismas piedras seculares. Miliarios antiguos, y otros recuperados como el que hay poco antes de Villanueva, marcan el itinerario.

La etapa comenzará a las 9 horas con una breve meditación en la iglesia parroquial del Cubo, dirigida en esta ocasión por el Delegado del Camino de la Diócesis de Salamanca, Blas Rodríguez, conocido párroco y creador del albergue de Fuenterroble de Salvatierra. Hacia las 9,30 horas se comenzará a caminar para llegar hacia las 12 horas a Villanueva, y tener allí la Eucaristía y un pequeño aperitivo.

Los interesados de Zamora pueden apuntarse en el Seminario San Atilano – Casa de la Iglesia, antes del jueves 27; allí se expiden también las credenciales. El autobús saldrá a las 8,30 horas del sábado de la Plaza de la Marina (en la acera de los institutos). También se prevé que haya transporte organizado desde las parroquias de Riego del Camino y Manganeses de la Lampreana y otros lugares.

En la última edición de “Peregrinos por un día”, que tuvo lugar el pasado mes de abril entre la iglesia visigótica de San Pedro de la Nave y la localidad de Muelas del Pan, participaron 150 personas llegadas de diversos lugares de la Diócesis.

sábado, 22 de mayo de 2010

Ven, Espíritu Divino


NARCISO-JESÚS LORENZO

Domingo de Pentecostés – Ciclo C

“Exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo” (Jn 20, 19-23)

Termina hoy la celebración anual de la Pascua con la solemnidad de Pentecostés. Y podríamos saludarnos también con un: ¡Felices Pascuas! En plural, sí, porque la Pascua tiene tres momentos fundamentales: 1. La Encarnación y Nacimiento de Cristo. 2. Su Pasión, Muerte y Resurrección. 3. El envío del Espíritu Santo. Celebramos anualmente la Pascua de Jesús, que es su paso por nuestra existencia, pero no «de pasada», sino todo lo contrario, haciéndose uno de los nuestros, en todo semejante menos en el pecado, para conducirnos a Dios, tarea nada fácil. Pero también cada domingo que es la Pascua semanal. Incluso cada día, la Pascua diaria, mediante la celebración de la Eucaristía. Y esto es posible -es posible que el Señor pase a nuestro lado- gracias al Espíritu Santo; que ni es paloma, ni fuego, ni viento, sino un ser personal y divino, que con Cristo y el Padre forman la realidad del Dios único. Por eso decimos de él en el Credo: «Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo. Y que con el Padre y el Hijo recibe la misma adoración y gloria». Por medio de él, entre otras muchas cosas, es posible la fe, que hace que el testimonio de la Iglesia, de generación en generación, sea aceptado y creído, como si se tratase de una corazonada que te dice que es cierto que Cristo ha resucitado y está con nosotros. A este Espíritu nos dirigimos llenos de fe y de necesidades con el bellísimo himno: «Ven Espíritu Santo». Para quien no se lo conozca, que le eche ganas, tome papel y lápiz y lo escriba. Y si puede que se lo aprenda de memoria para rezarlo a menudo.

«Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo. Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos. Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y gracia, dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén».

La Opinión-El Correo de Zamora, 23/05/10.

Dios como respuesta


JOSÉ ÁLVAREZ ESTEBAN

«No tenéis que regalarme nada, hago la Primera Comunión porque quiero, y porque quiero a Jesús y sé que Él me quiere». Si no la trascripción exacta, letra a letra, sí la contestación de una niña a sus padres, que le preguntaban por el regalo en el día de su Primera Comunión. Me lo confesó ella misma en la capilla de Nuestra Madre en San Vicente. Esta niña y su determinación, y la tan preciosa como cercana y educativa carta de nuestro obispo a los niños que celebran su Primera Comunión y la Carta Pastoral del cardenal Rouco, «Expresión viva de fe, no mera fiesta social», inspiran y provocan este comentario.

Hemos superado la fiesta de la Ascensión y estamos en Pentecostés; una semana más y será el Corpus con las Sacramentales, amplia concentración de fiestas religiosas, válvula de escape de una fe en exceso intimista y recluida en el espacio. Y, ya se sabe, lo que no se expresa difícilmente se vive. Tocan ahora las Primeras Comuniones, manifestación limitada en las formas de una verdad que nos supera: «Dios como respuesta». Es la definición que Benedicto XVI hace de la Eucaristía.

Cuando se trata de las Primeras Comuniones lo más fácil, lo que pide el cuerpo, es quedarse en la realización práctica del evento y olvidar sus repercusiones. Una sociedad, debilitada en exceso en la fe, difícilmente acierta a celebrar los misterios que la escenifican. Nos balanceamos entre la realidad y el misterio, entre lo que es y lo que debiera ser. Miramos hacia adelante y no vemos claro. Nos preguntamos, ¿cómo no hacerlo?, sobre el futuro religioso de estos niños y niñas, qué permanencia tendrá su acercamiento a Jesús, si sus padres seguirán con el imprescindible don del acompañamiento, si habrá para los hijos una consecuente educación religiosa. La Primera Comunión es para los niños una celebración, para los padres un compromiso.

Es por lo que pedimos no se haga daño a unos niños que viven con ilusión este día; que no se dañe a quienes con la mejor buena voluntad del mundo tratan de iniciarlos en la fe; que no se dañe a una Iglesia que les abre los brazos y los acerca a la mesa de los mayores; que no se dañen ellos mismos, los padres, pues lo mejor que les puede suceder es que sus hijos crean, honren y bendigan a Dios. Los niños, al alargar la mano o abrir su boca, les están diciendo que no quieren vivir en la indigencia.

La Opinión-El Correo de Zamora, 23/05/10.

jueves, 20 de mayo de 2010

Pentecostés, el día de los laicos


El próximo domingo 23, solemnidad de Pentecostés, la Iglesia celebra el Día del Apostolado Seglar y de la Acción Católica, con el lema “No he venido a ser servido, sino a servir”. La Diócesis de Zamora tendrá, con este motivo, la Vigilia de Pentecostés en la noche del sábado y la eucaristía del domingo en la Catedral, además de una charla preparatoria que tendrá lugar el viernes en la Casa de la Iglesia.

Zamora, 20/05/10. Con el lema “No he venido a ser servido, sino a servir”, la Iglesia católica aprovecha la solemnidad de Pentecostés, el próximo domingo 23 de mayo, para celebrar el Día del Apostolado Seglar y de la Acción Católica, con unos actos preparados por la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar.

El viernes 21 habrá una charla titulada “Cuando llega el Espíritu, se deja la casa y se emprende el camino”, a cargo de Juan Luis Martín Barrios, vicario general. Esta reflexión, abierta al público en general, tendrá lugar en la Casa de la Iglesia-Seminario San Atilano a las 20 horas.

El sábado 22 se celebrará la Vigilia de Pentecostés, a las 21 horas en la Catedral. Presidida por el obispo, Gregorio Martínez Sacristán, contará con representantes de todas las realidades laicales de la Iglesia diocesana, y durante la celebración de la Eucaristía el prelado administrará el sacramento de la Confirmación a un grupo de jóvenes-adultos que se han preparado con un proceso catequético intensivo durante este curso. Por último, el domingo 23 la celebración solemne de la Eucaristía de Pentecostés será en la Catedral a las 13 horas.

Según explica Josefa de la Fuente Mangas, delegada diocesana de Apostolado Seglar, “esperamos esta fiesta de Pentecostés siempre con deseos de encontrar caminos nuevos para no anquilosarnos”. En una realidad diocesana con diversidad de asociacionismo de los laicos, señala que “hay grupos que están surgiendo de acuerdo con las necesidades de los tiempos”, y por eso llama a acoger las nuevas expectativas.

La Diócesis de Zamora cuenta actualmente con más de una treintena de asociaciones, grupos y movimientos integrados por laicos, que van desde la acción para el desarrollo de Manos Unidas hasta el trabajo con jóvenes, pasando por la pastoral sanitaria, la oración y el culto o la promoción de la familia.

El objetivo de los laicos en la Iglesia es, para la delegada, “salir al mundo, decir una palabra y unas acciones de testigos convencidos. Como en la primera hora, después de estar en Jerusalén, los apóstoles salieron de su ámbito a otros lugares desconocidos, con la fuerza y el empuje del Espíritu del Señor”.

Josefa de la Fuente también subraya el interés en “trabajar en colaboración, en unión, distintas delegaciones y secretariados diocesanos, para encauzar la fuerza de los adolescentes, la de los jóvenes y la de los jóvenes maduros. Porque si no buscamos la vida ¿qué podemos ofrecer?”.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Cerca del 80% de los escolares zamoranos escogen Religión


Más de 11.000 alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato se matricularon para este curso en la asignatura de Religión en los centros públicos y concertados, lo que supone cerca de un 80% de los estudiantes de la Diócesis de Zamora. La Delegación de Enseñanza ha organizado para el próximo 22 de mayo una macroexposición de más de 3.000 dibujos realizados por los escolares zamoranos en el VI Certamen Diocesano de Dibujo, que podrá visitarse durante todo el día en la Plaza de Castilla y León de la capital, y que contará, además, con la recogida de material escolar para los niños del Sahara.

Zamora, 19/05/10. El próximo sábado 22 de mayo la céntrica Plaza de Castilla y León de la capital acogerá, de 10 a 21 horas, una macroexposición integrada por los dibujos de más de 3.500 escolares zamoranos que han participado en el VI Certamen Diocesano. Organizado por la Delegación Diocesana de Enseñanza, este proyecto ha sido patrocinado por Caja Duero y coordinado desde el Grupo de Trabajo de Profesores de Religión inscrito en el Centro de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFIE).

Según explica el delegado diocesano de Enseñanza, Juan Carlos López, estos profesores “han venido desde el principio de curso animando a los profesores de la Diócesis a sumarse a esta iniciativa que ya es una actividad consolidada en las programaciones de la mayor parte de los centros educativos de Zamora”.

El tema elegido de este año ha sido “Los milagros de Jesús”, y han participado en el certamen alumnos de todos los niveles de Educación Infantil y Primaria. Se entregarán cuatro premios que estarán formados por placa conmemorativa, material escolar y, para los mayores, una beca para participar en el VI Campamento Diocesano, que tendrá lugar entre el 6 y el 17 de agosto en el Lago de Sanabria.

Los dibujos estarán expuestos prácticamente en su totalidad en la Plaza de Castilla y León durante el sábado 22. A lo largo de la jornada, los profesores de Religión realizarán algunas actividades lúdicas y artísticas para los asistentes.

Del mismo modo, en la Caseta Municipal instalada en la plaza se ofrecerá información sobre algunas de las actividades de verano que se organizan desde el Obispado: Campamentos, Peregrinación a Santiago y la Jornada Mundial de la Juventud.

Además, habrá también un espacio para la acción social de la comunidad educativa. En solidaridad con los niños y niñas del Sahara, explica Juan Carlos López, “se invita a todos los asistentes a que lleven a la exposición un lapicero, bolígrafo, goma de borrar o similares, material que se entregará a una Asociación de la provincia para su envío a las comunidades del Sahara”. Con el lema “Un lapicero: Una sonrisa”, los profesores de Religión quieren transmitir a la sociedad en general y a sus alumnos en particular que la educación es un proyecto común en el que todos podemos colaborar.

La asignatura de Religión en Zamora

La Delegación Diocesana de Enseñanza aprovecha la ocasión para hacer públicas las cifras del alumnado de la Enseñanza Religiosa Escolar. Según las estadísticas disponibles, 11.247 alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato matriculados en los centros públicos y concertados de la Diócesis de Zamora (no de la provincia, que abarca también parte de la Diócesis de Astorga) han elegido la asignatura de Religión.

Estos datos indican que el 78,9% de los alumnos de la Diócesis de Zamora cursan Religión y Moral Católica, frente a las otras opciones que propone el modelo educativo. Para Juan Carlos López, delegado diocesano de Enseñanza, “se puede afirmar que cuatro de cada cinco familias siguen creyendo en las bondades educativas de un área que ha configurado nuestra cultura y que sigue ofreciendo espacios para una adecuada educación integral tal y como sanciona la Constitución”.

A este dato hay que sumarle otro muy significativo: más de 300 alumnos de Magisterio del Campus de Zamora han cursado los créditos que habilitan para impartir la enseñanza de Religión y Moral Católica en la escuela. El relevo generacional de docentes está asegurado por el elevado nivel de preparación ofrecido desde la propia Universidad de Salamanca.

Desde la Delegación Diocesana de Enseñanza se valoran muy satisfactoriamente estas cifras, “especialmente por el momento en el que el propio sistema educativo se encuentra. La Diócesis zamorana está entre las que mayor porcentaje tiene de alumnos inscritos en Religión y Moral Católicas, varios puntos por encima de la media del Estado español”.

Datos nacionales

La Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal Española ha ofrecido también los datos recabados en colegios e instituciones de toda España. En el curso 2009-2010, la enseñanza religiosa y moral católica es una vez más la opción mayoritaria, escogida voluntariamente por tres de cada cuatro alumnos. En la actualidad cursan la asignatura 3.430.654 alumnos sobre un total de 4.759.190, lo que representa un 72,1%.

martes, 18 de mayo de 2010

El domingo la Diócesis de Zamora tendrá un nuevo diácono


El próximo domingo 23 de mayo, solemnidad de Pentecostés, el obispo de Zamora ordenará diácono a Santiago Martín Cañizares, joven seminarista de la Diócesis, que así dará un paso fundamental en su camino formativo hacia el sacerdocio. La eucaristía tendrá lugar en la Parroquia de San Torcuato de la capital a las 18 horas.

Zamora, 18/05/10. El próximo domingo 23 de mayo, solemnidad de Pentecostés, la Iglesia diocesana de Zamora celebrará un momento importante: la ordenación diaconal del único seminarista mayor que tiene actualmente, Santiago Martín Cañizares.

El obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, presidirá la eucaristía en la que ordenará diácono a Santiago Martín en la Parroquia de San Torcuato de la capital, a las 18 horas del domingo. Se ha escogido esta iglesia porque es donde el seminarista reside y lleva a cabo su aprendizaje pastoral.

Santiago Martín, natural de Zamora, nació en 1984 y ha vivido siempre en la localidad de Valcabado. Tras finalizar sus estudios de Secundaria y Bachillerato en la Universidad Laboral, ingresó en el año 2003 en el Seminario Mayor de Zamora, situado entonces en Salamanca. Actualmente está terminando sus estudios (Licenciatura en Teología) en la Universidad Pontificia de Salamanca, tarea que compagina con su formación pastoral en la Parroquia de San Torcuato.

El diaconado

El orden sacerdotal es uno de los sacramentos de la Iglesia. El diácono es quien ha recibido el primer grado del orden sacerdotal y se ejercita en el ministerio del diaconado durante un tiempo, no demasiado largo, antes de ser ordenado presbítero. Según explica el Catecismo de la Iglesia Católica, “el Orden es el sacramento gracias al cual la misión confiada por Cristo a sus Apóstoles sigue siendo ejercida en la Iglesia hasta el fin de los tiempos: es, pues, el sacramento del ministerio apostólico. Comprende tres grados: el episcopado, el presbiterado y el diaconado”.

El diaconado es un ministerio de servicio asociado al ministerio del obispo. El diácono ejerciendo su ministerio se configura como servidor, asistiendo al obispo y a los sacerdotes en la predicación de la Palabra de Dios, en la distribución de la comunión y en las obras de caridad. Además reza la Liturgia de las Horas, por la que santifica la jornada, prestando su voz a la Iglesia que alaba al Padre.

Quien está ordenado diácono puede bautizar, presidir la celebración del matrimonio, celebrar las exequias, proclamar el Evangelio y predicar en la Eucaristía, distribuir la comunión y dar la bendición con el Santísimo Sacramento.

domingo, 16 de mayo de 2010

Al final, la bendición


JESÚS GÓMEZ

Solemnidad de la Ascensión del Señor – Ciclo C

“Mientras los bendecía, se separó de ellos, subiendo hacia el cielo” (Lc 24, 46-53)

Cuando los años de la tierra se cuentan por miles de millones, los 30 que pasó Jesús en la tierra son como un día o menos que un día; como un instante que, sin embargo, contiene en sí todos los tiempos; porque él es anterior a todo y todo se mantiene en él. 30 años que Jesús, Dios y hombre verdadero, pasó haciendo el bien, sembró la tierra con su palabra, la regó con su sangre, «sangre y agua", y terminó muerto en la cruz, pero Dios lo resucitó. Los apóstoles son testigos. Según el evangelio de Lucas comenzaron esos años con la aparición del ángel Gabriel al sacerdote e incrédulo Zacarías a quien le anunció una gran alegría. Zacarías, al salir del santuario, no pudo bendecir al pueblo porque se había quedado mudo. Después se apareció a María de Nazaret y la colmó de alegría con la concepción virginal de su hijo e Hijo de Dios. Nueve meses más tarde un coro de ángeles anunció a unos pastores de Belén el nacimiento de Jesús y los llenó de alegría. Siempre de acuerdo con Lucas, aquellos años terminaron con la Ascensión de Jesús que, al separarse de sus discípulos, les dejó un reguero perenne de alegría. Nunca el cielo había derramado tanta alegría sobre la tierra.

Lucas es el único evangelista que menciona la Ascensión de Jesús resucitado y la menciona dos veces: en su evangelio, el mismo día de la resurrección, y en el libro de los Hechos 40 días después. Un templete circular recuerda el lugar y guarda una piedra marcada por los pies de Jesús antes de la Ascensión.

En su evangelio sugiere Lucas el significado de este misterio. Jesús sale del cenáculo con sus discípulos camino de Betania y al llegar al monte de los Olivos, alzando sus manos, los bendijo. Nunca había bendecido a nadie según Lucas. Al principio del evangelio Zacarías no pudo bendecir al pueblo y el pueblo, que esperaba orando, se quedó sin bendición. Pero al final Jesús resucitado bendice a sus discípulos, que postrados le adoran. El antiguo sacerdocio y el antiguo pueblo de Israel son suplantados por un nuevo sacerdote, Jesús resucitado, y por un nuevo pueblo, el pueblo cristiano. Porque en aquellos discípulos que adoraban a Jesús resucitado estamos representados y somos bendecidos cuantos también lo adoramos. Mientras Jesús los bendecía y ellos lo adoraban, se separó y era llevado al cielo. Ni Jesús volverá a pisar la tierra ni la tierra albergará a otro Cristo-Mesías. Llenos del Espíritu y de alegría los discípulos regresaron a Jerusalén. Es su tiempo y nuestro tiempo, el tiempo de la Iglesia. Tiempo de dar testimonio de Jesucristo y de alabar a Dios.

La Opinión-El Correo de Zamora, 16/05/10.

Nombres propios


LUIS SANTAMARÍA DEL RÍO

Esto es lo que recordaban las personas acompañadas (y no sólo ayudadas) por Cáritas, cuando la Universidad de Navarra hizo un estudio sobre la acción de cinco Cáritas diocesanas de España: los nombres propios. Agentes con rostro que son el nombre propio de una Iglesia que no puede permanecer impasible ante tantos que siguen quedando en las cunetas de la vida, arrojados a la exclusión y a la marginalidad. Las cifras claman ante nuestros ojos ciegos y nuestros oídos sordos. Y lo más terrible es que no son meras cifras, sino rostros con un nombre y una historia.

En un contexto de crisis global, que empeora la situación de la mayoría de la población mundial, que sigue pasando hambre, y que ahora nos toca más de cerca a todos, asistimos escépticos al espectáculo de una clase política -unos y otros- que se ha subido al carro de un crecimiento económico progresivo levantado sobre la injusticia y la insolidaridad, y que no es capaz de hacernos salir del agujero.

Nos lo han mostrado de forma lúcida los dos miembros de Cáritas Española que han acudido a Zamora estos días. Fidel García ha cuestionado el modelo actual de desarrollo, que siembra pobreza y así, en un futuro cercano, tendremos que resignarnos a cosechar pobreza. Y empleó unas frases y otras del Magisterio de la Iglesia (¿por qué no son éstas los titulares de vez en cuando, en lugar de otras noticias que nos salpican día tras día?), como aquella de que el desarrollo, si no es para toda la persona y para todas las personas, no es verdadero desarrollo; o la más reciente de Benedicto XVI, que señala la crisis como una ocasión de revisar nuestro camino, de discernir y proyectar de un modo nuevo.

Ana Abril fue la encargada de mostrar el nuevo modelo de acción social de Cáritas. De la Iglesia que no se resigna a que haya excluidos. Que ni siquiera se contenta con dar limosna a los empobrecidos. Que tiene a la persona como centro de su pensar y actuar, que es movida por el amor de Dios encarnado, que es signo y sacramento de la Iglesia samaritana y que está inmersa en una civilización en crisis. A los oyentes nos dejó una frase dura del teólogo José Luis Segovia. Por responsabilidad, te la dejo a ti, lector: «las víctimas tienen dignidad; los que no la tenemos somos nosotros, que no intervenimos para que su situación cambie». A Cáritas, que piensa, dice y hace, en un ejercicio de ejemplar coherencia, muchas gracias. O más bien, gracias a todos sus nombres propios, a su buena gente.

La Opinión-El Correo de Zamora, 16/05/10.

sábado, 15 de mayo de 2010

Montamarta acoge la III Semana de la Familia de El Pan


La Delegación Diocesana para la Familia y Defensa de la Vida y el Arciprestazgo del Pan han organizado la III Semana de la Familia, que se celebrará en el salón de actos del Ayuntamiento de Montamarta los días 18 y 19 de mayo y que abordará en dos conferencias el tema del sufrimiento y el tema de Internet y las nuevas tecnologías en el ámbito familiar.

Zamora, 16/05/10. Por tercer año consecutivo, el Arciprestazgo del Pan ha organizado la Semana de la Familia, en colaboración con la Delegación Diocesana para la Familia y Defensa de la Vida. Si el año pasado tuvo lugar en Monfarracinos, la convocatoria de este año se celebrará en Montamarta.

La III Semana de la Familia de El Pan comenzará el próximo martes 18 de mayo, con la conferencia “Encontrar sentido al sufrimiento”, que estará a cargo de María Rodríguez Falcón, ama de casa y miembro de la Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad de Zamora.

La segunda jornada, el miércoles 19 de mayo, contará con la presencia de Luis Santamaría del Río, párroco de la unidad de acción pastoral de Muelas del Pan y Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social, que pronunciará una charla titulada “La familia e Internet: ¿ayuda o peligro para tus hijos?”.

Ambas intervenciones tendrán lugar en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Montamarta a las 20,30 horas.

viernes, 14 de mayo de 2010

La Iglesia diocesana pide marcar la X en la Declaración de la Renta


La Diócesis de Zamora ha iniciado la campaña de información para explicar a los católicos y a todos los ciudadanos que valoran la acción de la Iglesia la necesidad de marcar la X en la Declaración de la Renta. Recordando la posibilidad de marcar también la casilla de Otros fines sociales, el vicario general explica algunas cifras de las personas atendidas y del dinero empleado por la Iglesia diocesana.

Zamora, 14/05/10. El Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia, de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ha puesto en marcha la Campaña de la Renta 2010 con el objetivo de animar a los católicos y a todas las personas que aprecien la labor de la Iglesia, a marcar la X en la Declaración de la Renta.

Para ello, la Diócesis de Zamora, en continuidad con las campañas anteriores, utiliza la marca “X Tantos”, que explica sintéticamente con su logotipo lo que la Iglesia pretende transmitir: la labor que desempeña y la necesidad de que cada vez más personas se comprometan para que pueda seguir ayudando a “tantos” que lo necesitan.

Además de otros soportes, como el año pasado, se ha lanzado una publicación con formato de periódico (X Tantos), de 20 páginas, que cuenta con noticias, artículos de opinión, entrevistas, reportajes en torno al sostenimiento económico de la Iglesia. La semana pasada ha comenzado a distribuirse en las parroquias de la Diócesis de Zamora.

En su carta con motivo de esta campaña para el sostenimiento de la Iglesia, el vicario general de Zamora, Juan Luis Martín Barrios, explica que “en el ejercicio de 2008 (Declaración de 2009), últimos datos que podemos disponer, la asignación tributaria de los españoles a favor de la Iglesia Católica fue de un 34,31%, más de 7 millones de contribuyentes”.

Según afirma el vicario general, estos ingresos “suponen para la financiación de la Iglesia en torno al 25% de los recursos que necesita para realizar su misión”. El resto del dinero “lo recibe de las aportaciones voluntarias de los fieles, a través de distintos procedimientos”.

Desde la Iglesia se anima “a los católicos en general, a las personas de buena voluntad en particular y a cuantos confían en la labor de la Iglesia, a poner la X a su favor, o en las dos casillas, la de la Iglesia Católica y la de otros fines sociales”.

Juan Luis Martín también aprovecha su misiva para poner algunos ejemplos cuantificables de la Diócesis de Zamora. Y recuerda que durante el año 2009 se han gastado en obras en templos y casas parroquiales un total de 1.414.999 €. En cuanto a celebraciones, además del servicio religioso diario y la atención personal y de grupos como catequesis, novios, pobres, etc., se realizaron 1.036 bautismos, 1.009 primeras comuniones, 558 confirmaciones, 376 matrimonios y 2.119 funerales.

Por otro lado, en Cáritas Diocesana, “verdadero termómetro de la crisis económica, la atención a los necesitados se ha duplicado en más del 50% en lo que llevamos de 2010 con respecto al año anterior; por ejemplo: durante el primer trimestre de este año, enero-marzo, se han atendido 1.180 familias, en la casa de acogida Madre Bonifacia se sirvieron 1.900 comidas y la atención a dicha casa supone un total de 25.000 € al mes”.

El vicario general no sólo se queda en estos datos cuantitativos, sino que alude a una realidad de fondo que no puede pasar desapercibida: el ejercicio de la fe cristiana “contribuye de forma decisiva al bien de la sociedad, pues genera cohesión, cultura, civismo y educación, favorece el desarrollo verdadero de las personas y de los pueblos y es fuente de valores como la solidaridad, la justicia, la verdad y la convivencia”.

Desde 2008, el sostenimiento de la Iglesia depende exclusivamente de los católicos y todas aquellas personas que reconocen la labor de la Iglesia. Quienes libremente quieran hacerlo pueden marcar la casilla de la Iglesia Católica en su Declaración de la Renta. Un 0,7% de sus impuestos se dedicarán así, sin coste adicional para el contribuyente, a la ingente labor que la Iglesia desarrolla. Este sencillo gesto no le supone a nadie ni pagar más, ni que le devuelvan menos y, además, en esas mismas condiciones, se puede marcar también, al mismo tiempo, la casilla a favor de “Otros fines sociales”.

jueves, 13 de mayo de 2010

Cáritas organiza un nuevo Curso de Empleadas de Hogar


Cáritas Diocesana de Zamora convoca un nuevo Curso de Empleadas de Hogar dirigido a mujeres de colectivos de riesgo o en situación de exclusión social, que comenzará el próximo 17 de mayo y se prolongará hasta el mes de julio, en la sede de su Centro de Formación y Empleo de la capital.

Zamora, 13/05/10. El programa de empleo de Cáritas Diocesana de Zamora vuelve a organizar una actividad formativa dirigida a mujeres en situaciones familiares y laborales difíciles, y a aquellas que se encuentran en riesgo o exclusión social. Esta vez se trata de un Curso de Empleadas de Hogar, enmarcado dentro del Programa Operativo “Lucha contra la discriminación 2007-2013”.

El curso tendrá lugar en el Centro de Formación y Empleo de esta organización católica (en la Plaza Santa María la Nueva, 2), y comenzará el próximo lunes 17 de mayo, para terminar el 13 de julio, con un horario de 9 a 14 horas.

Según explica el material que ha difundido Cáritas, “en los últimos años han sido muchas las mujeres que han acudido a las dependencias del Programa de Empleo de Cáritas, exponiendo las numerosas dificultades con las que se encuentran a la hora de acceder a un puesto de trabajo digno en el sector de Servicio doméstico”.

Entre estas dificultades, la responsable de este Programa, Mari Luz Fernández del Campo, señala: “trabajos sin contrato ni alta en Seguridad Social, con horarios muy extensos y multitud de tareas a realizar que se van incrementando con el transcurrir del tiempo, a pesar de que el salario, generalmente muy bajo, sigue siendo el mismo”.

A la veintena de mujeres que pueden participar se les formará para que presenten los mejores perfiles profesionales posibles, señala la directora del Programa de Formación y Empleo, “pero a cambio demandaremos de la sociedad zamorana que las ofertas que realicen en este sector tengan unos mínimos que contribuyan a dignificar esta profesión”.

Las interesadas pueden dirigirse al Centro de Formación y Empleo de Cáritas Diocesana de Zamora (Plaza Santa María la Nueva, 2; teléfono 980 531 041).

martes, 11 de mayo de 2010

Los jóvenes de Zamora, invitados a la oración la noche del sábado


El próximo sábado 15 de mayo habrá una iniciativa novedosa en Zamora: un encuentro de oración para jóvenes… por la noche. La capilla del Colegio “Divina Providencia” (calle La Reina) acogerá a las 23,30 horas el encuentro de oración “Adoremus”, organizado por el Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, y enmarcado en la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud de 2011.

Zamora, 12/05/10. En el contexto de los preparativos para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2011 de Madrid, el Secretariado de Pastoral Juvenil de la Diócesis de Zamora ha organizado un encuentro de oración para jóvenes el próximo sábado 15 de mayo con dos intenciones claras: “en primer lugar, favorecer un encuentro personal y comunitario con el Señor; y, además, poner en manos de Cristo los proyectos que hasta ahora van surgiendo de cara a los días previos a la JMJ en nuestra Diócesis, de modo que puedan tener el fruto esperado”.

Si la noche es un espacio propio de los jóvenes, desde la Pastoral Juvenil de la Diócesis se ha preparado este encuentro precisamente a las 23,30 horas del sábado 15, y en un lugar céntrico, cercano a los lugares de la marcha nocturna: la capilla del Colegio “Divina Providencia”, que regentan las Siervas de San José en la calle La Reina, junto a la Plaza Mayor.

Según explican los organizadores, “desde el convencimiento de que los jóvenes de nuestro tiempo poseen un corazón necesitado de paz, de sentido en la vida y de felicidad auténtica -aunque manifestado de distintos modos- el Secretariado ha pensado en una oración en la que directamente se ofrezca, sin rodeos, a Aquel que es el tesoro de la Iglesia y el único que puede colmar los grandes anhelos de cualquier persona y, por lo tanto, también de los jóvenes: Jesucristo”.

El encuentro de oración consistirá en la exposición del Santísimo, con fragmentos de la Biblia y cantos. La música será un componente fundamental, y para ello se contará con la presencia del Coro Diocesano, que lleva funcionando varios meses. Ya son varias las diócesis de nuestra geografía española que han incorporado este estilo de celebraciones a su pastoral juvenil. Un claro ejemplo de ello son Sevilla, Córdoba, Jaén, Murcia, Valencia, Madrid, Getafe o Alcalá de Henares. Resulta sorprendente la respuesta que en estos lugares se está dando por parte de los jóvenes.

Para la difusión de “Adoremus”, además de la información a los jóvenes que participan en las parroquias de Zamora, se ha hecho una campaña intensiva a través de las dos redes sociales que cuentan con más usuarios entre la población juvenil, Facebook y Tuenti. A través de ellas, más de 2.000 destinatarios han sido invitados. Se pretende que sea una convocatoria abierta, en la que puedan participar todos los jóvenes que lo deseen, tengan o no experiencia previa de oración, y formen parte o no de parroquias o grupos eclesiales.

De hecho, un rato antes de la oración algunos jóvenes invitarán por las calles, mediante la música, a participar en el encuentro. Una iniciativa novedosa para Zamora, calentando motores para la Jornada Mundial de la Juventud.

Los organizadores comentan que “la celebración tendrá como hilo conductor los cuatro signos principales de la Vigilia Pascual y de toda la Pascua que nos revelan distintos aspectos sobre Jesucristo: la luz, la Palabra, el agua y el pan y el vino. Profundizaremos en su significado mediante la escucha de la Palabra de Dios, con gestos y testimonios, que nos ayudarán a mantenernos en la oración”.

El sacerdote diocesano Teodoro García cumple 100 años


El próximo sábado 15 de mayo, el obispo de Zamora presidirá la Misa de acción de gracias por el centenario del sacerdote diocesano Teodoro García González, canónigo emérito de la Catedral, nacido en Cazurra en 1910 y ordenado presbítero en 1935. La celebración será en el Convento de Santa Clara de Zamora a las 13 horas.

Zamora, 11/05/10. El pasado 10 de mayo el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, señalaba en su homilía de la festividad de San Juan de Ávila que “un motivo más para nuestra alegría en este mes de mayo es el centenario de uno de nuestros sacerdotes”. Se refería a Teodoro García González, que el próximo viernes 14 cumplirá 100 años de vida.

Con este motivo, la Diócesis, junto con su familia, ha organizado una Misa de acción de gracias, que tendrá lugar en el Convento de Santa Clara (c/Miguel de Unamuno), justamente la comunidad de religiosas clarisas de la que fue capellán, el próximo sábado 15 de mayo a las 13 horas.

Teodoro García González nació en la localidad zamorana de Cazurra el 14 de mayo de 1910, y fue ordenado sacerdote el 15 de junio de 1935. Además de sus estudios en el Seminario San Atilano, se licenció en Sagrada Teología y en Derecho Canónico en la Universidad de Salamanca en 1944, donde también hizo cursos de doctorado.

Sus labores pastorales han estado vinculadas a diversas parroquias de la Diócesis. Comenzó como coadjutor y después regente y ecónomo de Peleas de Arriba y Casaseca de Campeán. Tras cinco años en estas localidades, en 1940 pasó a ser ecónomo de El Cubo del Vino y encargado de Mayalde, de donde cesó para los estudios en la universidad salmantina.

Al regreso de su etapa académica, fue ecónomo de Pajares de la Lampreana, y más tarde, en 1952, fue nombrado profesor de Religión y de Francés del Seminario Menor “San Luis y San Victoriano” de Toro, y padre espiritual del centro, tarea que simultaneó con la capellanía de las Clarisas de Toro.

En 1956 pasó a ser coadjutor de la Parroquia de San Frontis de la capital, y capellán del Ayuntamiento. Cuatro años después fue nombrado capellán de las Clarisas de Zamora, y en 1967 entró en el Cabildo Catedral como beneficiado. Ese mismo año comenzó a ser Promotor de Justicia y Defensor del Vínculo del Tribunal Eclesiástico Diocesano. En 1979, además, fue elegido miembro del Consejo Diocesano de Administración.

En 1981 fue nombrado canónigo de la Catedral de Zamora, cargo del que es emérito desde su jubilación en el año 1985. Actualmente vive en una residencia de ancianos de Toro.

Recientemente ha sido entrevistado en la hoja diocesana Iglesia en Zamora, y entre otras cosas señalaba: “me considero un sacerdote sencillo, que debe dar gracias a Dios por haber llegado a los 100 años en un estado de salud del que no puedo quejarme para mi edad”. Alegre por toda una vida de servicio, afirmaba que ha valido la pena: “hoy si tuviera que volver a empezar lo volvería a hacer”.

Don Teodoro, cura de 100 años: "el sacerdocio es vivir para Dios"


ENTREVISTA A D. TEODORO GARCÍA GONZÁLEZ

Fuente: Iglesia en Zamora nº 96 (25/04/10).

Autor: Enrique Rodríguez García


Teodoro García González (Cazurra, 1910), fue ordenado sacerdote en Zamora en 1936. Se licenció en Derecho Canónico en Salamanca, y comenzó su ministerio en la tierra del Vino, para pasar después al Pan, al Seminario Menor de Toro y a Zamora, donde fue canónigo de la Catedral.

- ¿Quién es don Teodoro García González?

- Ante todo me considero un sacerdote sencillo, que debe dar gracias a Dios por haber llegado a los 100 años en un estado de salud del que no puedo quejarme para mi edad.

- Usted fue formado en una manera concreta de ser sacerdote. ¿Cómo ve la evolución que ha tenido estos años la identidad presbiteral?

- Algunas cosas han cambiado, pero lo básico sigue igual, el sacerdocio sigue siendo una forma de servir a la Iglesia y a Dios, se trata de vivir para Dios. Hoy para los sacerdotes resulta más difícil conseguir que la gente no se aleje de la fe.

- ¿Cuáles han sido las grandes alegrías de su ministerio? ¿Por qué cosas, lugares o personas le da gracias a Dios?

- Puedo dar gracias a Dios por todo. Podría destacar como momentos que nunca olvidaré cuando canté misa, o también el reto de participar en la puesta en marcha del Seminario de Toro, y poder participar en la formación de tantos chicos, muchos de ellos hoy buenos sacerdotes. Cuando dejé el Seminario de Toro, el número de alumnos había ascendido ya considerablemente, me alegró mucho que aquello funcionara tan bien. También guardo muy buenos recuerdos de mi paso por las parroquias de los pueblos, donde a pesar del tiempo transcurrido me siguen recordando y demostrando su cariño.

- ¿Y las desilusiones o disgustos? ¿De qué se arrepiente, qué habría podido mejorar?

- Siempre hay momentos más difíciles, pero no he tenido ninguna desilusión notable. Sin embargo, uno siempre puede mejorar en casi todo.

- ¿Qué significó el Seminario en su vida?

- El Seminario es la semilla de mi sacerdocio, tengo buenos recuerdos especialmente de lo enriquecedor de la convivencia con los compañeros. Mi vuelta al Seminario ya siendo sacerdote fue en la puesta en marcha del Seminario Menor de Toro, donde estuve cuatro años. Recuerdo como anécdota que me nombraron profesor de francés sin haber recibido nunca clases de francés, pero con trabajo y la ayuda de Dios pude hacer frente, creo que bien, pues nadie se dio cuenta…

- ¿Cómo ve la Diócesis de Zamora en la actualidad?

- La salud y, sobre todo, la pérdida de la audición, me han alejado de la vida diocesana desde mi jubilación, pero sí que percibo que se progresa en dinamismo. Se prospera, pese a la reducción del número de sacerdotes, en las ganas e ilusión cada vez mayores que ponen cada uno de ellos.

- Para usted, desde su larga trayectoria sacerdotal, ¿qué es lo más importante en un cura?

- Lo más importante es el servicio al Señor, estar en contacto con Él.

- Después de tantos años, y mirando para atrás… ¿ha valido la pena?

- Después de tantos años, y vista la labor realizada, creo claramente que sí. Hoy si tuviera que volver a empezar lo volvería a hacer.

- Si ahora tuviera que animar a un joven que esté haciendo su discernimiento vocacional y valorando la posibilidad de ser sacerdote, ¿qué le diría?

- Primordialmente, que desprecie lo terreno y que siga la llamada del Señor. En esta sociedad, entre tanto ruido para los jóvenes se hace difícil escuchar al Señor, pero hay que tener valentía y saber oír y sobe todo escucharle y mantenerle presente en sus vidas.

sábado, 8 de mayo de 2010

Vendremos a él


FRANCISCO GARCÍA MARTÍNEZ

Domingo VI de Pascua – Ciclo C

“El Espíritu Santo os irá recordando…” (Jn 14, 23-29)

Estamos tan acostumbrados a hablar y a escuchar hablar de la bondad de Dios en los últimos tiempos que nos ha pasado como antaño oyendo hablar de la justicia de Dios, aunque al contrario. Si entonces Dios para ser justo se había convertido en poco menos que en un implacable y terrorífico perseguidor de pecadores para enviarlos de cabeza al infierno, hoy lo hemos convertido en poco menos que un oso amoroso que proporciona paz psíquica y afecto vivencial. Y todo porque dejamos crecer la vida de Dios en nosotros de forma salvaje sin amaestrarla con la vida de Jesús, que es su verdadero jardinero. La idea de Dios se convierte así en una planta carnívora que nos devora con miles de exigencias y culpabilidades o en una margarita con que adornar nuestros días para que den apariencia de bellos o tranquilos.

Jesús sin embargo nos ofrece una palabra que juzga a Dios en nosotros. Que dice cuando este Dios de nuestras vidas es verdadero o no. Solo quien se acerca a la Palabra de Dios que es Jesús mismo aprende a distinguirle poco a poco. Aprende a discernir su presencia en el mundo más allá de si a veces parece desaparecer. Aprende a discernir su exigencia que lo abarca todo, que lo pide todo, pero con una paciencia que acepta y asume nuestra fragilidad. Aprende a discernir cómo nace la vida eterna que Dios da en esta historia mortal que es la de cada uno de nosotros y de los nuestros.

«El que guarda mi palabra, mi Padre lo amará», dice Jesús, y no se trata de que Dios no nos ame de antemano, sino que este amor queda oculto y sin eficacia cuando cubrimos su presencia con imágenes falsas que, llenas de los prejuicios, están muertas para amar. Para encontrar el amor de Dios hay que acercarse a Jesús, a su Palabra, acogerla como la pronuncia con su vida y querer adaptarse a ella. De esta manera vamos siendo uno con Cristo y Dios irá manifestando su presencia de vida en nosotros para bien de todos.

No basta ya, si es que alguna vez bastó, con tener devoción al Cristo de mis amores, al de esta ermita, o de aquella cofradía o de mi pueblo. Hay que padecer a Cristo, hay que hacerse disponibles a los caminos que traza. Y no basta hacerlo de memoria, como si ya lo conociéramos, hay que dejarle espacio para que nos hable, hay que dejar espacio a la lectura o a la escucha del Evangelio. Si no Cristo será un amuleto tan inútil y falso como los que nos venden en las ferias. La palabra que hoy pronuncia Jesús es clara y dice así: «el que no me ama no cumple mis palabras», pero podríamos decir: «que nadie diga que me ama si no cumple mis palabras». Pues bien, el que tenga oídos que oiga.

La Opinión-El Correo de Zamora, 9/05/10.

Alicia "hace" pastoral juvenil


JOSÉ ALBERTO SUTIL

Tim Burton y Johnny Depp se han unido de nuevo para ofrecernos una deliciosa adaptación cinematográfica de esa fábula con mucha miga llamada «Alicia a través del Espejo». Aparte del mundo de fantasía y del derroche de imaginación, nos encontramos ante una historia con vocación de no deja indiferente al espectador. Y es una historia de vocación y con vocación, porque en el fondo pone a la protagonista, Alicia, y en ella al espectador, frente a la decisión de su vida, porque hay cosas que solo uno puede decidir. Hay dos opciones: o bien quedarse cómodamente encerrado en uno mismo mientras los demás sufren, o bien tomar partido aunque eso suponga caminar a ciegas hacia lo desconocido...

A veces los cuentos transmiten más verdad que un ensayo filosófico de muchas páginas. Por eso, ante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud el próximo año en Madrid, quizás no nos venga mal dejar que Alicia nos oriente sobre cómo «hacer» pastoral juvenil. Y pongo «hacer» entre comillas, porque ante todo se trata de dejar que el Señor «haga» a través de nosotros.

Alicia vuelve al país de las maravillas como por accidente, porque ve un conejo blanco con chaleco y reloj y no para hasta encontrarlo. ¿También nosotros somos capaces de interpretar los signos de los tiempos, de tomarnos en serio la urgencia de evangelizar el mundo juvenil? A lo largo de toda la película, Alicia se enfrenta a esa decisión de tomar partido y, al final, decide en consecuencia, y haciéndolo llega a ser la «verdadera» Alicia, forja su identidad. ¿Estamos también nosotros dispuestos a hacer opciones al respecto, individual y comunitariamente? En el país de las maravillas hay un lenguaje distinto, que a Alicia se le hace raro, pero, sin perder su propia identidad, acaba aprendiendo y hablando dicho lenguaje. ¿Estamos también nosotros haciendo el esfuerzo de escuchar el lenguaje juvenil -que, por definición, nos tiene que sonar extraño, iconoclasta, inconformista- para así intentar casarlo con el lenguaje del evangelio? Quizás no sea por casualidad que el «director espiritual» de Alicia en la película es un gusano de seda que muere para transformarse en una preciosa mariposa monarca de color azul eléctrico (¿resonancias de la resurrección?).

En un determinado momento de la película, Alicia llega a decir: «¡es imposible!». Y el sombrerero loco le responde: «solo si piensas que lo es». Alicia nos enseña que solo será imposible «hacer» pastoral juvenil si realmente pensamos que lo es. Si quieres unirte a Alicia y a todos nosotros para «hacer» pastoral juvenil, te esperamos el próximo sábado día 15, a las 23.30 horas, en la capilla del Colegio «Divina Providencia», junto a la Plaza Mayor. Tendremos una oración joven de noche e invitaremos a que se unan a cuantos jóvenes nos encontremos por el camino. ¿Imposible? Solo si piensas que lo es...

La Opinión-El Correo de Zamora, 9/05/10.

17 sacerdotes de Zamora celebran su aniversario de ordenación


El próximo lunes 10 de mayo, con motivo de la festividad de San Juan de Ávila, tendrá lugar en Zamora la Jornada Sacerdotal, en la que 8 sacerdotes celebrarán sus Bodas de Platino, otros 8 las Bodas de Oro y 1 las Bodas de Plata de su ordenación sacerdotal. La Jornada, presidida por el obispo, comenzará con la eucaristía y, tras una conferencia, concluirá con una comida fraterna en el Seminario San Atilano.

Zamora, 9/05/10. El próximo lunes la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Juan de Ávila, patrono del clero secular español. Con este motivo, la Diócesis de Zamora, al igual que otras muchas de España, ha organizado un año más la Jornada Sacerdotal, en la que se conmemorarán los aniversarios de la ordenación sacerdotal. Este año tiene un carácter especial, al enmarcarse en el Año Sacerdotal proclamado para toda la Iglesia por el papa Benedicto XVI, y que finalizará el próximo mes de junio.

Según el listado de homenajeados, celebrarán sus Bodas de Platino (60 años de ministerio) 8 sacerdotes que fueron ordenados en el año 1950. También son 8 los curas diocesanos que recibieron la ordenación sacerdotal en 1960, y celebrarán sus Bodas de Oro. En 1985 sólo inició su ministerio un sacerdote, que hará las Bodas de Plata.

Los actos programados para el lunes 10 de mayo comenzarán con la eucaristía que presidirá el obispo Gregorio Martínez Sacristán, y que será concelebrada por la mayor parte del clero diocesano, incluidos los sacerdotes que cumplen sus aniversarios respectivos de ordenación (y cuyo listado reproducimos al final de esta nota). Se celebrará en la iglesia de San Andrés a las 11 horas.

A continuación, el Salón de Actos del Seminario San Atilano – Casa de la Iglesia acogerá, a partir de las 12,30 horas, la conferencia “La Jornada Mundial de la Juventud, un reto para toda la Diócesis”, en la que el director del Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, Juan Carlos López Hernández, expondrá a los sacerdotes la hoja de ruta de preparación de este evento eclesial que se celebrará el próximo año en Madrid y que tendrá una fuerte repercusión en Zamora.

La Jornada Sacerdotal finalizará a las 14,30 horas con una comida de hermandad en la que los sacerdotes celebrarán festivamente los aniversarios de ordenación, en el comedor del mismo Seminario.


LISTADO DE ANIVERSARIOS DE ORDENACIÓN

De platino (60 años):

1. (1) Primitivo Gutiérrez Chimeno (04-03-1950)

2. (2) Francisco Fernández Matellán (18-06-1950)

3. (3) Juan Mateos Molinero (18-06-1950)

4. (4) Manuel Rosón Borrego (18-06-1950)

5. (5) José-Luis Gutiérrez Mazeres (20-06-1950)

6. (6) Vitaliano Alfageme Sánchez (20-08-1950)

7. (7) Horacio Pesquero Domínguez (20-08-1950)

8. (8) Pedro Fernández Vara (11-06-1950 — Diócesis de Astorga)

De oro (50 años):

9. (1) Gabriel Benavides Ferrero (02-04-1960)

10. (2) Nemesio Casado García (02-04-1960)

11. (3) Rufino de Castro Barrios (02-04-1960)

12. (4) Nazario Diego Iglesias (02-04-1960)

13. (5) Sotero Manso García (02-04-1960)

14. (6) A.-Tomás Osorio Burón (17-04-1960)

15. (7) Pablo Castaño Castaño (26-06-1960)

16. (8) Rogelio Prieto Girón (17-07-1960)

De plata (25 años):

17. (1) Manuel Iglesias Martín (28-12-1985)

viernes, 7 de mayo de 2010

La crisis, a estudio en unas Jornadas de Cáritas


Cáritas Diocesana de Zamora ha organizado unas Jornadas de Caridad, tituladas “Respuesta desde Cáritas ante la crisis”. Se celebrarán los próximos días 13 y 14 de mayo en la Casa de la Iglesia – Seminario San Atilano, y contarán con la presencia de dos expertos de Cáritas Española.

Zamora, 8/05/10. “Respuesta desde Cáritas ante la crisis” es el título escogido para las Jornadas de Caridad que ha organizado Cáritas Diocesana de Zamora, y que se celebrarán los próximos días 13 y 14 de mayo. El salón de actos de la Casa de la Iglesia – Seminario San Atilano acogerá esta convocatoria.

El jueves 13 de mayo se comenzará a las 11 horas con una oración, seguida de una ponencia orientada fundamentalmente a sacerdotes, y que tiene por título “Respueta a la crisis desde la Iglesia, desde Cáritas”. El ponente será Fidel García Gutiérrez, coordinador del equipo de acompañamiento a las Cáritas Diocesanas de Cáritas Española.

García Gutiérrez será también el encargado de pronunciar otra conferencia a las 20,30 horas, dirigida al público en general, y que se titula “Una mirada crítica a la realidad, creando futuro desde la gratuidad y la esperanza”.

El día siguiente, viernes 14 de mayo, tras la oración a las 10,15 horas, la coordinadora del área de análisis social y desarrollo de Cáritas Española, Ana Abril Fernández, comenzará su ponencia a las 10,30 horas sobre el “Nuevo modelo de Acción Social”. Será esta misma socióloga quien dirija, a las 16,30 horas, el trabajo del modelo de acción social, y las conclusiones de las Jornadas.

Por último, la iglesia de San Andrés acogerá a las 19,30 horas la celebración de la eucaristía que dará por finalizadas las Jornadas.

Está prevista una gran asistencia, ya que se convoca en primer lugar a los miembros de los grupos parroquiales de Cáritas, a los voluntarios y colaboradores de esta organización católica, y a los sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos en la pastoral social y caritativa.

Según explica el delegado episcopal de Cáritas Diocesana, Antonio Jesús Martín, “ha habido un incremento cuantitativo y cualitativo de las demandas, de las personas que acuden a Cáritas pidiendo ayuda”. Y además señala que hay un nuevo perfil de pobres en Zamora, que son “aquellas personas, sobre todo, que han perdido su empleo. No es sólo una cuestión económica, sino una cuestión que afecta a la propia estructura de la persona”.

Los demandantes de ayuda a esta institución eclesial en Zamora también han modificado su perfil en cuanto a la edad y el sexo, con un incremento de hombres que están acudiendo a Cáritas. “Y también la media de edad, si antes era gente mayor o muy joven, ahora hay más personas de mediana edad”, afirma el delegado episcopal.

El objetivo de estas Jornadas de Caridad es doble, según sus organizadores: información y formación. “Oímos hablar mucho de la crisis, pero a veces no sabemos muy bien de qué estamos hablando. Por eso desde Cáritas hemos querido también dar una respuesta informativa y que al mismo tiempo nos permita la reflexión, trayendo a especialistas de los Servicios Generales de Cáritas Española”. Y es que, como recuerda Antonio Jesús Martín, “la crisis va más allá de una crisis económica: es una crisis social, una crisis de valores… una crisis antropológica, en definitiva”.

jueves, 6 de mayo de 2010

Zamora celebra el sábado el XXVII Día del Monaguillo


El próximo sábado 8 de mayo, el Seminario San Atilano acogerá la celebración del XXVII Día del Monaguillo, al que acudirán niños y niñas de toda la Diócesis para tener un día de convivencia, de reflexión y de juegos en torno a esta institución.

Zamora, 6/05/10. Volverá a ser una jornada de convivencia, de diversión y de fiesta para los monaguillos que acudirán desde todos los rincones de la Diócesis al Seminario San Atilano, que es la institución que, junto con el Secretariado Diocesano de Pastoral Vocacional, ha organizado el XXVII Día del Monaguillo.

Aunque en menor cantidad que antes, por la disminución de la natalidad y de la población infantil sobre todo en los núcleos rurales, sigue habiendo un buen grupo de niños y niñas que ayudan a los sacerdotes en la liturgia de las parroquias. Esta jornada es una ocasión de reconocimiento y agradecimiento por parte de la Iglesia, que les propone también pararse a pensar sobre la vocación.

A las 11 horas comenzará la acogida en el patio del Seminario, y serán los alumnos de este centro los encargados de inscribir a los participantes. A continuación, a las 11,30 horas tendrá lugar un encuentro de oración en la iglesia de San Andrés. El resto de la mañana se dedicará, en primer lugar, a una proyección de tres mini-documentales “para trabajar la vocación desde la dimensión humana, cristiana y de respuesta específica”, y que comenzará a las 12 horas.

Además, a las 13,15 horas habrá una mesa redonda de experiencias titulada “Pon un cura en tu vida”, con la intervención de un sacerdote, una joven responsable de monaguillos, una madre de monaguillos y de sacerdote, y una religiosa Sierva de San José.

Después de la comida de bocadillo, a las 15,30 horas comenzará la gymkhana de juegos, que terminará a las 17 horas con la entrega de medallas y un helado para los monaguillos y sus acompañantes (párrocos, catequistas, monitores y padres).